03 jul 2020

Ir a contenido

    LA CARRERA HACIA EL ELÍSEO

    Merkel a Hollande: "El pacto fiscal no es negociable"

    La cancillera asegura que recibirá "con los brazos abiertos" al nuevo presidente de Francia, al que ha invitado a Berlín

    La cancillera alemana, Angela Merkel, llamó anoche por teléfono al futuro presidente de Francia, el socialista François Hollande, vencedor de las elecciones en Francia, y le invitó a ir a Berlín en cuanto haya asumido su cargo, según ha informado el portavoz del Gobierno germano, Steffen Seibert. Merkel expresó a Hollande sus felicitaciones por la victoria, añadió el portavoz, quien dijo que ambos políticos coincidieron en la voluntad de desarrollar una fructífera y estrecha cooperación.

    Este lunes, Merkel ha asegurado que recibirá a Hollande "con los brazos abiertos". En una primera reacción pública tras una reunión de la cúpula de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que preside, la cancillera ha subrayado que las relaciones francoalemanas son "esenciales" y ha destacadoq ue trabajará  "bien e intensamente" con el nuevo jefe del Elíseo, con el que espera encontrarse "pronto", si bien no ha hablado de ninguna fecha concreta. Medios alemanes barajan que el encuentro tendrá lugar la próxima semana, una vez Hollande haya tomado posesión del cargo, cosa que sucederá el 15 de mayo.

    A pesar del tono cordial y de las felicitaciones, Merkel se mantiene firme en sus posiciones respecto a las políticas de austeridad, que Hollande quiere supeditar a las políticas de crecimiento. La cancillera ha insistido una vez más que el pacto fiscal no es negociable. "En Alemania creemos, y es mi opinión personal también, que el pacto fiscal no es negociable. Se negoció y lo firmaron 25 países", ha subrayado.

    Dos caras de la misma moneda

    Respecto a las promesas electorales de Hollande sobre el crecimiento, la dirigente germana ha considerado que austeridad y crecimiento son "dos caras de la misma moneda". "El progreso solo llegará a través de la solidez financiera más el crecimiento".

    El objetivo del Gobierno de Berlín en su relación con Francia, será, según indicó el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, encontrar una forma de compromiso entre la vía del pacto fiscal y la de crecimiento económico en la UE. "Ambas partes están dispuestas a buscar un compromiso pragmático y viable para lograr el objetivo común de la estabilización del eur", apuntí Westerwelle en declaraciones a la televisión pública ZDF.

    El jefe de la diplomacia germana aseguró que el pacto fiscal en la UE "se mantendrá vigente" en referencia a la voluntad de Hollande de renegociarlo. Sin embargo, admitió que a la disciplina fiscal se añadirá el objetivo del crecimiento económico. Ello no implicará, subrayó Westerwelle, necesariamente "más dinero", sino "gastarlo mejor".

    Nada hasta la investidura

    Hollande no tiene previsto mantener contactos oficiales con Merkel hasta que sea investido porque será entonces cuando podrá discutir "de igual a igual", ha explicado este lunes Michel Sapin, uno de los hombres de confianza del presidente electo en el Partido Socialista (PS). "Solo cuando haya sido investido en el Elíseo podrá discutir de igual a igual" con la cancillera ha subrayado Sapin en una entrevista a la emisora de radio RMC Sapin. Hasta entonces, "no habrá contactos oficiales".