Restricciones tras las fiestas

Aluvión de cancelaciones en el turismo rural por el nuevo confinamiento en Catalunya

Gran afluencia de visitantes en la Fageda d’en Jordà (La Garrotxa) durante la Semana Santa 2021.

Gran afluencia de visitantes en la Fageda d’en Jordà (La Garrotxa) durante la Semana Santa 2021. / Oriol Clavera

Se lee en minutos

El Periódico

El sector turístico catalán se enfrenta a un nuevo bache tras el nuevo confinamiento comarcal aprobado por el Procicat que entra en vigor la medianoche de este jueves. Desde que el miércoles se anunciaran estas nuevas restricciones, las casas rurales y los cámpings han recibido un aluvión de cancelaciones que podrían hacer cerrar a la mayoría de establecimientos turísticos hasta nuevo aviso.

Según Montserrat Coberó, de la Confederación Catalana de Agroturismo y Turismo Rural, el sector seguía recibiendo reservas para el verano y los fines de semana de los próximos meses tras la buena ocupación que han registrado los hosteleros durante la Semana Santa.

Vuelven a echar el cierre

"Nada más anunciar el nuevo confinamiento comarcal empezaron las cancelaciones", ha declarado Coberó. La representante de Turalcat también ha añadido que gran parte del turismo rural se verá obligado a volver a cerrar, ya que no es común que las casas rurales acojan a visitantes de la misma comarca.

Por su parte, el presidente de la Federación Catalana de Cámpings, Miquel Gotanegra, lamenta que el nuevo confinamiento perimetral les haya "roto todos los planes".

Como él mismo declara, entre el 40% y el 50% de los cámpings catalanes habían abierto en Semana Santa. Sin embargo, la mayoría se plantea volver a cerrar, ya que este tipo de establecimientos turísticos tienen "muy complicado" funcionar solo con gente de la propia comarca.

Esperan soluciones para verano

Te puede interesar

Para Gotanegra, la estructura de los cámpings es demasiado compleja para seguir abriendo y cerrando intermitentemente, y ha achacado este "importante problema" a una "total falta de planificación" por parte de la Generalitat, a la que ha pedido que agilice la vacunación para que se pueda reactivar el turismo cuanto antes.

Las vacaciones de Semana Santa han demostrado, según Coberó, que la gente "tiene muchas ganas de salir". La representante de Turalcat también ha expresado que espera que la situación mejore cuanto antes para volver a abrir de cara al próximo verano, tras que la mala temporada estival del año pasado.