INTEGRACIÓN

for&from, la mejor y más desconocida cadena de Inditex

Los establecimientos for&from, que emplean a personas con discapacidad, se enmarcan dentro de los proyectos de inversión social del grupo textil gallego

Equipo de for&from en Como, Italia.

Equipo de for&from en Como, Italia.

Se lee en minutos

Cecilia Vega

Hablar de Inditex es hacerlo de Zara, Massimo Dutti, Uterqüe, Bershka, Pull & Bear, Stradivarius, Oysho y Zara Home. ¿Pero qué dirían si afirmo que en esta lista falta la mejor cadena del imperio creado por Amancio Ortega? Una que no solo vende ropa o complementos, sino que ofrece también oportunidades, integración y un gran ejemplo a la sociedad. Hablamos de for&from, la gran desconocida del grupo y, sin embargo, uno de los pilares del gigante de la moda.

El proyecto, que arrancó en 2002, cuenta con 15 tiendas, que generan más de 200 puestos de trabajo para personas con discapacidad física, psíquica e intelectual y su facturación, en el último ejercicio, superó los nueve millones de euros, cuyos beneficios íntegros se reinvierten en las organizaciones sociales gestoras. Porque for&from no es una cadena al uso, sino que se enmarca dentro de los proyectos de sostenibilidad e inversión en la comunidad (RSC) de Inditex. Las tiendas, en las que se venden prendas de temporadas pasadas con descuento, funcionan en régimen de franquicia especial y están gestionadas por entidades sin ánimo de lucro. El objetivo es crear puestos de trabajo para personas con discapacidad en un entorno favorable, que facilite su integración social, favoreciendo el salto hacia la contratación en tiendas ordinarias. 

Integración sociolaboral 

Dentro de su apuesta por la inserción laboral de colectivos con necesidades especiales o en situación vulnerabilidad, el grupo cuenta también con el programa Salta, cuya finalidad es la formación e incorporación al trabajo de jóvenes en riesgo de exclusión. Desde su primera edición, en 2008, ha incorporado a las tiendas, fábricas y centros logísticos de Inditex a 1.396 personas en 13 países y se ha consolidado como un proyecto sólido y flexible en el nuevo contexto de la pandemia de la Covid-19. 

En concreto, durante el pasado año, 100 personas de diferentes equipos han formado y guiado a más de 150 participantes de diferentes ONG para mejorar su empleabilidad, a través de talleres online de autoestima, elaboración de CV, búsqueda activa de empleo en redes sociales, entre otros.

Economía circular e inclusión

Esta no es la única iniciativa de Inditex en el terreno de la inclusión social. La compañía gallega colabora además con Cáritas para contribuir al objetivo común de fomentar una economía social y solidaria. Lo hace a través de Moda Re-, un proyecto innovador de recogida, reutilización y reciclado de ropa de segunda mano que, por un lado, fomenta el cuidado del medio ambiente y la utilización de recursos a través de la economía circular y, por otro, genera empleo para personas en riesgo o situación de exclusión social a través de, entre otros, la puesta en marcha de tiendas solidarias de ropa de segunda mano. 

Noticias relacionadas

Adicionalmente, la colaboración con esta entidad a través del programa Empleo en Igualdad de Oportunidades, ha sido especialmente crucial en 2020, donde Inditex ha apoyado proyectos de capacitación laboral para paliar las consecuencias económicas de la pandemia en las personas más vulnerables. Se han buscado alternativas para ofrecer formación online y se han cubierto los gastos de la adaptación de formación presencial a las medidas de seguridad necesarias. En virtud de esta colaboración, más de 3.000 personas vulnerables han obtenido un empleo y más de 6.000 han recibido formación homologada.

Crisis sanitaria: Donación Covid

Más allá de los programas que contribuyen a evitar la exclusión social de los colectivos vulnerables, en total, el pasado año, el programa de inversión en la comunidad de Inditex puso en marcha 703 iniciativas sociales que beneficiaron de manera directa a más de 3,3 millones de personas. En un año marcado por la Covid-19, los esfuerzos se dirigieron especialmente a actividades relacionadas con la salud, destinando más de 71,8 millones de euros a proyectos sociales, un 46% más que en 2019. 40,4 millones estaban directamente relacionados con la Covid-19.

En España, Inditex dispuso toda su capacidad logística y de aprovisionamiento de para la adquisición y transporte de material sanitario haciendo posible la entrega de más de 177 millones de unidades de material prioritario que viajaron en un total de 66 vuelos: 2.300 respiradores, 2,8 millones de mascarillas N95/FFP2, más de 120 millones de mascarillas quirúrgicas, 44 millones de guantes, 425.000 pantallas faciales, 540.000 buzos protectores, 1,5 millones de batas quirúrgicas, 350 camas hospitalarias, 1,9 millones de tests y 17 robots para acelerar su procesamiento, entre otras.

Asimismo, se donaron 30.651 artículos de la colección textil-hogar de Zara Home y se entregaron a la Confederación Gallega de Personas con Discapacidad (COGAMI) cinco máquinas con capacidad para producir 15 millones de unidades mensuales de mascarillas.

En coordinación con Entreculturas, Cáritas, Médicus Mundi, Every Mother Counts, Water.org y Médicos Sin Fronteras se desarrollaron actividades relacionadas con la educación de emergencia, la prevención y la sensibilización, la seguridad alimentaria y la ayuda humanitaria. Y, las diferentes iniciativas lideradas voluntariamente por la plantilla recaudaron más de 1,4 millones de euros.