Ir a contenido

Crisis climática

Un nuevo modelo energético y la respuesta a emergencias, claves ante el cambio climático

El Mediterráneo es una de las zonas más vulnerables del planeta ante los efectos de la contaminación

Las redes energéticas inteligentes van a jugar un papel fundamental en la descarbonización

Víctor M. Romero

El Club Información acogió el encuentro ’El Mediterráneo ante los desafíos del cambio climático’.

El Club Información acogió el encuentro ’El Mediterráneo ante los desafíos del cambio climático’. / Álex Domínguez

Más coordinación y mejor comunicación entre agentes sociales, administraciones públicas y empresas privadas. Apostar por políticas de mitigación y adaptación a las consecuencias del cambio climático. Impulsar un nuevo modelo energético con el que se consuma menos energía y cuyo origen sea de fuentes renovables. Estos fueron algunos de los retos que se pusieron ayer sobre la mesa en el Club Información durante la celebración del encuentro 'El Mediterráneo ante los desafíos del cambio climático' organizado por 'Información' y Prensa Ibérica con la colaboración de Iberdrola.

Tras el discurso de bienvenida por parte de Juan Antonio Ruiz López de Zuazo, consejero delegado de Prensa Ibérica para la Comunitat Valenciana, en el que recordó la importancia de los medios de comunicación a la hora de “poner el foco en aquellos hitos que merecen la pena ser tratados en profundidad” enfatizando que “la línea editorial de Prensa Ibérica es de defensa de los valores que ayudan a construir una sociedad mejor que proteja el planeta y reduzca la contaminación”, el 'conseller' de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad de la Generalitat ValencianaArcadi España, inauguró el encuentro sobre el cambio climático.

El 'conseller' de Obras Públicas y la subdelegada del Gobierno en Alicante, junto a directivos de Prensa Ibérica, Iberdrola e 'Información', en el evento. / ÁLEX DOMÍNGUEZ

Durante su intervención, Arcadi España incidió en que la lucha contra el cambio climático es una labor de todos y recordó que fenómenos como los acaecidos en la Vega Baja y Murcia durante la  DANA el mes de septiembre “van a ser cada vez más frecuentes”, por lo que consideró fundamental iniciar campañas de sensibilización, mitigación y prevención. “Tenemos que ser cautos en este tema, ya que el Mediterráneo va a ser una de las zonas más afectadas por el medioambiente”, resaltó durante un discurso en el que catalogó de indispensable “reconocer que existe el cambio climático con el fin de desarrollar políticas transversales, que incluyan a la Administración pública, a la empresa privada y a la sociedad”. “Tenemos que cambiar el modelo de crecimiento con la finalidad de crecer mejor sin satanizar ningún sector mientras que se consiguen tecnologías más sostenibles. La lucha contra el cambio climático es un servicio público y también privado, por lo que hay que hacer una alianza para mitigar sus efectos. Tenemos un territorio frágil y nos tenemos que adaptar a esa realidad”, sentenció.

Huir del catastrofismo

Durante la primera mesa redonda titulada 'Cambio Climático', Samuel Bienergeógrafo del laboratorio de Climatología de la UA, defendió la necesidad de divulgar sobre el medioambiente de una forma seria y huyendo del catastrofismo. “Últimamente parece que se tiende a exagerar las cosas y estoy viendo mucho catastrofismo. En mi opinión, hay que diferenciar entre cambio climático y un uso inadecuado del suelo”, opinó, al tiempo que defendió la necesidad de “aportar políticas de mitigación y adaptación, ya que aunque mañana se remitieran todas las emisiones los efectos del cambio climático no van a dar marcha atrás”.

En su turno, Gonzalo Sáenz de Miera, director de Cambio Climático de Iberdrola, aseguró que  el cambio climático es una realidad “que estamos sufriendo” y hay que “hacerse resilientes y combinar iniciativas de adaptación y mitigación”. Asimismo, consideró que estamos en una revolución donde “hay que cambiar el modelo energético, consumir menos energía y que la que usemos sea de origen renovable” y enfatizó en la necesidad de realizar “alianzas entre todos porque tenemos que cambiar el modelo energético y económico”. En su opinión,  la década que viene tiene que ser la de la acción y la de aprovechar las oportunidades.

Participantes en la mesa redonda titulada 'Cambio Climático'. / ÁLEX DOMÍNGUEZ

José Luis Rubio, premio Rey Jaime I de Protección Medioambiental, manifestó que el cambio climático “no es una cuestión de opinión sino que es un hecho científico”. “Debemos cambiar el modelo energético: es el punto clave. La Humanidad ha ido cambiando su modelo energético a lo largo de su historia y ahora hay que ir hacia otro”, prosiguió el premio Rey Jaime I de Protección Medioambiental, quien señaló que “somos una de las zonas más vulnerables del planeta  y sufriremos las medidas adoptadas por otros como Estados Unidos o China. Es el momento de influir en Europa ahora que se está negociando el European Green Deal y el VIII Programa marco de Acción Ambiental de la UE”.

