El veredicto de las urnas

9 zascas para 9 partidos en las elecciones catalanas 2021

  • Los resultados del 14-F pueden analizarse desde muchas ópticas y todas las formaciones tienen algún motivo para reflexionar

Un hombre consulta las papeletas de las elecciones catalanas en un colegio electoral

Un hombre consulta las papeletas de las elecciones catalanas en un colegio electoral / Manu Mitru

Se lee en minutos

Reza el famoso poema de Ramón de Campoamor que, "en este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira". También los resultados de las elecciones catalanas del 14 de febrero pueden analizarse desde muchas ópticas, hasta el punto de que incluso los partidos mejor parados por el dictamen de las urnas tienen algún motivo para reflexionar. Vayamos uno a uno con la ayuda del GESOP.

PSC

Los socialistas de Salvador Illa ganaron las elecciones con casi 50.000 votos más que ERC y más de 80.000 sobre JxCat, y son el único partido que obtuvo más apoyo que en 2017 (Vox aparte). Pero es la primera vez que la formación vencedora no alcanza el 25% de los sufragios (se quedó en el 22,7%). El PSC recabó su mejor resultado desde 2006 y los 104 municipios donde se impuso representan más del 60% del censo. El área metropolitana de Barcelona, la costa de Tarragona y el Vall d'Aran fueron sus principales feudos, pero volvió a flaquear en la Catalunya interior. Su mejor registro fue en La Llagosta (43,9%) y el peor, en Anglesola (2,6%).

ERC

Pere Aragonès cosechó el segundo mejor resultado de ERC en solitario en unas elecciones autonómicas y empató en escaños con el PSC. Sin embargo, perdió uno de cada tres votantes respecto a los comicios de 2017. Logró la victoria en 248 localidades, un centenar más que tres años antes, y consolidó su primacía en las Terres de l'Ebre y en Lleida. También consiguió recortar de forma significativa la distancia que le separaba del PSC en el área metropolitana y de JxCat en Girona y la Catalunya central, pero sin demasiados 'sorpassos'. El mayor porcentaje de voto a Esquerra se dio en Cervià de les Garrigues (43,2%) y el menor, en Bossòst (10,1%).

Junts

Junts per Catalunya, con Carles Puigdemont y Laura Borràs al frente, fue la primera fuerza en seis de cada 10 municipios de Catalunya, pero fueron un centenar menos que en 2017. Si se compara con CiU, JxCat consignó el peor resultado en unas elecciones catalanas para la posconvergencia, quedándose por debajo del 20% de los votos y perdiendo uno de cada tres apoyos respecto a los anteriores comicios. La provincia de Girona sigue siendo el gran fortín de Junts, con Amer, el pueblo natal de Puigdemont, como el municipio donde recabó mayor porcentaje de papeletas (58,9%). En el otro extremo, Badia del Vallès, donde solo les votó el 2,9%.

Vox

Los ultraderechistas de Ignacio Garriga dieron la campanada con 11 escaños y el 7,6% de los votos, su mejor resultado en Catalunya en porcentaje de voto. Sin embargo, en número de papeletas, los 217.371 sufragios representan unos 26.000 menos que los 243.640 que Vox logró en las elecciones generales de noviembre de 2019. Superó el 20% de los votos en Vilamalla (22,4%) y La Pobla de Mafumet (21%), localidades donde ganó, pero también se quedó del 3% en la mayor parte del interior del país. En Esterri d'Àneu fue donde menos gente les votó (0,3%).

CUP

Los anticapitalistas de Dolors Sabater obtuvieron su segundo mejor resultado en escaños (9) porcentaje de voto (6,6%), pero su segundo peor registro en número de sufragios (188.830), aunque perdió poco más de 6.000 respecto a 2017. La CUP fue la primera fuerza en La Vilella Alta, Farrera, Sales de Llierca, La Quar y Sobremunt, todos ellos municipios con menos de 110 electores censados. La localidad con mayor porcentaje de voto 'cupaire' fue Celrà (27,1%), cuyo alcalde era su cabeza de lista por Girona, y en la que menor apoyo consiguieron fue La Granja d'Escarp (0,8%).

En Comú Podem

Los 'comuns' conservaron sus ocho diputados, pero registraron el peor resultado en porcentaje de voto de este espacio político (6,8%) en las últimas dos décadas. La coalición de Jéssica Albiach bajó de los 200.000 votos y perdió el 40% de los apoyos respecto a 2017. El 12% de los sufragios fue su mejor dato a nivel municipal, en Santa Maria de Martorelles, mientras que una población, Montgai, no les votó nadie.

Ciutadans

Pasar de 36 a 6 diputados lo dice todo. Ciutadans solo logró retener el 14,2% del millón largo de votos que le dieron la victoria en 2017. El partido naranja ha roto bruscamente la tendencia al alza que mantenía desde su nacimiento, en 2006, y se ha desplomado 20 puntos. Sus mayores apoyos los logró de nuevo en el área metropolitana de Barcelona y en la costa de Tarragona, pero en el municipio donde cosechó más porcentaje de voto, Vila-seca, apenas llegó al 10%. En el otro extremo, nadie eligió la papeleta de Ciutadans en Rasquera, feudo de ERC.

Noticias relacionadas

PP

Los populares de Alejandro Fernández se anotaron su peor resultado desde las primeras elecciones autonómicas, en 1980, cuando Alianza Popular no consiguió representación en el Parlament. Respecto a 2017, el PP perdió a cuatro de cada 10 votantes. En la localidad de Gimenells i el Pla de la Font (Lleida), recuperó la primera posición que Ciutadans le había arrebatado tres años atrás, siendo además el feudo con mayor porcentaje de voto (18,2%) y el único en el que superó el 10% junto con Aitona (10,8%). Por el contrario, en varias poblaciones se quedó con cero votos, como en Montagut i Oix, Esterri d'Àneu, Sant Jordi Desvalls, Castellcir y Miravet.

PDECat

El partido heredero de CDC fracasó en su intento de mantenerse en el Parlament. Los 77.059 votos no le permitieron al PDECat superar el listón del 3% necesario para estar en la Cámara catalana. La formación registró sus mejores resultados en la provincia de Lleida, siendo la primera fuerza en Bellmunt d'Urgell, La Baronia de Rialb, Ivars de Noguera, Aitona, Forès, Preixens y Vilaller. En uno de esos municipios, Aitona, es donde la marca de Artur Mas logró mayor porcentaje de apoyos (32%), mientras que su peor registro se lo anotó en Badia del Vallès (0,2%).