Ir a contenido

BUZÓN CIUDADANO

Acacias destruidas

Tres 'Sophora Japonica' taladas en la plaza de la Farga corrían el riesgo de derrumbarse

PAULA PÉREZ / BARCELONA

En la plaza de la Farga se han talado tres acacias japonesas, un árbol también conocido bajo el nombre de Sophora japonica. Los vecinos se quejaron a través del Centre Social de Sants, la Comissió de Veïns de la Bordeta y la plataforma L’Ajuntament t’escolta. Finalmente, Rosa Pomareda escribió a Entre Todos en nombre de los vecinos. Querían saber por qué.

Desde Parcs i jardins, el organismo municipal que se dedica a la creación y conservación de los espacios verdes en Barcelona, confirman que en esta plaza del distrito Sants-Montjüic se ha llevado a cabo la tala de estas tres acacias. También "se ha hecho poda de reducción de otros cinco Sophora en cumplimiento del plan de riesgo", explican. Los operarios de Parcs i Jardins vigilan el estado de los árboles de Barcelona regularmente. Se establece de manera interna un plan de control de los riesgos, formado por los protocolos, las tipologías de actuación y la cronología, entre otros aspectos. Todo esto para controlar que los árboles estén sanos en todo momento.

La operativa que se sigue suele ser la siguiente: cuando los técnicos detectan un riesgo, toman en conjunto una decisión para evitar que se produzcan peligros para los ciudadanos y para otros árboles. Existen diferentes indicativos en los árboles que ellos observan para sentenciar si están en peligro de riesgo o no. Por ejemplo, la detección de una plaga, enfermedad o deterioros por causas naturales a causa de una tormenta. Al final de cada estación, se hace el seguimiento de qué árboles se han cortado y se planifica si se volverán a plantar o no, fase en la que se encuentran actualmente.

PODREDUMBRE

En este caso, los técnicos han detectado que los árboles "presentaban podredumbres importantes y riesgo de derrumbe". Rosa argumenta que consultaron a una bióloga que no los veía mal. La respuesta del Ayuntamiento ha sido que son técnicos profesionales científicos los que se dedican a esto. Ellos cuidan a diario los espacios verdes de la ciudad, por lo que conocen muy bien todas las especificaciones. En cambio, afirman, los biólogos no saben con detalle la situación del árbol y por lo tanto no pueden establecer un diagnóstico acertado.

Envíanos una denuncia aquí