Ir a contenido

PERIODISMO CON EL CIUDADANO

Candela Valle : "Esta vez cogeré un avión e iré a casa"

Esta periodista gallega de 25 años, podía votar en mayo para elegir al alcalde de Belfast, donde reside, pero no al de Ourense

JUDIT LECHÓN

Candela Valle, periodista gallega de 25 años en Belfast, donde reside y desde no pudo ejercer su voto por correo el 27-S.

Candela Valle, periodista gallega de 25 años en Belfast, donde reside y desde no pudo ejercer su voto por correo el 27-S. / EL PERIÓDICO

El pasado mes de mayo, Candela Valle podía ejercer su derecho al voto como residente en Belfast en las elecciones municipales celebradas en Irlanda del Norte. En cambio, por esas mismas fechas esta periodista gallega de 25 años no consiguió votar para elegir al alcalde de su ciudad, Ourense. Como no ha podido hacerlo en ninguno de los comicios celebrados en España desde que, hace dos años, optó, como tantos jóvenes, por labrarse un futuro en el extranjero. De modo que, cara al 20-D, ha decidido tomarse unos días libres y volver a casa: "Estas elecciones son demasiado importantes para no pronunciarse", afirma.

Candela ve "llamativo" el hecho de que pueda votar en Belfast, donde solo se le piden tres meses de residencia, y en cambio tenga que afrontar "tantas trabas" para hacerlo en su país de origen. Para poder votar hay que registrarse en el censo, y para ello no hay otra fórmula que presentarse personalmente en un consulado español. En Irlanda del Norte no lo hay. Al pertenecer este territorio al Reino Unido, el consulado más cercano al que pUede acudir es el de Edimburgo, en Escocia. Un desplazamiento costoso, en tiempo y dinero, que no se puede permitir. 

Abstención forzosa

Ante las municipales de mayo, Candela contactó con el consulado de Edimburgo, donde le dijeron no tener constancia de la situación de los residentes en Irlanda del Norte y no le dieron otra solución que desplazarse. 

En esa ocasión acabó resignándose a su abstención forzosa, pero cara a las elecciones generales no va a dejar que ocurra lo mismo: "Me niego a que esto me vuelva a suceder. Por eso mi intención es pedir días de vacaciones para irme a casa y votar", explica. "Es vergonzoso que para poder ejercer mi derecho a voto tenga que pedir días libres en el trabajo, comprar billetes de avión y recorrer cientos de kilómetros. Pero, sin duda, antes que hacerlo para ir a Escocia a tramitar papeleo, prefiero invertir mi tiempo y mi dinero en ir a casa y aprovechar para ver a mi familia también", añade. 

Para esta joven, no es comprensible que el Gobierno español no actúe para que los residentes en el exterior puedan votar sin trabas. O sí: "Creo que esto no se resuelve porque el Gobierno español teme que los votos del extranjero sean perjudiciales para el Partido Popular",  dice Candela, muy crítica con un Ejecutivo «que presume de que bajan las cifras de paro, pero aquí siguen llegando españoles todos los días. Y los españoles residentes fuera del país no existimos para el Gobierno".

Y es que ella forma parte del colectivo de jóvenes que han decidido irse en busca de un futuro que España no les ofrecía. Cuando acabó la carrera de periodismo en Ourense, la Diputación le concedió una beca para estudiar inglés durante dos semanas en Belfast, y decidió quedarse y trabajar como 'freelance'. Dentro de poco se le acaba un contrato temporal, pero su intención es buscar otro empleo en su nueva ciudad. Ni hablar, de momento, de volver a España, aunque sí tiene la intención de regresar "algún día, con una oferta de trabajo digna". Una posibilidad que hoy por hoy ve lejana.

Si quieres eres español residente en el extranjero o simplemente quieres opinar sobre este tema, ponte en contacto con Entre Todos