Ir a contenido

PERIODISMO CON EL CIUDADANO

Roger Caballero: "El 27-S tuve la suerte de poder viajar para votar"

Este ingeniero de 33 años y residente en Vancouver, explica en un vídeo las dificultades de los trámites para poder votar por correo

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Roger Caballero desde Vancouver (Canadá).

El caos del voto por correo de los expatriados tiene muchas causas. Algunas veces se debe a los problemas derivados de la reforma del 2011; en otras ocasiones, a la lentitud de la burocracia, a negligencias de funcionarios (y también a olvidos de los interesados) o a las enormes distancias entre consulados y embajadas y algunas ciudades. Hay historias de diplomáticos que no funcionan y, por el contrario, de legaciones diplomáticas que sí hacen bien su trabajo.

Roger Caballero, ingeniero de 33 reside en Vancouver (Canadá). Explica que pudo votar en las últimas elecciones europeas y en las municipales porque inició su contrato laboral en Canadá el pasado junio. "Hasta entonces, residía en el Vendrell (Tarragona). Para las autonómicas del 27-S tuve la suerte de que, por motivos de trabajo, la semana siguiente a las elecciones tenía un viaje a Francia y aproveché para volar a Barcelona y votar", explica. Él tuvo suerte, su mujer en cambio, no pudo desplazarse y se quedó sin votar. 

¿Su problema? "En Vancouver todos los consulados están en la zona atlántica (Ottawa, Toronto y Montreal) y aún no hemos podido hacer el registro como expatriados.Son cinco horas de vuelo y hacerlo a distancia es bastante complicado", asegura.

Roger es un testimonio entre las decenas de historias de españoles expatriados que hemos recibido en Entre Todos. Si quieres contarnos tu historia con el voto desde el extranjero, puedes hacerlo en Entre Todos.