Ir a contenido

MOTOR

Ahorro y bajas emisiones, las ventajas de los motores diésel

Los nuevos vehículos han eliminado la combustión de gases nocivos y han reducido, más que sus homólogos de gasolina, las emisiones de dióxido de carbono

Automóvil de la marca Jaguar con motor diésel de última generación.

Automóvil de la marca Jaguar con motor diésel de última generación.

El futuro de la movilidad en las ciudades cambiará de manera radical en los próximos años, cuando se completen las infraestructuras para la utilización del vehículo eléctrico, en todas sus versiones, o de gas. Mientras esto ocurre, se hace necesario desmontar algunos mitos que se han creando sobre el diésel, un tipo de motor que, hoy por hoy, es la mejor opción por su alta eficiencia, economía y baja contaminación.

Medias verdades

En la actualidad se ha creado una corriente crítica, basada en informaciones interesadas, hacia los motores diésel que está afectando a la percepción de las personas y al proceso de compra. La tecnología diésel ha evolucionado tanto que los motores modernos en poco o nada se parecen a los de hace años. En realidad, ni contaminan más ni son más caros que sus homólogos de gasolina.

Los cambios en la legislación, las preocupaciones sobre la salud pública y la falta de transparencia en las pruebas de emisiones han provocado que muchos se cuestionen su grado de limpieza y si es la elección más adecuada, pero en este escenario se puede afirmar que los motores diésel actuales son de los más limpios que se han fabricado hasta la fecha.

Problemas y soluciones

Los motores diésel producen de media menos CO2 que los motores de gasolina, aunque ciertamente producen los tóxicos gases NOx, a este respecto hay que decir que desde el año 2006 los vehículos diésel incorporan un filtro de partículas que elimina prácticamente en su totalidad las partículas de los gases de escape. Además, desde septiembre de 2015 los motores diésel de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo cumplen las normativas sobre emisiones EU6. Esto significa que son tan limpios que pueden circular libremente por las zonas de emisiones ultrabajas.

Verdades diésel: desmontando falsos rumores 

Como se señala más arriba, entre los muchos rumores sobre el diésel, uno de ellos afecta a las emisiones de NOx, un gas contaminante que se produce en los procesos de combustión de los vehículos motorizados. Se afirma que los coches diésel son más contaminantes que los gasolina ya que, entre otras cosas, emiten mucho más NOx. Pero la verdad es que ambos emiten prácticamente el mismo NOx: un diésel produce 0,08 partículas frente a las 0,06 de un gasolina. Una diferencia mínima que, como informa la compañía Jaguar: 'hemos conseguido alcanzar gracias a nuestras mejoras, con las que hemos contribuido a reducir las emisiones de NOx en un 90 % para equipararlas a las de los vehículos gasolina y, así crear vehículos diésel menos contaminantes'.

 Otra de las verdades menos conocidas sobre los vehículos diésel hace referencia al hecho de que estos cuentan con una válvula de recirculación de gases de escape (EGR), un elemento anticontaminación que sirve para reintroducir el humo de la combustión del motor en los cilindros, de manera que ayuda a reducir las emisiones de NOx y, por tanto, hace que los vehículos diésel resulten menos contaminantes.

Resultados de laboratorio

El ciclo de pruebas en vehículos ligeros armonizado a escala mundial (WLTP) es un método de prueba de laboratorio, introducido en septiembre de 2017, que se ha diseñado para ofrecer datos sobre ahorro de combustible y emisiones de CO2 más realistas. Gracias a una nueva normativa sobre emisiones, EU6d RDE, por primera vez se comprobarán los vehículos tanto en la carretera como en el laboratorio, por lo que el usuario puede conocer datos sobre emisiones más precisos y, consecuentemente, disponer de cifras fiables a la hora de valorar y tomar decisiones para elegir su vehículo.

Repensando el diésel

Una idea equivocada que se suele tener es que los vehículos diésel son más lentos, ruidosos y caros que los vehículos de gasolina. Sin embargo, como consecuencia de las tecnologías mejoradas de los nuevos motores y los avances de ingeniería, la diferencia entre ambos es imperceptible.

El par a baja velocidad que ofrece un motor diésel es ideal para remolcar, ya que permite cambiar de marcha antes y ofrece una potente aceleración. La potencia de un motor de gasolina es más suave y ofrece una mayor capacidad de respuesta. Sin embargo, se requiere mayor velocidad para ofrecer el mismo par que los motores diésel.

Más limpios que nunca, los actuales motores diésel ofrecen un consumo de combustible mejorado con características de par adecuadas para la conducción todoterreno o con remolque. Es una combinación que da lugar a un rendimiento fiable en distancias largas.