Reforma Laboral: Qué sabemos hasta ahora y cómo están las negociaciones

La cuerda entre el Gobierno, patronal y sindicatos se tensa tras jornadas de tiras y afloja

Reforma Laboral: Qué sabemos hasta ahora y cómo están las negociaciones
3
Se lee en minutos
VERÓNICA SEDEÑO / EP

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado esta misma semana que el Gobierno va a "propiciar la mayor reforma del mercado de trabajo" de España. Esa reforma debe estar aprobada antes de fin de año, como parte del compromiso del Ejecutivo con Bruselas para la recepción de los fondos europeos. "Hay muchas cosas que vamos a derogar, es decir, vamos a expulsarlas del ordenamiento jurídico, y habrá muchas otras que vamos a legislar de nuevo. Esto es lo que, técnicamente, vamos a hacer", ha confirmado la propia Díaz.

 

Reforma laboral de 2012

"¿Técnicamente se puede derogar la reforma laboral del Partido Popular? No, porque fue una reforma expansiva que afectó a más de 20 preceptos del Estatuto de los Trabajadores, a varios reales decretos y directivas", ha aclarado la vicepresidenta. En esta línea, Díaz ha señalado que la intención de su departamento es hacer una legislación laboral que vaya "mucho más" allá de la derogación y ha recordado que la reforma del PP provocó, a su juicio, "una enorme devaluación salarial, desequilibró la capacidad de negociación de trabajadores y empresarios" y convirtió a España en un país "con un trabajo precario".

La ministra de Trabajo ha insistido en que "técnicamente" no se puede derogar la reforma laboral de 2012 porque "fue una reforma expansiva que afectó a más de 20 preceptos del Estatuto de los Trabajadores, a varios reales decretos y directivas".

Asimismo, ha precisado que la derogación se hará en los "términos del acuerdo de coalición y del Plan de Recuperación" enviado a la Comisión Europea.

Diálogo social

El Gobierno, la patronal y los agentes sociales mantienen el diálogo social para llegar a un acuerdo sobre la futura reforma laboral. Dichas negociaciones se están tensando por los distintos puntos de vista, sobre todo, de los empresarios. De esta manera, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha mostrado su "sorpresa" por el hecho de que en la mesa de diálogo social sobre la reforma laboral no haya cambiado nada pese a la entrada de más ministerios en la negociación. "A la mesa ha llegado el mismo papel que estaba. No sé si el Gobierno se ha coordinado o no, pero seguimos con el mismo papel de hace 15 días". 

El líder de la CEOE ha denunciado que las reformas que está pidiendo Europa a España "no son las que nos cuentan". "Hay una parte del Gobierno que está hablando de reformas que Europa no habla. Cuando estamos hablando de la reforma laboral están sobre la mesa papeles y cosas que Europa no está pidiendo", ha advertido. Así, por ejemplo, ha asegurado que Europa no está pidiendo que se dé prevalencia al convenio de sector sobre el de empresa, que es una de las medidas que quiere acometer el Gobierno y que supondría modificar la reforma laboral de 2012.

En este sentido, Garamendi ha subrayado que en los papeles que España ha enviado a Europa no pone en ningún sitio que se vaya a derogar la reforma laboral de 2012. "¿Se puede mejorar esta reforma? Sí, todo es mejorable y es lo que hay que intentar, pero los grandes titulares ayudan poco. Nosotros no queremos estar en la pelea política", ha dicho.

El dirigente empresarial ha pedido a la clase política y al Gobierno seguridad jurídica y estabilidad en las reglas del juego para "no espantar" a inversores, accionistas y fondos. "A las empresas les preocupan más las reformas y las contrarreformas que los fondos europeos porque lo que quieren es estabilidad", ha señalado.

Noticias relacionadas

Por su parte, el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha alertado de que las presiones de última hora "van a ser muchas" en la negociación de la reforma laboral que se está llevando a cabo. Sordo ha avisado de que "el sindicato está preparando" movilizaciones por si estas presiones fructificaran, y ha asegurado que estas presiones tratan de no modificar el 'statu quo' de lo que fueron las reformas de hace diez años.

El líder de CC.OO. ha subrayado que el actual es un "momento crítico" para definir la resolución de la negociación laboral y ha definido la reforma laboral de 2012 como la del "austericidio, la desigualdad y el empobrecimiento interno" del país.