Ir a contenido

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Nuevos avances en la digitalización del servicio eléctrico

El objetivo es prever y resolver incidencias en el menor tiempo posible e incluso de manera remota

Un técnico instala contadores inteligentes en una comunidad de vecinos.

Un técnico instala contadores inteligentes en una comunidad de vecinos.

Los sistemas de distribución de energía atraviesan un momento de transformación en el que la tecnología y la innovación están modificando, a fondo, los modelos tradicionales, desde la generación hasta el consumo. Según un informe publicado por el Foro Económico Mundial, esta digitalización del sector podría ahorrar hasta 1,2 billones de euros desde hoy hasta el 2025 en todo el mundo.

En esta coyuntura, la digitalización y automatización de las redes de distribución es estrategia prioritaria para las distribuidoras. Una mayor digitalización de la red eléctrica permite optimizar las operaciones del sistema, minimizar las pérdidas de la red, solucionar situaciones de sobrecarga, así como mejorar la detección temprana y la localización de incidencias.

La gestión de las averías

El objetivo del proyecto Digitalización en la Gestión de Averías que ha puesto en marcha compañías como Endesa es generar mapas en los que mostrar, en tiempo real, las averías y cortes programados en la red eléctrica y la hora estimada de reposición del servicio, resolver las incidencias en menos tiempo y, en muchos casos, de manera remota, disponer de información para predecir averías y mejorar la calidad de la electricidad que recibe el cliente, entre otras mejoras. Todo ello es posible gracias a la utilización de la tecnología del Big Data “Se trata de una evolución en el control de las redes de potencia hacia las “data driven network”, redes de distribución eléctrica conducidas a través de los datos, y la tecnología nos permite ahora hacerlo”, afirma Carlos Lafoz, director de Operación Norte de Endesa Distribución.

El proyecto tiene tres pilares: la atención directa al cliente, la gestión inteligente de las incidencias y la mejora de la calidad del producto. La gestión inteligente de las averías permite  minimizar los tiempos de interrupción del suministro mediante la automatización de la red y la instalación de telemandos. Cerca del 12% de la red de distribución de Endesa, que abarca 317.500 kilómetros de líneas (casi ocho veces la circunferencia de la tierra), está ya automatizada y el objetivo es llegar al 18% en 2020.

Avances en sistemas de previsión y control

Endesa, inmersa en diferentes proyectos para el desarrollo de las redes inteligentes, cuenta con el sistema automático LARS (Localizacion, Aislamiento y Reposición de Suministro), que detecta una incidencia como un operador virtual, realizando desde el Centro de Control las maniobras necesarias para aislar la avería y reponer el suministro en menos de tres minutos. El sistema comenzó en fase de pruebas en Cataluña y ya se está aplicando en otras comunidades como Aragón, Canarias, Baleares y Andalucía.

LARS se encarga de gestionar los telemandos, y tendrá más funciones en el futuro con la integración de datos históricos de averías, tasas de fallo, mapas de obras de las calles y previsiones meteorológicas, lo que permitirá que el sistema pueda determinar con mayor precisión en qué punto de la línea se ha producido la avería.

Contadores inteligentes

La instalación de los contadores inteligentes en los hogares, que se completará a finales de este año, ofrece información útil para detectar averías y reducir el tiempo en que los clientes están sin luz. “Con la lectura de los contadores podemos no sólo facturar al cliente por su consumo en real con datos horarios, sino saber en tiempo real  si una avería está en la instalación particular del cliente o en nuestra red de distribución. Podemos comprobar el resto de contadores de la zona para saber si esa avería afecta a más clientes o está aislada anticipándonos a las llamadas de los usuarios”, señala Lafoz.

Por otro lado, la digitalización abre nuevas posibilidades en la atención al cliente como  realizar un diagnóstico al punto de suministro mediante consultas a los sistemas de distribución y a los contadores inteligentes para acelerar la resolución de incidencias.

Servicios a corto plazo

A finales de este año se pondrá a disposición de los usuarios un mapa de averías que, en tiempo real, podrá consultarse a través de la web con información sobre la hora prevista del fin de la incidencia. Endesa también trabaja en un asistente virtual que, con lenguaje natural, permita digitalizar la atención de averías por distintos canales de atención (voz, web, y APP)

También está previsto utilizar la digitalización para mejorar el producto. “La electricidad es un producto que se consume fresco,  de la planta de generación al interruptor del cliente de forma inmediata, invisible, incoloro e insípido, pero que mide su calidad por la calidad de onda”. Utilizar esa información sobre la calidad de onda utilizando técnicas de big data nos va a servir para realizar un diagnóstico avanzado de averías”, concluye Lafoz.

Recuadro. Causa de averías

0 Comentarios
cargando