Elecciones catalanas

ERC abre la puerta a gobernar en solitario tras el 14-F

  • Aragonès reitera su propuesta de Govern pentapartito

  • Junqueras y Rovira defienden la mesa de negociación con el Estado

El candidato de ERC, Pere Aragonès, en un acto de Jovent Republicà, en Barcelona.

El candidato de ERC, Pere Aragonès, en un acto de Jovent Republicà, en Barcelona. / ERC - Marc Puig

Se lee en minutos

La nula aceptación por parte de los partidos afectados de la propuesta de ERC de trazar un "Govern de frente amplio", con JxCat, CUP, PDECat y En Comú Podem obliga a los republicanos a barajar otros escenarios. Pese a manifestar que ese Executiu pentapartito sigue siendo el favorito de ERC, su presidenciable se ha abierto este lunes a otras fórmulas. Así, Pere Aragonès ha afirmado que su formación "está preparada para gobernar en solitario" si cuenta con los apoyos suficientes, puesto que "tiene la capacidad y los equipos necesarios". Todo ello, claro está, si le cuadran los números y el domingo vence al PSC y a Junts.

En una rueda de prensa de la agencia Efe, Aragonès se ha mostrado convencido de que Esquerra conseguirá ganar "con una amplia mayoría" y que eso le permitirá a su partido articular un Govern en el que pueda sumar" a las cuatro fuerzas.

Aragonès ha dicho ser consciente de "los vetos cruzados" entre algunos de estos partidos, pero confía en la capacidad de ERC de ponerlos de acuerdo y de formar un Ejecutivo de amplias mayorías.

En defensa del diálogo

Te puede interesar

Por otra parte, la dupla dirigente del partido republicano, Oriol Junqueras y Marta Rovira, defendieron de forma cerrada la mesa de negociación con el Estado nacida a la sombra del pacto de investidura de Pedro Sánchez. En un diálogo telemático entre ambos, Junqueras trató, así, de desactivar las frecuentes críticas que recibe de JxCat, por haber impulsado esta mesa de negociación: "Los que atacan la vía dialogada no saben de historia", espeta Junqueras en la conversación.

"Si sabes de historia, sabes que los independentistas irlandeses fueron represaliados, se exiliaron e, incluso, tras el Levantamiento de Pascua de 1916, fueron fusilados. Y acabaron negociando un referéndum con el Gobierno británico", asevera Junqueras. "¿Y quién protagonizó la negociación con el Estado? Pues los que habían sido encarcelados".