Ir a contenido

RIESGO

El 27% de las empresas españolas ha sufrido impagos significativos durante el 2017

Los comités de riesgos pierden relevancia dentro de la estructura de las compañías

D. R. / Barcelona

Detalle de la infografía del 11º Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España. 

Detalle de la infografía del 11º Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España. 

La próxima ola de impagos puede sorprender a las empresas españolas con las defensas bajas si nos atenemos a los datos que aporta el undécimo 'Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España', elaborado por Crédito y Caución e Iberinform con el soporte académico del IE Business School, quienes señalan que las empresas están desmontando sus comités de riesgos. Estas estructuras transversales especializadas en controlar el riesgo de impago de los clientes, en las que suelen participar diversos departamentos de una empresa, proliferaron en los años más duros de la crisis financiera y se han ido desmontando poco a poco. Si en el año 2012, el 58% de las empresas afirmaban contar con ellas, hoy solo las mantienen el 23%.

El estudio también muestra una pérdida de peso de determinadas áreas en la definición de la política de riesgos de clientes, en concreto, de la dirección general, de los departamentos comerciales y de los de riesgos frente a los departamentos financieros y administrativos que se encuentran en valores máximos. Parece que con la crisis y el aumento de las cifras de impagos, se entendió que era necesario el diálogo de tipo formal entre las distintas áreas de la empresa que se relacionan con los clientes, llegando incluso a crear departamentos específicos de riesgos, y sin embargo con la mejora del contexto económico, los departamentos financieros han vuelto a ser los únicos encargados de gestionar la política de riesgos. En este sentido, fijar esta política, al fin y al cabo, supone decidir las políticas de crédito, cobro, recobro e insolvencias con los clientes, y parece lógico que se deba contar con la opinión de todas las áreas de la empresa que de un modo u otro se ven afectadas.

La relajación de la política de riesgos puede ser preocupante si se tiene en cuenta que el porcentaje de las empresas que reconoce haber sufrido impagos significativos en los últimos doce meses ha aumentado por primera vez desde el 2012, llegando a un 27%. Es cierto que todavía se está lejos del 66% reflejado ese año, sin embargo, podemos estar asistiendo a un punto de inflexión. Olvidarse de las estructuras de diálogo formales que se crearon durante la crisis en un momento en el que se incrementa la morosidad, aunque sea ligeramente, parece imprudente.

Además, ha de tenerse en cuenta que analizar un cliente desde diversas perspectivas (comercial, riesgos, financiera, etcétera), hoy es más sencillo a través de las herramientas de inteligencia de negocio que el avance tecnológico posibilita, como por ejemplo, Insigth View, una herramienta desarrollada por Iberinform.

Descargar la infografía completa aquí.

Temas: Empresas