Ir a contenido

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL COL·LEGI DE GESTORS DE CATALUNYA

Lluzar: "Si estás bien asesorado, pagarás lo justo en la renta, ni más ni menos"

En plena campaña para presentar la declaración, Alfonso Lluzar reivindica la figura del profesional de la gestoría ante fórmulas más inmediatas

"La nueva 'app' de Hacienda puede servir para las declaraciones más sencillas, pero desde luego no para las demás", asegura

Eduard Palomares

Alfonso Lluzar, presidente del Col·legi Oficial de Gestors Administratius de Catalunya, en la redacción de EL PERIÓDICO.

Alfonso Lluzar, presidente del Col·legi Oficial de Gestors Administratius de Catalunya, en la redacción de EL PERIÓDICO.

La campaña de la declaración de la renta ha vuelto puntual, como cada primavera, y esto significa que los ciudadanos tienen que ponerse a hacer números. Un trabajo arduo y que, además, conlleva la responsabilidad de asumir que todos los datos que constan están correctos. Ante ello, la figura del gestor administrativo aparece para aportar conocimiento y seguridad, tal y como recalca Alfonso Lluzar, presidente del Col·legi Oficial de Gestors Administratius de Catalunya.

--¿Es esta la época de más trabajo para un gestor administrativo?

--Sí, de mucho trabajo, pero también es una época muy interesante, de recuentros con clientes que te explican cómo les ha ido la vida a lo largo de este último año. Aparte, se produce un cierto desbarajuste al inicio de la campaña, porque Hacienda inicia la campaña de la renta con un plazo reservado solo para confirmar borradores, y no para otro tipo de presentaciones. Pero bueno, ahora ya se ha terminado este periodo inicial y estamos a pleno ritmo.  

--La Agencia Tributaria presenta cada vez nuevas innovaciones tecnológicas, como una aplicación para hacer la declaración desde el móvil. ¿Esto facilita o complica aún más las cosas?

--El tema del móvil queda muy moderno, pero creo que sirve para dar un paso más en una banalización de la renta, que no deja de ser el impuesto más universal que tenemos. Se trata de un impuesto complejo, con unos manuales que aporta Hacienda que superan las mil páginas. Pero si todo esto te lo ponen en una app –con letra pequeña–, te dejan descargar tus datos, te piden que aceptes el borrador con un simple clic, la sensación que queda es que todo está ‘chupado’. Pues no lo está. Sobre todo porque hay que tener en cuenta que la responsabilidad final de que todos los datos sean correctos es siempre del usuario, no de Hacienda. Aunque sea la administración quien los aporte en un principio.

--¿Qué puede suceder entonces si el usuario confirma un borrador que no es correcto?

--Cada año, no falla, nos encontramos con personas que acuden a nuestros despachos comentando que les ha llegado una declaración paralela y no entienden el porqué, ya que ellos confirmaron los datos que les proporcionó la propia Hacienda. Porque quizás desde la Administración Pública se pone el acento en las novedades tecnológicas, pero no tanto en que la responsabilidad final recae en el usuario. La ‘app’ puede servir para declaraciones sencillas, pero desde luego no en las más complejas.

--¿Cuáles suelen ser esos aspectos que no aparecen en el borrador, pero que el contribuyente debe añadir?

--Sobre todo son referentes a rentas inmobiliarias imputadas y también nos hemos encontrado con paralelas derivadas de situaciones familiares. En el borrador te indican una unidad familiar determinada, con deducciones por hijos a cargo, por ejemplo, pero quizás le señalan lo mismo al otro progenitor. Y si los dos aprueban ese borrador tal y como está, resulta que esa deducción aparece doblada. También nos encontramos con la ausencia de datos que no tiene Hacienda y por lo tanto no constan en el borrador, como las subvenciones recibidas. Sería el caso de planes como el PIVE para la compra de un coche, que se tiene que declarar pero no consta en los datos iniciales.

--Ante la inmediatez de los sistemas digitales, ¿qué ventajas ofrece contratar a un gestor administrativo para cumplimentar la declaración de la renta?

--Hoy en día, prácticamente nadie se hace la renta él mismo: o te la hace Hacienda y tu das tu conformidad a través de la plataforma web o bien acudes a un gestor administrativo. En este último caso, a veces se trata de revisar bien los datos y añadir algunos cambios en el propio programa digital de Hacienda, mientras que en otras ocasiones requiere un trabajo más complejo. En todo caso, si estás bien asesorado, harás una buena declaración de la renta. Y eso significa pagar lo justo, ni más ni menos. Porque si puedes disfrutar de alguna bonificación o ventaja fiscal, hay que saber cómo aplicarlo.

