Trabaja como 'rider' con todas las ventajas de un profesional asalariado

GRUPO CRIT cuenta con decenas de puestos vacantes en diferentes ciudades, en los que ofrece contrato laboral con alta en la Seguridad Social

Trabaja como 'rider' con todas las ventajas de un profesional asalariado
2
Se lee en minutos
VERÓNICA SEDEÑO

Los repartidores/as de comida a domicilio, comúnmente conocidos como ‘riders’, han crecido enormemente en los últimos tiempos. El crecimiento de las tantas y tantas plataformas digitales que reparten a domicilio, pese a lo que podían anunciar respecto a la entrada en vigor de la ley que lo regula, ha motivado un aumento de la demanda de este empleo. Con el objetivo de ofrecer siempre las mejores condiciones laborales, la agencia de colocación de personal GRUPO CRIT ofrece una serie de ventajas para trabajar como repartidor/a en una época en la que el éxito de esta actividad se ve reflejado en las calles con tantos y tantos repartidores a domicilio.

La llegada de nuevas empresas es una muestra de que el negocio es rentable con unas mejores condiciones laborales. Tal y como recoge la nueva ley de riders, los repartidores tienen una relación laboral con las compañías y no pueden ser considerados autónomos.

En esa línea trabaja CRIT, ofreciendo puestos de este tipo con características que van acorde con lo que dicta la ‘Ley Rider’. A continuación, presentamos las ventajas que CRIT ofrece para trabajar como rider.

Contrato por horas de trabajo, no por pedido

En consonancia con la nueva ‘Ley Rider’, CRIT ofrece a sus empleados un contrato laboral con alta en la seguridad social y por cuenta ajena. Esto es esencial para garantizar una seguridad y estabilidad a los trabajadores. En este sentido, CRIT ofrece a sus riders un contrato laboral por horas de trabajo y no por pedido, además de cubrir gastos del desplazamiento a aquellas personas que hagan los repartos en moto. También existe la posibilidad de firmar contratos más estables o incluso de días sueltos. Por ello, para cualquier persona con carnet de moto y moto propia, esta labor puede convertirse en un complemento muy apetecible a fin de mes.

Perfil de un repartidor/a

El empleo de rider se convierte en una oportunidad más que perfecta para todos aquellos que quieran compaginar la actividad o incluso para quienes quizás, no tengan tanta suerte en la búsqueda laboral en otras ramas. Además, este modelo laboral ha facilitado la incorporación al mercado de perfiles que tenían dificultades para encontrar un empleo de este tipo: migrantes sobrecualificados, personas que cuidan a dependientes o aquellos que, habiendo superado los 50 años, no tienen experiencia en el sector. Asimismo, también es una buena manera para que los jóvenes puedan seguir estudiando, compaginando las tareas académicas con un trabajo que les otorgue una paga a final de mes.

Horario libre y flexibilidad

Con todo esto, el puesto de rider también se hace perfecto para estudiantes y pluriempleados, siendo más que compatible con todo tipo de públicos. Este trabajo permite adaptar la disponibilidad horaria con una jornada laboral flexible de comidas y/o cenas que favorece la posibilidad de combinar y establecer los horarios de la forma que más convenga.

Noticias relacionadas

Esto significa, que aparte de poder seleccionar o planificar los días de disponibilidad, también se podrá negociar el horario. La actividad cubre en torno a tres o cuatro horas en la comida y otras tres o cuatro en la cena. En fin de semana se ofrecen también jornadas laborales totales con el mismo horario de comidas y cenas. Los días festivos se paga un extra.

No dejes pasar esta oportunidad y trabaja de rider en bici o moto en Barcelona y otras muchas ciudades.

Temas

Empleo