Ir a contenido

SERVICIOS FINANCIEROS

"Los fondos de inversión son la mejor opción de ahorro a medio y largo plazo"

Luis Megías, presidente de BBVA Asset Management, explica que son adecuados para todos los usuarios siempre y cuando respondan a su perfil y objetivos

La entidad ha reforzado el asesoramiento a sus clientes y ha definido cinco apartados de productos basados en las metas de cada persona

XAVI DATZIRA / BARCELONA

"Los fondos de inversión son la mejor opción de ahorro a medio y largo plazo"

Los tipos de interés continúan a un nivel muy bajo, y esto supone una buena y una mala noticia para el ciudadano común. En el primer caso, las cuotas de las hipotecas son más asequibles ya que el Euribor permanece bajo mínimos. En el segundo, los productos de ahorro tradicionales, como los depósitos, ofrecen actualmente una rentabilidad mínima. Por eso, ha llegado la hora de preguntarse si vale la pena contratar un fondo de inversión y cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes.

Las entidades disponen de cada vez más productos financieros basados en la gestión de activos y, además, la entrada en vigor de la normativa europea Mifid II obliga a incrementar la transparencia informativa, por lo que el consumidor está más protegido. Esto hace que cada vez más clientes se decanten por dar el salto a estos productos que brindan mayor rentabilidad, aunque también más riesgo. Prueba de ello es que los fondos de inversión de BBVA incrementaron su patrimonio en el pasado mes de enero en 1.224 millones de euros, hasta alcanzar un total de 39.132 millones. La entidad acumula así 23 meses consecutivos de entradas netas en sus carteras.

“Los fondos son siempre una opción muy atractiva dada su flexibilidad, capacidad de adaptación al mercado, liquidez y fiscalidad. En el entorno actual es claramente la mejor opción para canalizar el ahorro a medio y largo plazo”, asegura Luis Megías, presidente de BBVA Asset Management, la unidad del grupo encargada de la gestión de fondos de inversión. Los expertos señalan que, en general, los fondos son adecuados para cualquier usuario, si bien hay que tener en cuenta que son soluciones de inversión que requieren paciencia y horizontes medios y largos. Asimismo, es preciso tener en cuenta que no se trata de productos exentos de riesgo, como sí lo es una cuenta o depósito de ahorro.

Perfil de riesgo

Por eso, es fundamental que cualquier persona que quiera contratar este tipo de productos sea consciente del tipo de riesgo que pueda asumir y reciba la información necesaria para encontrar los fondos que mejor encajan con él. Por eso, BBVA ha reforzado el diálogo con sus clientes para proponerles soluciones de inversión adaptadas a ellos y a sus objetivos. “El proceso de asesoramiento toma un valor fundamental. Es preciso conocer el perfil de riesgo del cliente además de entender los objetivos que quiere alcanzar. Para cada cliente y para cada objetivo que quiere alcanzar existe una solución idónea”, remarca Megías.

"Es preciso conocer el perfil de riesgo, además de entender los objetivos que quiere alcanzar, para ofrecer una solución idónea a cada cliente"

Luis Megías

Presidente de BBVA Asset Management.

Para facilitar este encaje, BBVA ha definido cinco grupos o apartados donde incluir todas las posibles metas del cliente, y sobre esas cinco metas propone cinco soluciones de inversión: ahorro ante imprevistos, ahorro para una finalidad, invertir para hacer crecer el dinero en el tiempo, obtener una renta que complemente los ingresos ordinarios y ahorrar para la jubilación. “Pivotamos sobre estos objetivos para poder perfilar correctamente a los clientes”, añade el presidente de BBVA Asset Management.

Conexión digital

La comunicación entre el cliente y el banco, además, se vuelve ahora más directa gracias a la apuesta de BBVA por el mundo digital, que permite “poder gestionar el ahorro en cualquier momento o lugar sin tener que tener que pasar por la sucursal”. De hecho, en el 2017, el 34% de las operaciones en fondos de inversión se produjeron a través de medios digitales, una cifra que ha aumentado hasta el 46% en enero de este año.

Índices bursátiles.

La situación marcada por los bajos tipos de interés, el asesoramiento que ofrece BBVA a sus clientes y las facilidades de acceso que ofrece la banca digital explican en parte el incremento de patrimonio bajo gestión de BBVA en fondos de inversión nacionales, que creció 5.300 millones de euros. Esto supuso un incremento del 16,3%, frente al 11,6% que, según Inverco, se registró en el conjunto del sistema. Pero aún hay otro aliciente a tener en cuenta: el buen comportamiento de los mercados, en particular de los de renta variable, unido a su baja volatilidad.

Altas rentabilidades

En este sentido, BBVA ha destacado por encima del resto, logrando que en el 2017 cerca del 80% de los fondos de gestión activa consiguieran rentabilidades que estuvieron por encima de sus respectivos índices de referencia. Algo que se puede repetir este año, aunque Luis Megías opta por la prudencia: “Todos los análisis hacen indicar que así será... pero no olvidemos que con lo que ha ocurrido en el pasado no se puede ‘copiar y pegar’ para el futuro. El ahorro en renta variable exige calma, disciplina y tiempo”.

En particular, los fondos de BBVA que mejor funcionaron el año pasado fueron los de tipo multiactivo, con una gestión activa y profesional, y adaptada al nivel de riesgo de los partícipes. Sobre todo, los fondos de la gama Quality Inversión (Conservadora, Moderada y Decidida), líderes en captaciones en su segmento, lograron rentabilidades excepcionales.

Más concretamente, el Quality Inversión Conservadora fue el fondo de inversión con mayores suscripciones netas en España en el 2017, con 5.238 millones de euros y una rentabilidad positiva del 2,86%. Además, su comienzo en el 2018 ha ido en la misma línea, acumulando una rentabilidad positiva del 1,07% en el mes de enero.

Cinco formas de ahorrar

Para facilitar el asesoramiento sobre fondos de inversión, BBVA ha determinado cinco objetivos principales que un cliente puede tener para canalizar su ahorro. Y, a partir de aquí, poder ofrecerle los productos más adecuados. Son los siguientes.

-Ahorro para imprevistos: Aquel que tiene un horizonte de corto plazo y para el que quiere un riesgo mínimo.

-Ahorro para obtener rentas: Con el que se quiere canalizar para generar rentas o pagas recurrentes que complementen nuestro sueldo o pensión.

-Ahorro para planes específicos: Con fechas determinadas, para ese ahorro que tiene un destino final claro y determinado.

-Ahorro para inversión general: Para ese ahorro que invertimos sin un objetivo concreto pero que queremos ver crecer a largo plazo.

-Ahorro para la jubilación: Donde en función de la edad, las alternativas para canalizar este ahorro son diferentes.

0 Comentarios
cargando