29 nov 2020

Ir a contenido

HACEMOS PERIODISMO CONTIGO

"Franco es una vergüenza para España"

Pau Ventosa, alumno de primero de Bachillerato del IE Costa i Llobera, explica en una redacción su visión del franquismo

PAU VENTOSA

Algunos de los alumnos del Instituto Escuela Costa i Llobera que han escrito unas redacciones sobre el franquismo con motivo del 40º aniversario del muerte del dictador.

Algunos de los alumnos del Instituto Escuela Costa i Llobera que han escrito unas redacciones sobre el franquismo con motivo del 40º aniversario del muerte del dictador.

Lo conocemos popularmente como Franco, pero su nombre completo fue Francisco Franco Bahamonde. Hijo de una familia andaluza, y con dos hermanas y dos hermanos. Su madre, María del Pilar Bahamonde, le transmitió unos valores que, a lo largo de su vida, fueron de gran importancia. Por el contrario, su padre Pardo de Andrade era alcohólico y para Franco, una vergüenza.

En aquella época la colonia que España tenía en Cuba cayó y con ella gran parte del espíritu nacionalista español. Franco se graduó en la Academia Militar de Toledo y por allí comenzó su carrera militar. Al principio, fue humillado por su aspecto físico (delgado pequeño) pero esto para Franco no supone ningún muro, ya que reprime sus sentimientos y sigue adelante con su lucha por la patria. En esta carrera, tenía ya 4 valores fundamentales implantados: "Deber, honor, valor y patriotismo".

Poco a poco fue subiendo de rango hasta que fue enviado al norte de África, a Marruecos, para formar parte del protectorado en África prolongando así la guerra del Rif contra los marroquíes. Franco se toma su lucha muy serio, gracias a su disciplina y "valentía". Esto finalmente le merece un ascenso convirtiéndose en el comandante más joven hasta entonces del Ejército Español.

Mi abuela aún me cuenta historias de cómo Franco atemorizó a toda la familia, una familia republicana y de ideología socialista, de cómo envió a mi bisabuelo a prisión

Mientras, en España la monarquía cae y se implanta una República. Para Franco esto era una aberración en el sistema de gobierno. No creía en la democracia, sólo en el totalitarismo.

Sin embargo, en 1933 el triunfo de la derecha vuelve a cambiar las papeletas en el juego de gobierno, y se implanta un nuevo partido llamado CEDA. Las diferentes conductas que este partido defendía y su posicionamiento fascista provocó el levantamiento de grupos de la izquierda. El más importante fue el de Asturias, donde una gran cantidad de mineros se declararon en huelga y asaltaron buena parte de edificios públicos. Para "solucionarlo" el gobierno de derechas envió a Franco a suavizar la situación en Asturias. El resultado fue escalofriante: 2.000 mineros muertos. Por este hecho la izquierda lo bautizó como "El carnicero de Asturias"

Poco después unas elecciones en 1936 vuelven a poner al frente del Gobierno el Frente Popular.

La tensión estaba presente en el ambiente en todo el territorio de España. Las conspiraciones contra el gobierno aumentaban, y la idea de un golpe de Estado cada vez era más presente. Sólo faltaba el momento y la persona. Esta fue Franco.

La represión, las muertes, la angustia y el sufrimiento que viene después de este golpe de Estado ya las conocemos todos.

Franco es una vergüenza para España. Fue un hombre que hizo un gran daño a todo el territorio de España. Sus víctimas fueron múltiples y el miedo que creó fue inmenso.

Mi abuela aún me cuenta historias de cómo el dictador atemorizó a toda la familia, una familia republicana y de ideología socialista. Me cuenta, indignada, cómo Franco envió a su padre (mi bisabuelo) a prisión.

La libertad. Robada, rota y desmenuzada por un hombre que ni siquiera la conocía. Un hombre conservador y cerrado de mente, un hombre apático, cruel y sin escrúpulos, un dictador.

Franco fue un hombre conservador y cerrado de mente, un hombre apático, cruel y sin escrúpulos, un dictador

Pero, ¿sabéis lo que es más grave? Que tenía tras de sí un gran colectivo que lo seguía. No entiendo cómo la radicalización de una sociedad puede llegar al extremo de seguir a un monstruo. ¿Por dinero? ¿Estatus de vida? ¿Trabajo? Ya os podéis quedar todo esto, a mí dejadme con la libertad.

Por suerte la esperanza aún existía y seguirá existiendo mientras una parte del pueblo grite.

Dice Martin Luther King: "La libertad nunca es entregada voluntariamente por el opresor: debe ser exigida por el reprimido"

Si quieres comentar o debatir sobre este artículo, puedes hacerlo en Entre Todos.