Ir a contenido

MERCADO INMOBILIARIO

Vender piso sin malvender

Invertir en el mantenimiento de la vivienda tendrá un importante retorno cuando decidamos desprendernos de ella

D. R. / Barcelona

Un chico pasa por delante de una inmobiliaria.

Un chico pasa por delante de una inmobiliaria.

La venta de un piso, sobre todo de la primera vivienda, puede ser un mordisco difícil de masticar. Fundamentalmente para quienes no tengan experiencia en la materia. Se trata de una operación que, a priori, no entra dentro de las habilidades comunes. No es que sea compleja, pero sí responde a una serie de aspectos que, o se tienen en cuenta, o pueden arruinar la operación.

Muchos son los propietarios que dilatan la decisión durante meses, quizás incluso años, con tal de no ponerse manos a la obra y poner el cartel de 'se vende' en la fachada de su casa. Y muchos más son los que se deciden a poner el cartel y ven pasar más meses todavía. Con el agravante de que cada mes que pasa el precio de venta va cayendo. Y tanto cae que al final se desploma.

Estos son dos miedos a la hora de vender un piso: tomar la decisión y hacerlo bien. Jesús Pérez Picó, director de márketing de la inmobiliaria catalana Prontopiso, ofrece algunos consejos para no malvender. "Para empezar, el vendedor tiene que tener claro que ese piso, su piso de toda la vida, dejará de serlo. Y esto pasará por decisión propia. Parece mentira, pero hay un componente emocional que puede llegar a lastrar muchas operaciones", apunta el experto.

Cuando mostramos nuestra vivienda a un comprador potencial no deberíamos defenderla como si nos fuera la vida en ello

"Cuando muestras tu casa a un comprador potencial no la defiendas como si te fuera la vida en ello. Donde tú ves una salita de estar muy cómoda, el comprador puede ver un muro que quita luz. Donde tú ves una terraza coqueta, el comprador puede ver varios metros cuadrados para incorporar a un salón. Por eso, el primer consejo para no malvender, es más, para vender tu piso, es dejar que fluyan las ideas. Cuantas más le surjan al comprador, más posibilidades tendrás de vender la casa".

Si se trata de una casa de campo, o de una vivienda heredada, de unos padres o abuelos, hay que procurar invertir en su mantenimiento. "Parece mentira, pero dejarte un poco de dinero al año tendrá un retorno increíble cuando la vendas. Enjalbegar la casa, pintarla, cambiar algunas tuberías…". Todo esto, según Pérez Picó, puede suponer una inversión para mejorar las condiciones de venta del piso, nunca un gasto.

Además, el director de márketing de Prontopiso recomienda reforzar o cambiar las ventanas de una vivienda antigua. "Esto hará que se conserve el calor, que el posible comprador sepa que no se dejará una fortuna en calefacción y que el gasóleo (en caso de ser una casa individual) no será una rémora mensual". Si además se mejora la calificación en el certificado energético, aún invirtiendo en mejoras puntuales, eso repercutirá sobre una mejora en el precio de venta final. “Se trata de cuidar los pequeños detalles”, apunta Jesús.

Un precio razonable

"Asegúrate de que el precio de venta se ajusta a la realidad del mercado. Así evitarás perder meses sin venderlo. Y, sobre todo, evitarás tirar el precio por desconocimiento", advierte el experto. "Quizás éste debería ser el primer paso a la hora de poner tu casa en venta: consultar el valor real de la misma, para después poder estudiar, con coherencia, el precio final".  En este sentido, añade la misma fuente, "Prontopiso tiene una herramienta gratuita de valoración 'on line' de la vivienda única en el mercado". 

Otro aspecto interesante sería la contratación de especialistas. No todo el mundo sabe cómo vender una vivienda. "Y no nos referimos a aspectos estrictamente legales. Hablamos de cómo acondicionarla, incluso redecorarla si fuera el caso. No todos tenemos a mano los profesionales necesarios para remozar, reformar y retocar la vivienda lo necesario para sacar un buen partido de ella". Dentro de esos servicios de especialistas –apunta Jesús Pérez Pico- destaca la fórmula de Prontopiso: "Con nosotros nunca venderás tu piso por un importe inferior al que te hemos garantizado. Es más, si al final vendemos tu piso por un importe superior, el vendedor del piso se queda con la diferencia, por lo que no cabe la opción de malvender".