En esta misma mesa redonda, Junco Riera, ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y experta en eficiencia energética, consideró que las negacionistas no van a cambiar de ideas con más informes pero se mostró optimista al señalar que es viable una electrificación de energía que venga de renovables.

Infraestructuras resistentes

La segunda mesa redonda llevaba el nombre 'Impacto en infraestructuras críticas' y Antonio Espinosa de los Monteros, consejero delegado de i-DE (la nueva denominación de Iberdrola Distribución Eléctrica), destacó la importancia que tiene la tecnología a la hora de proteger las infraestructuras críticas ante sucesos como la DANA que asoló la Vega Baja y Murcia. “La inversión en nuestra red inteligente nos ha permitido mejorar, incorporar mucha automatización, más control y herramientas, como robots, capaces de reponer el servicio en poco tiempo.  En menos de tres minutos devolvimos la electricidad con robots al 65% de nuestros clientes y a alrededor de un 80% en una hora”. En su opinión, la red es una plataforma clave para reducir emisiones e “integrar todos los recursos de generación de renovable de una forma eficiente, almacenándola y gestionando los nuevos usos de la energía como, por ejemplo, la utilización del coche eléctrico”.

Antonia Moreno, delegada del Consell en Alicante, señaló que “por parte de Emergencias y en cuanto a protección de infraestructuras hemos tenido una actuación ejemplar. Nos hemos sentido más protegidos que nunca”. Sin embargo, lamentó que estos episodios se van a repetir en el futuro, por lo que es necesario “otras infraestructuras paliativas, ya que preventivas creo que es imposible  con el cambio climático”. Así, consideró clave “crear una alianza real porque entrarán regantes, promotores, confederación, instituciones políticas, empresas... La sostenibilidad es una marca y un paradigma en el que todos entramos”, concluyó.

Ponentes de la mesa redonda 'Impacto en infraestructuras críticas'. / ÁLEX DOMÍNGUEZ

Joaquín Marco, director de Operaciones de Hidraqua Comunitat Valenciana, auguró que poder prever los daños de los efectos del clima va a ser difícil, por lo que hay que “asumir el tema de la resiliencia para tener infraestructuras que nos permitan resistir esos fenómenos que se van a producir”. En esta línea, recordó que la DANA generó daños a infraestructuras importantes como las que afectaban al trasvase Tajo-Segura y hay que “evaluar los puntos críticos y prever los planes de acción”. Miguel Jorro, director territorial Levante Eiffage Energia, opinó que los nuevos fenómenos meteorológicos “tienen un carácter exponencial con respecto a la intensidad de los fenómenos anteriores”, aunque aseguró que las redes eléctricas son muy robustas.

Mejorar la comunicación

Pedro José Sánchez, concejal de Policía de los Alcázares, participó en la tercera y última mesa redonda titulada 'Lecciones aprendidas: planes de acción ante fenómenos extremos' señalando que “lo que funciona es la prevención y la previsión. Hay que huir de la improvisación porque es el caos”. En esta línea de colaboración, Ana Lafuente, directora de i-DE para la Comunitat Valenciana y Región de Murcia, apuntó que “es necesario maximizar la flexibilidad de respuesta mediante planes de emergencia, coordinación con la Administración y coordinación con fuerzas de seguridad” para poder actuar de la mejor forma, recordando que la red inteligente de Iberdrola les permitió minimizar el impacto.

Un momento de la mesa redonda 'Lecciones aprendidas: planes de acción ante fenómenos extremos. / ÁLEX DOMÍNGUEz

El teniente coronel Juan Ramón Sánchez Chana, jefe de la Sección de Evaluación de la UME, arguyó que una lección aprendida es que “no existe en España ninguna organización que esté permanentemente formada para atender las emergencias climáticas porque estas dependen de la naturaleza” y alentó a mejorar la coordinación entre todos los agentes implicados y las propias autonomías. “El intercambio de información es básico. Y hoy por hoy no tenemos una librería de signos de emergencia común. Hay mucho terreno en el que avanzar”, resaltó.

Por su parte, José María Ángel Batalla, director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat Valenciana, dio importancia a los simulacros que se hacen en la Comunitat Valenciana para minimizar daños ante este tipo de sucesos y recordó que “del terremoto en Lorca aprendimos qué es lo que podemos hacer con el patrimonio histórico-artístico”.

Integrar la ciencia en la acción política

Araceli Poblador, subdelegada del Gobierno en Alicante, fue la encargada de clausurar el evento afirmando que “España, el país más vulnerable de Europa por el cambio climático, debe impulsar estrategias de mitigación, ser conscientes de los riesgos del cambio climático y asumir un liderazgo internacional”.

“Los efectos del cambio climático lo estamos viviendo en el turismo, la agricultura y también en la generación de empleo, entre otros muchos, por lo que debemos abordar entre todos este problema que afecta de forma transversal: medioambiente, economía y salud”. Por ello, los vecinos del Mediterráneo “necesitamos hacer cambios y debemos integrar la ciencia en la acción política para invertir el círculo vicioso del cambio climático”.

Temas: Iberdrola