30 oct 2020

Ir a contenido

HACEMOS PERIODISMO CONTIGO

"No hay que olvidar la represión del franquismo"

Maria Latorre, alumna de primero de Bachillerato del IE Costa i Llobera, explica en una redacción su visión del franquismo

MARIA LATORRE

Algunos de los alumnos del Instituto Escuela Costa i Llobera que han escrito unas redacciones sobre el franquismo con motivo del 40º aniversario del muerte del dictador.

Algunos de los alumnos del Instituto Escuela Costa i Llobera que han escrito unas redacciones sobre el franquismo con motivo del 40º aniversario del muerte del dictador.

Siempre hemos oído hablar del franquismo, y siempre hemos sabido que fue una vergüenza para nuestra historia, algo tabú que hemos querido borrar de nuestras memorias y que solo hemos querido conservar para evitar que se volviera a suceder . La teoría nos la sabemos al dedillo; ¿Cuántas personas, si les preguntas, te sabrán decir en qué consistió el franquismo? Posiblemente entre un 80% y un 90% de la población española te dará una definición casi perfecta de lo que ocurrió en ese periodo. ¿Pero saben realmente lo que están diciendo? ¿Se han parado a pensar y a reflexionar sobre los hechos? ¿O simplemente se han dejado persuadir por los medios, formando sus opiniones en base a lo que han oído?

Todos sabemos que el franquismo fue una larga dictadura, impuesta a la fuerza tras un golpe de estado militar contra el gobierno de la II República, provocando a su vez una trágica guerra civil, y personificada en la figura del general Francisco Franco, que se hizo con todos los poderes del Estado español hasta su fallecimiento, en 1975; pero muy posiblemente nunca nos hemos parado a pensar qué significa esto realmente, si se podría haber evitado o qué habríamos hecho nosotros en aquella situación.

Definir un término, un hecho o un periodo de nuestra historia no es muy complejo; hoy en día estamos rodeados de medios de comunicación a través de los cuales nos podemos informar, pero lo que realmente deberíamos hacer es aprender a crear nuestra propia opinión, formarnos una base, una idea y unos argumentos que la expliquen y demuestren a partir de esta información que buscamos y retenemos en nuestra memoria.

Es muy sencillo saber que una de las características de la dictadura fue la represión que ejercieron las autoridades franquistas que explica, a su vez, la huida hacia el exilio de cientos de miles de personas, pero ¿nos hemos puesto alguna vez en la piel de todos aquellos exiliados? ¿Hemos pensado cómo se sintieron o cómo sufrían sus familias? ¿El miedo, pobreza o impotencia que llegaron a sentir estas personas?

El franquismo se caracterizó por el miedo, la represión política y social, el control ideológico y moral de la población y la pobreza y la falta de libertades y derechos humanos más elementales, permitiendo al gobierno, entre otras cosas, perseguir la lengua y la cultura catalanas y reducir a la nada los derechos sindicales y laborales de la clase trabajadora.

Cruel, insensible, frío, violento y despiadado debió de ser aquel que en su momento prohibió la libre expresión de todo un pueblo

Cruel, insensible, frío, violento y despiadado debió de ser aquel que en su momento prohibió la libre expresión de todo un pueblo, el que clausuró las instituciones culturales, abolió la Generalitat, el Parlament y el Estatut de Autonomía, quien prohibió la publicación de libros en la lengua catalana y el que hizo desaparecer el catalán de todos los organismos públicos castellanizando la escuela, el cine, la radio y la prensa. Cruel fue el que amenazó a la población, quien reprimió su control ideológico y moral, el que redujo los derechos de la clase trabajadora y el que privó a la población de su libertad y de sus derechos.

¿Se podría haber evitado el miedo, la inseguridad, la preocupación y la angustia que sufrió la población a lo largo de ese periodo tan oscuro? ¿Se podría haber llegado a donde se ha llegado a través de otro camino que no fuera la dictadura? ¿Se podría haber gobernado un Estado por medio de otras actuaciones? Todas estas son las preguntas que nos debemos hacer aunque sabemos que probablemente nunca serán contestadas de una única manera. La respuesta no es más que una mezcla de opiniones formada por los diferentes conocimientos que todos y cada uno de nosotros hemos adquirido, por la mezcla de nuestras culturas y por la mezcla de nuestros sentimientos.

De este modo, en una futura generación, el franquismo estará presente, al igual que todas las otras dictaduras de nuestra historia, como un hecho del pasado. El franquismo será recordado, será hablado y será argumentado como un pasado histórico que no se puede dejar sólo en pasado sino que se debe mantener en la memoria de todas aquellas personas que, al igual que nosotros actualmente, nunca desearían a nuestro pueblo volver a pasar por una dictadura como la franquista.

Si quieres comentar o debatir sobre este artículo, puedes hacerlo en Entre Todos.