Jornada laboral intensiva: Menos tiempo, más rendimiento

Son muchos los expertos que coinciden en destacar las ventajas de esta fórmula de trabajo, frente al modelo de horario partido en las empresas

Jornada laboral intensiva: Menos tiempo, más rendimiento
2
Se lee en minutos
VERÓNICA SEDEÑO

Durante los meses de verano son muchas las empresas en España que apuestan por implantar la jornada intensiva. Al consultar distintos estudios de grandes y reconocidas consultoras de Recursos Humanos y captación de personal, lo que hay que poner en valor en las empresas es el rendimiento del trabajador y no el tiempo que éste le dedica a su trabajo. Distintos informes apuntan a que la jornada laboral intensiva, al permitir una mejor conciliación con la vida personal y familiar, contribuye al bienestar del trabajador y, por tanto, a su mejor rendimiento profesional.

Ventajas de la jornada laboral intensiva

En concreto, los expertos coinciden en destacar las siguientes ventajas de la jornada laboral intensiva frente a la partida: 

Productividad: A partir de las 7-8 horas laborales, la fatiga hace mella en el desempeño profesional de los trabajadores. De esta manera, se disminuye notablemente la productividad y el rendimiento. 

Conciliación: La jornada intensiva favorece, en la mayoría de los casos, la conciliación con la vida familiar, personal, académica, etc. A lo largo del día los trabajadores necesitan llevar a cabo otras tareas y ocupaciones, por lo que el empleo no puede ocupar toda la atención diaria de una persona. Hace falta tiempo para estar con la familia, con los amigos, practicando deporte o formándose. Todo esto, favorecerá a que al día siguiente pueda rendir mejor en sus ocupaciones laborales.

Desconexión: El descanso es fundamental para asegurar el rendimiento profesional. Por eso, la jornada intensiva se presenta con una buena fórmula para conseguir este objetivo. Contar con más tiempo libre fomenta las aficiones y éstas, consecuentemente, favorecen la mejora de la productividad laboral.

Motivación: Trabajar con jornada intensiva se presenta como una motivación para muchos profesionales. Además, supone un plus diferenciador para las compañías que la implantan.

Con estos beneficios, ¿por qué no se implanta la jornada intensiva durante todo el año en más empresas?. Según uno de los últimos estudios publicados por la consultora Adecco, solo un 14% de los trabajadores en España cuenta con jornada intensiva todo el año. 

Cambios en el modelo de trabajo

Noticias relacionadas

De momento, la realidad es que el modelo de trabajo está en proceso de cambio con fórmulas híbridas de empleo, las conocidas como oficinas líquidas y los espacios de coworking.

También se pone cada vez más el foco sobre la semana laboral de 4 días, que Reino Unido, por ejemplo, está probando de forma experimental. En España, desde la Comunidad Valenciana también se alzan como pioneros en esta estrategia, donde han empezado a conceder ayudas y subvenciones a las empresas que implanten la semana laboral de 4 días. 

Temas

Empleo