Entrevista en colaboración con BBVA

"El sector de los animales domésticos es un fenómeno al alza"

  • Grup Gepork ha apostado por la diversificación a nivel veterinario: genética porcina, productos para animales de compañía y bioseguridad

  • Su directora financiera, Elisabet Oriols, explica que la empresa está construyendo un nuevo centro logístico robotizado

Elisabet Oriols, directora financiera de Gepork.

Elisabet Oriols, directora financiera de Gepork.

4
Se lee en minutos
Víctor Fúser

-Grup Gepork ha ido evolucionando dentro del ámbito veterinario desde su creación en 1979. ¿Cómo definiría actualmente la empresa?

-Somos una empresa familiar que en su creación fue pionera a nivel nacional en el ámbito de la selección genética porcina y la inseminación artificial. Poco después, se especializó en la distribución de productos veterinarios para explotaciones ganaderas.

Desde sus inicios, hace más de 40 años, Grup Gepork se ha centrado en ofrecer las mejores soluciones veterinarias integrales, a través de la cultura de la innovación, la responsabilidad social y el conocimiento.

Con el paso del tiempo, Gepork ha ido evolucionando, y con él, la necesidad de ofrecer productos especializados para animales de compañía que comprendieran gamas de medicamentos, alimentación, accesorios, equipamiento, fungibles y, posteriormente, también servicios de higiene y desinfección.

En este contexto es donde nace Centauro en 1992, dedicada hasta día de hoy a la distribución integral de productos y servicios para hospitales, clínicas veterinarias y tiendas especializadas en animales de compañía.

En 2005, con el objetivo de ofrecer un servicio 360º a nuestros clientes, impulsamos Bionet, empresa relacionada con tres áreas principales: control de plagas, gestión de residuos y laboratorio de análisis.

-Han apostado por la diversificación. ¿Qué resultado les está ofreciendo esta decisión?

-En la actualidad, disponemos de una variada y amplia gama de productos presentes en nuestro catálogo de distribución entre los que destacan medicamentos, alimentación, equipamiento, fungibles, higiene y accesorios para animales, entre otros.

A finales del 2020 iniciamos la construcción de un nuevo centro logístico, equipado con tecnología robotizada, que nos permitirá trabajar de manera autónoma en la distribución, logística y mecanización de los procesos que intervienen en la tarea de preparación y verificación de los pedidos.

Aparte del componente de innovación, el nuevo centro tiene por objetivo unificar y concentrar físicamente el almacenamiento de la amplia gama de productos. Prevemos que estará operativo a finales de este 2021 y hemos contado con la financiación de BBVA para su construcción.

El proyecto se suma a la apuesta estratégica hacia el proceso de crecimiento nacional, que iniciamos a principios del año pasado gracias al cambio en el modelo de distribución. La apuesta se ha hecho posible con la ampliación de las áreas de mercado, la implementación de nuevos roles y la reestructuración de parte del equipo comercial.

-Trabajan tanto con productos zoosanitarios para veterinarios como productos y complementos para tiendas especializadas. ¿Cómo ha evolucionado el sector de los animales domésticos? ¿Cada vez se les presta más atención y cuidados?

-El sector de los animales de compañía es un fenómeno al alza debido, principalmente, a dos razones.

Por un lado, según el estudio 'Number of pets in Spain from 2010 to 2019', publicado por la plataforma Statista, en los últimos diez años el aumento del índice de mascotas por hogar ha sido casi de un 20%. Eso hace que la inversión por mascota también se vea incrementada. Según datos extraídos de la misma plataforma Statista, en relación con el gasto medio anual por mascota en España, la inversión supera los 700€/año.

Por otro lado, la pandemia ha acentuado la adquisición y adopción de animales domésticos. En 2020 España registró alrededor de 6,7 millones de perros y ocupó así el séptimo lugar de la clasificación europea.

A todo eso, no podemos olvidar el fenómeno de la bajada de natalidad a índices globales. Debido a eso, las mascotas han pasado de ser animales para convertirse en un miembro más de la familia. Asimismo, las compras ligadas con la mascota constituyen un patrón de compra cada vez más emocional.

-También se han especializado en bioseguridad. ¿Qué perspectivas tiene este sector y cómo aplican la innovación?

-Actualmente, a raíz de la pandemia, se han popularizado y normalizado algunos protocolos de actuación como el lavado de manos, la distancia de seguridad, los cambios de ropa, etc.

En las explotaciones ganaderas hace ya muchos años que estos protocolos están implementados. La obligatoriedad de ducharse al entrar a las instalaciones, la ropa de protección, los itinerarios de zonas con menor riesgo hacia zonas de mayor riesgo, las cuarentenas, o los períodos de seguridad entre visitas a dos explotaciones, son un hecho.

Actualmente, la tecnología nos ayuda a obtener un mejor control, monitorización y trazabilidad de estos sistemas, obteniendo informaciones previas o incluso a tiempo real.

En el futuro la bioseguridad cada vez cobrará mayor relevancia, no solo a nivel de explotaciones ganaderas sino en nuestra vida cotidiana, pues en un mundo globalizado en cuestión de horas o pocos días, una enfermedad tiene capacidad de cruzar todo el mundo. En ese sentido, la bioseguridad es un elemento de prevención fundamental.

-¿Cómo les ha afectado la pandemia y qué perspectivas de futuro tienen?-En los últimos tiempos, el sector de la distribución también se ha visto transformado significativamente. Aunque el impacto de la pandemia no ha sido especialmente delicado para la industria veterinaria, el coronavirus ha supuesto un reto para el sector de la distribución mundial.

A nivel de distribución, durante los primeros meses de alarma por la pandemia, el consumo de EPI y material sanitario aumentó en picado. En ese momento, el transporte internacional de mercancías se encontraba paralizado y durante algunas semanas hubo dificultad para conseguir productos fungibles y medicamentos para el colectivo veterinario.

Noticias relacionadas

Con todo, el ritmo al que se han visto sometidas las redes de distribución durante estos meses ha hecho palpable la capacidad de adaptación y flexibilidad de cada negocio. En el caso de Grup Gepork, la covid-19 ha llegado con la oportunidad de seguir trabajando, adaptando los servicios a las necesidades de los clientes.

Tanto la veterinaria como la distribución son sectores esenciales, y esto se ha demostrado con hechos. Esenciales para la alimentación y para la salud.

Temas

BBVA