Ir a contenido

Storify | Votar desde el extranjero, misión imposible

El caos vivido en las elecciones desde la reforma del 2011 impulsa iniciativas que piden el fin del voto rogado

El caos del voto por correo de los expatriados tiene muchas causas. Algunas veces se debe a los problemas derivados de la reforma del 2011; en otras ocasiones, a la lentitud de la burocracia, a negligencias de funcionarios (y también a olvidos de los interesados) o a las enormes distancias entre consulados y embajadas y algunas ciudades. Hay historias de diplomáticos que no funcionan y, por el contrario, de legaciones diplomáticas que sí hacen bien su trabajo.