"Con nuestros clientes habituales comenzamos a preparar la declaración de la renta en octubre, que es cuando aún estamos a tiempo de modificar algún aspecto"

--¿A qué perfil de ciudadanos recomendaría que acudan a un gestor?

--Yo a todo el mundo, aunque cuanto más compleja sea la declaración, lo recomiendo aún más. Sin embargo, no solo se trata de prestar atención cuando empieza la campaña cada primavera, sino que con nuestros clientes habituales comenzamos a elaborar la renta ya en octubre, porque es cuando todavía se pueden modificar cosas. Miramos entonces qué movimientos se pueden hacer antes del 31 de diciembre para conseguir algunas posibles ventajas fiscales. Y esto se tiene que hacer con calma y antelación.

--¿Qué tipo de ventajas se podrían conseguir gracias a esa anticipación?

--Muchas. Por ejemplo, si tienes que venderte un piso. O si tienes una actividad empresarial o profesional, o un fondo de inversión que te está dando pérdidas. Antes de hacer cualquier movimiento, recomiendo estudiarlo bien para ver de qué manera se puede realizar una aplicación adecuada de la norma para que las facturas no sean excesivamente abultadas. Si planificas bien tu declaración, normalmente sales ganando.

--¿Existe demasiado desconocimiento entre la ciudadanía de cuestiones fiscales?

--Hay que tener en cuenta que estamos en un mundo cada vez más especializado, y los profesionales o empresarios están muy centrados en su área de actividad. Así que necesitan a alguien que les apoye en las áreas que no domina. Algo que, de hecho, hace que sea más productivo. Un médico tiene que centrarse en hacer de médico, y no en cuestiones ajenas. Los gestores somos expertos a los que las personas nos externalizan el cuidado de sus obligaciones fiscales, porque así pueden dedicarse a ser competitivos en su actividad.

--¿Cuáles son las principales novedades de la campaña de este año?

--Hay dos grandes novedades. En primer lugar, la tributación paga los derechos de subscripción, que antes no pagaban. En segundo lugar, puedes aplicar las reducciones por descendientes en aquellos casos de acogida de menores por custodia judicial. Y además hay que tener en cuenta temas con el retorno de cantidades cobradas tras sentencias por temas como la cláusula suelo en hipotecas, aunque hay diversas formas relacionadas a si hubieron deducciones, rendimientos por alquiler…

--Si antes mucha gente se decantaba por comprar un piso, ahora la opción mayoritaria pasa por el alquiler. ¿Existen deducciones?

--En Catalunya, en determinadas condiciones, puedes tener una pequeña deduccción por alquiler de vivienda habitual. Pero esa deducción general que había antes solo afecta a aquellos que tengan un contrato anterior a 1 de enero del 2015, y que ya hubieran disfrutado de este concepto. Igual que por casos de adquisición de vivienda habitual, los únicos que la puedan aplicar son los que se compraron el piso antes del 1 de enero de 2013 y que ya la hubieran disfrutado con anterioridad.

"Todo el mundo está obligado a declarar todos sus ingresos, provengan de donde provengan, y esto también vale para la economía colaborativa"

--La llamada economía colaborativa ha hecho que se multiplicaran las opciones de obtener ingresos extra, ya sea alquilando una habitación, vendiendo objetos de segunda mano… ¿Se tienen que incorporar a la declaración?

--Se tendrían que incorporar. La renta es un tipo de impuesto muy curioso, porque afecta a tu renta mundial, es decir, que da igual dónde hagas el negocio. Tengo un cliente que crea ‘apps’ y las cuelga para venderlas en un servidor de Silicon Valley. Y declaramos estas ganancias, porque como ciudadano estás obligado a declarar todos tus ingresos, provengan de donde provengan. Aunque estos datos actualmente no los tiene Hacienda, así que no aparecen en el borrador. Pero que no los tenga ahora no significa que en un futuro no los pueda obtener. Y recuerdo que el impuesto tiene un plazo de revisión de cuatro años.

--¿Cómo influirán las nuevas tecnologías en el gestor administrativo del futuro?

--Los gestores administrativos siempre hemos apostado por las nuevas tecnologías, incluso antes que la Agencia Tributaria. Seguro que en el futuro nuestro trabajo será muy diferente, aunque si hay una cosa que siempre nos ha caracterizado a los gestores es nuestra capacidad de adaptación a los tiempos. El trabajo que hacía un gestor en los años 60 es muy diferente al de ahora. Y lo será en unas décadas. Pero como profesionales cambiamos con la sociedad, y confiamos que en 10 o 20 años sigamos aportando valor a la sociedad, que es lo que hace que una profesión se mantenga.

0 Comentarios
cargando