Ir a contenido

Márketing digital

Fheel, el aliado perfecto para realizar campañas con 'influencers'

La nueva plataforma es abierta, fácil, intuitiva y segura, y facilita la relación entre marcas y líderes de opinión

J. M. / BARCELONA

Imagen corporativa de la empresa tecnológica Fheel, especialista en márketing con influencers.

Imagen corporativa de la empresa tecnológica Fheel, especialista en márketing con influencers.

Fheel nació en abril del 2016 como una plataforma cerrada donde marcas y agencias podían realizar y organizar campañas de márketing con ‘influencers’. Desde entonces, la empresa se centró en la mejora continua de la plataforma y, tras un año de intenso trabajo recogiendo la experiencia de clientes e ‘influencers’, entendieron qué necesitaba cada uno para que la relación entre ellos fuera fácil y segura.

Andrés Pineda, CEO de Fheel, junto con sus dos socios, el inversor Tom Horsey y la empresa de I+D+i Secmotic, decidieron dar un giro de 180º y empezar a trabajar en una nueva plataforma que fuese abierta, basada en la lógica de una tienda ‘on line’ y en la que el uso y la gestión de las campañas fuera realmente fácil e intuitiva.

La primera premisa consistía en permitir el acceso a cualquier usuario sin necesidad de estar registrado, con lo que consiguieron aumentar notablemente el tráfico de clientes a la web. En segundo lugar, debían añadir un buscador para que las marcas y agencias encontrasen a los ‘influencers’ que encajasen con el producto o servicio a recomendar de una manera más exhaustiva, gracias a una búsqueda segmentada por temáticas como belleza, moda, tecnología, decoración, familia, deportes, etcétera y unos filtros para que la marca pudiese seccionar según el público objetivo del ‘influencer’. De esta forma,  las marcas conseguirían localizar a los ‘influencers’ que guardaran más afinidad para recomendar cada producto o servicio.

Control total

Otra de las mejoras de la nueva plataforma consistía en permitir a las marcas elegir a los ‘influencers’. A modo de microoferta de empleo, las marcas lanzarían la propuesta de colaboración solo a aquellos candidatos que realmente pudieran llegar al público objetivo y que encajaran con la filosofía de la marca. De esta forma, entre los ‘influencers’ interesados en participar en la campaña, la marca decidiría finalmente a cuales contratar. Gracias a este sistema de control total, las marcas dejarían de derrochar dinero en inversiones con ‘influencers’ elegidos al azar y tendrían el control sobre los candidatos.

El siguiente reto fue solucionar la comunicación bilateral marcas-‘influencers’ a la hora de poner en marcha una campaña. Gracias a la creación de un sistema de mensajería interno sujeto a un contrato con los puntos acordados, tanto marcas como ‘influencers’ podrían dar forma a la colaboración aportando ideas y mejorando notablemente la estrategia gracias a las aportaciones que hiciera el ‘influencer’.

El trabajo de I+D+i es digno de las mejores 'start-ups' americanas

Para que la comunicación fuese efectiva, se implementó para las marcas un ‘briefing’ para guiar a estas a definir bien los objetivos que deberían cumplir los ‘influencers’, explicando con detalles las ventajas del producto o servicio y definiendo claramente el tipo de colaboración. De esta forma, el ‘influencer’ recibiría una información de calidad para  poder prescribir de una manera efectiva el producto o servicio.

Finalmente, el reporte global de la campaña y desglosado por ‘influencers’ en un panel de control permitiría a las marcas ver qué ‘influencer’ había sido más rentable para así perfeccionar la estrategia en un futuro.

En definitiva, durante los últimos meses se ha llevado a cabo un trabajo de I+D+i digno de una de las mejores ‘start-ups’ americanas, el cual ha servido para facilitar y estrechar la relación entre marcas e ‘influencers’. Por lo que, una vez más, una ‘start-up’ española ha demostrado que las grandes empresas tecnológicas también nacen por estas tierras.

0 Comentarios
cargando