09 ago 2020

Ir a contenido

Gente corriente

«La vida es un chiste cósmico, una mentira virtual»

Ananda Das nació en el seno de una familia espiritual de la India, vive en Olot y difunde la práctica del yoga de la risa

Gemma Tramullas

«La vida es un chiste cósmico, una mentira virtual»

Joan Castro ICONNA

Está convencido de que en el mundo se está produciendo una llamada masiva al despertar espiritual. Ananda Das es profesor de kundalini yoga y de yoga de la risa, da conferencias y talleres en Europa y Asia, pero tiene la base en Olot, donde vive su hija.

-Vive en Olot pero nació en la India. Nací en Delhi, en una familia espiritual. Mi madre me dio el nombre de Amit, que significa «el que acompaña». Ella meditaba, sanaba a las personas y dedicó su vida a buscar su propia liberación. Su vida fue un ejemplo para mí. ¿Qué otra cosa puedes ofrecerles a tus hijos sino que sean conscientes?

-¿Amor? Consciencia y amor van juntos. El amor verdadero viene de la consciencia, que está libre de necesidades, inseguridades y egoísmo.

-¿Cuándo inició su propia búsqueda? A los 20 años me fui de casa, dejé el negocio familiar y empecé a viajar. Vivía en la naturaleza, una vida de completa espontaneidad, sin planes, sencillamente siendo.

-Suena como un hippy. Yo diría más bien buscador espiritual. Todos estamos buscando pero pocos son conscientes de qué están buscando realmente. Buscamos amor, seguridad, algo que nos dé paz pero no buscamos en el lugar correcto.

-¿Y dónde está ese lugar? La paz no tiene que ver con lo que ocurre en el mundo exterior; la paz está en el interior.

-Entre tanta oferta de yoga, ¿cómo distinguir la verdadera espiritualidad de la falsa? La verdadera espiritualidad es excepcional. Muy pocos individuos valientes han escogido enterrar su personalidad y vaciarse para llegar a ser uno con todo (yoga significa «unión divina»). Pero lo más importante no es buscar un buen maestro de yoga o una técnica, lo más importante es que la persona tenga ese fuerte anhelo de averiguar quién es realmente. Buda dijo: «No has venido aquí para cambiar el mundo ni para cambiar a nadie, sino para despertar».

-Todo esto suena muy serio y yo venía a hablar del yoga de la risa. Son preguntas esenciales y denotan importancia, pero no seriedad. Estamos hablando de encontrarse con uno mismo y de encontrar la paz, ¿cómo podría eso ser serio? De hecho, es lo menos serio que hay. ¡Pero si los Budas siempre sonríen!

-Es cierto. La paz es la renuncia a toda seriedad. Cuando tienes que levantarte temprano y trabajar ocho horas para alimentar el sistema, cuando no tienes tiempo para estar con tus hijos, ni con tus amigos ni contigo... ¡Eso es serio! Y la seriedad crea tensión. Pero cuando realmente entiendes lo que pasa, no puedes hacer otra cosa que reírte.

-¿Está diciendo que la vida es un chiste? ¡Sí! La vida es un chiste cósmico pero solo cuando empiezas a despertar en él y a distanciarte de esta mentira virtual. Si vives identificándote totalmente con esa mentira, te sentirás triste y desgraciado.

-¿Cómo funciona el yoga de la risa? -En el yoga de la risa nos reímos sin motivo aparente, nos reímos de nosotros, de nuestros pensamientos, de nuestros hábitos. Despues de reírte conscientemente durante una hora de la persona que crees que eres, te has vaciado completamente, no hay mente, no queda nadie, solo un espacio de belleza y serenidad. Entonces alcanzas el punto de meditación sin esfuerzo. Cuando eres capaz de reírte conscientemente, te liberas. [Más información: www.anandadasyoga.com]

-¿Alguna idea para practicar en casa? Cada mañana cuando se levante mírese al espejo y ríase durante cinco minutos de esa imagen con la que se siente tan emocionalmente vinculada y tómese un rato al día para estar interiormente en silencio.