Ir a contenido

HERRAMIENTAS BBVA

50-30-20, la fórmula para conseguir una buena salud financiera

La aplicación Bconomy guía al usuario para conseguir el equlibrio entre ingresos y gastos fijos y variables

El sistema permite analizar la situación personal, para luego definir los objetivos y trazar el plan de acción

Xavi Datzira

Fue el físico británico Lord Kelvin quien aseguró en el siglo XIX que “lo que no se puede medir, no se puede mejorar”. Una frase que ha hecho fortuna en el terreno de la gestión empresarial y, sobre todo, en el terreno digital, tan dado a la analítica. Sin embargo, no tiene por qué quedarse ahí, ya que el análisis, la medición y la planificación son elementos básicos para algo tan cotidiano como llevar las propias cuentas. Ingresos, gastos, ahorro, previsiones… Un buen control de todos estos parámetros es básico para tener una buena salud financiera, e incluso para mejorarla. Algo que se puede lograr fácilmente con la ayuda de la herramienta BBVA Bconomy. Estos son los pasos:

Fórmula 

Antes que nada, hay que saber cuál es la fórmula de la salud financiera, que será clave en todas las fases posteriores. Tal y como explican desde BBVA, es aconsejable destinar como máximo el 50% de los ingresos a gastos fijos, el 30% a gastos variables y el 20% a ahorro. También es recomendable tener al menos seis meses de libertad económica, es decir, contar con ahorros suficientes para mantener el nivel de vida durante medio año para  afrontar cualquier imprevisto.

Diagnóstico

El segundo paso consiste en saber cuál es el estado real de la situación, especialmente ante la dicotomía gastos-ingresos. BBVA Bconomy mide la evolución de los ingresos y gastos, el nivel de ahorro, el gasto en vivienda, el nivel de endeudamiento, y califica con una nota media la salud financiera del cliente.

La puntuación oscila entre los 0 y 100 puntos, y tiene en cuenta cuatro variables: ingresos mensuales, gastos mensuales, gastos en vivienda y deuda. Si el resultado está por debajo del 50% significa que el usuario no presenta una adecuada salud financiera y está gastando más de lo debido, por lo que hay que tomar medidas inmediatas. Incluso si se supera ese porcentaje, siempre se pueden realizar acciones para fortalecer aún más ese estado saludable.

Definición de objetivos

Una vez se conoce la fórmula idónea y el estado de la propia situación, ha llegado el momento de decidir en qué aspecto se quieren concentrar los esfuerzos. Y aquí hay que diferenciar entre dos tipos de usuarios: los que no tienen una buena salud financiera y quieren alcanzarla; y los que ya gozan de una buena salud y quieren fortalecerla.

En el primer caso, se trata de intentar ajustarse al máximo a la fórmula. Si no se consigue ahorrar el 20% de los ingresos, se debe actuar sobre los otros dos factores (gastos fijos y variables). En el segundo caso, un objetivo de mejora de salud financiera puede ser incrementar el colchón de seguridad o bien marcarse un objetivo a largo plazo, como emprender, estudiar, un viaje soñado…

Plan de acción  

BBVA Bconomy cuenta con distintas funcionalidades para ayudar al usuario a cumplir con las recomendaciones fruto del análisis. Entre ellas, herramientas de BBVA para gestionar y controlar las finanzas como Mi Día a Día, Mis Presupuestos o Mis Metas. Todas ellas permiten desde categorizar los gastos para tener un mayor control de los mismos, hasta marcar un presupuesto para una determinada categoría o crear una meta de ahorro. 

Bconomy

Un hombre consulta una aplicación bancaria desde el móvil. 

La herramienta también ofrece al cliente una comparativa sociodemográfica con otras personas de su entorno y de similares características gracias al uso del big data. De este modo, el cliente tiene una referencia para evaluar si el gasto que está realizando está por encima o por debajo de la media, y actuar en consecuencia. Por ejemplo, si gasta más en luz que sus vecinos, quizás hay que cambiar de hábitos, de tarifa o incluso de operadora.

Una de las últimas funcionalidades a incorporarse ha sido la de Movimientos Previstos, que permite al usuario acceder a una estimación de sus ingresos y gastos a dos meses vista, como seguros o impuestos periódicos. En todo caso, Bconomy parte siempre de la misma premisa: para tomar buenas decisiones financieras hay que disponer del máximo de información.

David Puget: “Bconomy nos ayuda a tomar mejores decisiones” 

RESPONSABLE DE TRANSFORMACIÓN DE RED DE BBVA EN BARCELONA

-Qué acogida ha tenido Bconomy entre los clientes de BBVA?

-Los clientes nos acompañan en el proceso de transformación digital y así lo ponen de manifiesto los datos. Por ejemplo, la app alcanzaba, el pasado mes de abril, más de 5 millones de descargas de usuarios únicos en Android y, a cierre de marzo, se superaron los 3,4 millones de clientes móviles. En BBVA trabajamos poniendo al cliente en el centro para desarrollar herramientas que cubran sus necesidades, como es el caso de Bconomy. Por otro lado, la app de BBVA ha sido calificada por la consultora internacional Forrester Research como la mejor aplicación del mundo en este ámbito y la web, como mejor banca on line de Europa.

-¿Qué elementos innovadores aporta esta herramienta y qué beneficios supone para el usuario?

-Bconomy es una funcionalidad, disponible a través de la web y la app de BBVA, que proporciona a los clientes información sobre sus finanzas personales para ayudarles a tomar mejores decisiones. Así, muestra la distribución de ingresos y gastos e informa sobre la capacidad de ahorro y cómo fortalecerla mediante planes a medida. Además, usando tecnología big data, BBVA Bconomy proporciona una comparativa sociodemográfica, que permite a los clientes saber si sus gastos fijos como luz, agua o gas son superiores a los de personas de su entorno, y en ese caso, aplicar medidas de ahorro.

-¿Cómo ha evolucionado Bconomy desde su lanzamiento y qué progresos prevén en un futuro?

-Recientemente se ha incorporado una nueva funcionalidad –Movimientos Previstos–, que usando big data e inteligencia artificial, permite al cliente conocer la previsión de los movimientos de sus cuentas y tarjetas durante el mes actual y el siguiente, así como la diferencia entre ingresos y gastos. Así, los clientes disponen de información que les ayuda a planificar su economía, ya que pueden saber con anticipación, qué día tienen que pagar el IBI o el seguro del coche. Además, esta información se puede exportar al calendario personal y consultar en todo momento.

0 Comentarios
cargando