06 ago 2020

Ir a contenido

OPORTUNIDAD CIUDADANA

5 ideas para disfrutar de la Barcelona sin turistas

El Periódico

El Park Güell sin turistas vuelve a ser un espacio para los vecinos de Barcelona. 

El Park Güell sin turistas vuelve a ser un espacio para los vecinos de Barcelona.  / FERRAN NADEU

La ausencia de turistas ha cambiado el paisaje de BarcelonaEspacios que antes del covid-19 estaban abarrotados, casi secuestrados, por los foráneos, lucen ahora casi como antaño, es decir, como antes de que la ciudad se convirtiera en plaza turística de pro. Poco a poco los barceloneses van recuperando lo que en su día fue su hábitat natural. Hay que aprovechar la oportunidad mientras dure. Así que ahí van cinco propuestas para saborear la ciudad sin agobio foráneo.

La Rambla

Caminar por La Rambla es casi obligado. Es verla con ADN barcelonés. Ni hordas de turistas ni inmensas jarras de sangría, solo autóctonos saboreando lo que en su día fue el paseo por excelencia de Barcelona. Tranquilidad en familia sin sortear paseantes con el bañador de la playa aún húmedo. 

El Museu Picasso

El centro dedicado al pintor español más universal bien vale una visita sin agobios ni salas repletas de picassianos venidos de allende de los mares. El centro, creado por expreso deseo de Picasso, custodia la obra de formación del genio. Abre de martes a domingo y de 11 a 21 horas. Hasta el 30 de junio el Museu hace extensible la tarifa reducida a todas las personas que accedan a un precio único de 7 €. Si se quiere más diversidad artística, también el MNAC ha abierto puertas con un horario excepcional: de miércoles a domingo, de 10 a 20 horas, con una oferta 2X1 de apertura y una entrada general a 12 euros. Ahí está la posibilidad de disfrutar del Pantocrátor de Taüll sin exceso de feligreses.  

Park Güell

Increíble pero cierto el Park Güell vuelve a ser público y de los barceloneses. Sus vecinos, acostumbrados hace décadas a merendar y pasear por el espacio fueron expulsados por los más de tres millones de turistas que lo visitan cada año. Hubo que poner entrada de pago para regularlo. Ahora la entrada es gratuita y el espacio no acumula marabuntas. Desde las 7,30 hasta las 20,30. Desde que vuelve a estar abierto es posible ver la sala hipóstila sin apartar palos ‘selfie’.

Entretodos

¿A qué lugar de Catalunya tienes muchas ganas de ganas de ir?

Explícanos el destino turístico, rincón, bar o comercio a donde irás en cuanto la desescalada lo permita

La Barceloneta

El barrio pesquero de Barcelona vuelve a ser de sus vecinos. Poco a poco el aroma de antes, a café y tostadas, va ocupando las estrechas calles que antes de la pandemia hedían a orines. Los niños vuelven a correr por las plazas, los vecinos toman el fresco en la acera y, además, reconquistan sillas en los bares que ya no están abarrotados de turistas. 

Palau Güell

El martes vuelve a reabrir el Palau Güell el menos conocido por los barceloneses de los edificios firmados por Gaudí y en cambio, el mejor conservado. Las visitas del que fue hogar del conde Güell siempre son en grupos reducidos para poder disfrutar del espacio y, encima, la entrada es asequible: 5 euros si se muestra el carnet de bibliotecas.