GUÍAS ANTE EL COVID-19

Golf: Una vuelta descafeinada al green

El nuevo protocolo de Sanidad reduce a 4 las personas por partida, que apenas podrán tocar la bola y deberán arreglar los bunker con los pies

Vecinos de Solsona jugando una partida en el campo de Golf Ribera Salada de Lladurs.

Vecinos de Solsona jugando una partida en el campo de Golf Ribera Salada de Lladurs. / RAMÓN GABRIEL

3
Se lee en minutos
Julia Camacho
Julia Camacho

Periodista

ver +

Quienes pensaban que el green permitiría mantener la vieja normalidad por aquello de jugarse en grandes espacios al aire libre, se equivocaba. Los campos de golf empiezan a abrir ya sus puertas en aquellos territorios en fase 1, pero la dinámica a la que obliga el protocolo de Sanidad ante el coronavirus hace que el regreso de los deportistas sea cuanto menos descafeinado. No podrán tener apenas contacto con la bola o el banderín del hoyo, deberán reponer el bunker con los pies y acudir, ya equipados, sólo cinco minutos antes y directos al campo de juego.

Éstas son algunas de las recomendaciones de catálogo de recomendaciones aprobado por el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), que ha tenido muy en cuenta las propuestas lanzadas por el mundo del golf. Un deporte que, por sus propias características, ya auguraba una vuelta segura ante la amenaza del coronavirus dado que es fácil mantener evitar el contacto y mantener la distancia social en el campo. Y cuyos 273.000 aficionados federados (es el cuarto deporte español en número de licencias) esperaban con impaciencia las medidas para volver a uno de los 400 campos repartidos por todo el territorio español. El golf genera cada año 2.500 millones de euros y 30.000 empleos directos e indirectos gracias al, de media, 1,4 millones de turistas que eligen nuestro país para practicarlo. Según la Federación, España es primer destino de golf de los países europeos, y también el primer destino de turismo internacional de golf a nivel mundial.

De momento, al igual que en otras actividades comerciales u hosteleras, se recomienda controlar el aforo y promover tanto la reserva como el pago de los greenfees de modo online o mediante sistemas contactless. De la misma manera, las recomendaciones siguen siendo facilitar por las instalaciones el uso de soluciones desinfectantes, agua y jabón para lavarse las manos tanto a los usuarios como a los empleados. Asimismo, se recomienda ventilar al menos una vez al día las distintas áreas del campo. El club de golf sólo podrá abrir la casa club para el acceso a los hoyos o a la tienda, pero no el salón social.

¿Cómo serán las partidas de golf?

Las recomendaciones sanitarias apuntan a que los jugadores tendrán que vestirse con la ropa adecuada para el juego en casa, dado que no podrán hacer uso de los vestuarios. “Deberán acudir directamente al tee 1 cinco minutos antes de la salida”, especifica el protocolo sanitario. Las partidas incluirán un máximo de cuatro personas, por lo que se entiende que la presencia de los caddies queda excluida o limitará el juego a solo dos golfistas. Todos ellos mantendrán las distancias de seguridad a lo largo del recorrido.

En el campo de prácticas, se mantendrá también la distancia entre cada jugador, incluso para las clases, y se insta a higienizar periódicamente todos los elementos.

Documento

Protocolo covid-19 en los campos de golf

Protocolo covid-19 en los campos de golf

¿Qué material podrán llevar?

Los buggies para moverse por el campo serán de uso individual o familiar, y se desinfectarán antes y después de cada uso, al igual que los carritos manuales o eléctricos. Eso sí, está prohibido usar los limpiabolas, fuentes o bancos, por lo que los deportistas tendrán que ir pertrechados de agua, así como su propio espray de limpieza de bolas, cepillos para sacudir la suciedad y paños para secar las bolas.

¿Cómo se rehace el bunker tras un golpe?

El paso por la zona de arena se antoja complicado, por cuanto los clubes deberán evitar los rastrillos. Así, los jugadores deberán reponer la arena como puedan.

Cuidado con la bola

La normativa reduce al mínimo el contacto con la bola. Es más, los hoyos deberán disponer de un mecanismo para que la bola no se vaya al fondo, y se recomienda no recogerla con la mano, sino con algún accesorio. Tampoco está recomendado retirar o tocar el banderín del hoyo.

Noticias relacionadas

Al terminar, directo a casa

El protocolo de Sanidad se muestra muy claro. Una vez concluida la partida, nada de entretenerse a limpiar los zapatos, palos o bolas, ya que hay que ir directos del campo al parking.