Cita con las urnas

Encuesta: El auge de los indecisos mantiene en vilo la pugna por la victoria en las elecciones catalanas

  • El PSC sigue en cabeza y el pulso entre ERC y JxCat se aprieta al comienzo de la campaña del 14-F

  • Crece la indefinición entre los votantes de Esquerra y baja en el electorado posconvergente

Candidatos a las elecciones autonómicas de Catalunya.

Candidatos a las elecciones autonómicas de Catalunya.

Se lee en minutos
Jose Rico
Jose Rico

Jefe de la sección de Política

Especialista en política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

Con las elecciones del 14 de febrero confirmadas por la justicia y la tercera ola del coronavirus a punto de llegar a su pico en plena carrera hacia las urnas, el cóctel que forman la desbocada pandemia, la amenaza de una elevada abstención y la creciente indecisión del electorado ha provocado una caída generalizada de la intención de voto a todos los partidos y candidatos desde principios de enero, lo que explica que el tablero electoral se mantenga bastante estable respecto a la fotografía demoscópica que se tomó hace algo menos de un mes. Al peligro de desmovilización se suma un clásico de todas las campañas electorales: el alto porcentaje de indecisos. Muy alto, podría decirse.

Según la encuesta preelectoral del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, a dos semanas de los comicios, el 31,6% de los votantes aseguran no saber todavía qué papeleta elegirán. Son ocho puntos más que en la encuesta de principios de enero, previa al enredo judicial con la fecha de las elecciones, y 10 puntos y medio más que en diciembre. La encuesta certifica de nuevo que este fenómeno supone un mayor obstáculo para los partidos no independentistas, pues la indefinición alcanza el 52,2% entre los contrarios a la secesión frente al 29,6% de indecisos que hay entre los votantes soberanistas.

En este contexto, los tres favoritos para el triunfo siguen en un pañuelo de cinco puntos y cinco escaños. El PSC repite en cabeza pero ha visto cómo el llamado ‘efecto Illa’ se ha frenado en seco a medida que el pulso entre ERC y JxCat alcanzaba la máxima igualdad. Apenas siete décimas separan a los dos socios del Govern.

Ya solo con la gorra de candidato tras dejar la cartera de ministro de Sanidad y situado en el blanco de la mayoría de ataques del resto de partidos, Salvador Illa ganaría las elecciones con el 24% de los votos y 34-35 escaños (hoy tiene 17). Respecto al sondeo de principios de enero, en el que lograron dar un vuelco al tablero electoral, los socialistas tan solo han cedido una décima y son los únicos que registran una fidelidad de voto cercana al 70%. El PSC atrae a dos de cada 10 votantes de Cs y a uno de cada 10 electores de En Comú Podem y del PP.

En paralelo, la pugna independentista se encona y el fiasco del decreto de suspensión del 14-F parece haber hecho más daño a ERC que a Junts. Los republicanos han perdido un punto y un escaño respecto al anterior sondeo y obtendrían el 19,8% de los votos y 31-32 diputados (ahora tienen 32). Los posconvergentes solo avanzan una décima (19,1%), pero se sitúan en empate técnico con Esquerra en escaños, con 30-31 (hoy tienen 34). El dato más preocupante para el candidato y ‘president’ en funciones, Pere Aragonès, es que la fidelidad de voto a ERC ha bajado del 50%, siendo la única fuerza independentista en la que crece el porcentaje de indecisos, que ya es del 30%. En cambio, la indefinición en el electorado de JxCat baja seis puntos y se sitúa en el 25%.

No obstante, JxCat se estanca respecto a la anterior encuesta y la CUP sufre una leve erosión, que le deja con el 5,3% de los votos y 6-7 escaños (ahora tiene 4). Con ello, la hegemonía independentista se movería en el alambre. Tendría muchas opciones de revalidarse, pero podría quedarse un escaño por debajo de la mayoría absoluta en la horquilla más baja de la encuesta. En consonancia, la suma en votos seguiría lejos del 50% y se situaría en el 45,3%. Un sondeo más, el PDECat se quedaría fuera del Parlament con apenas un 1,1% de los sufragios. La suma que sí se consolida por encima de los 68 escaños es la de PSC, ERC y En Comú Podem.

El buen momento demoscópico del PSC sigue lacerando a los ‘comuns’, que bajarían de 8 a 6-7 escaños aunque han recuperado cuatro décimas desde primeros de enero, y sobre todo a Ciutadans. El ganador de las elecciones en 2017 se deja ocho décimas y un diputado más, y se desplomaría de 36 a 11-12 parlamentarios. Solo uno de cada cinco votantes de Cs hace tres años escogerían hoy la misma papeleta, e idéntico porcentaje migraría al caladero socialista.

Las otras derechas también se frotan las manos con la debacle naranja. El PP amplía sus expectativas de crecimiento y pasaría de 4 a 8-9 escaños, mientras que los ultras de Vox debutarían en el Parlament con 5-6 representantes.

Infografía El Periódico

El comienzo de la campaña electoral ha certificado que estamos ante la contienda más reñida desde los tiempos del ‘procés’ y que los catalanes ya no tienen tan claro qué partido se adjudicará el triunfo el 14 de febrero. Según el GESOP, el 28,3% de los catalanes creen que ERC ganará los comicios, pero un 24,9% opina que la victoria se la llevará el PSC. Solo un 7,2% piensa que la medalla de oro será para JxCat.

En el sondeo de principios de enero, previo al embrollo judicial con la fecha de las elecciones, las diferencias eran muchísimo mayores: un 45,3% creían que vencerían los republicanos y un 11,3% señalaba a los socialistas.

Pese a que el PSC continúa en primera posición, todos los indicadores muestran que Illa ha diluido el ‘efecto sorpresa’ de su designación como presidenciable, mientras que la igualdad entre Esquerra y Junts se traslada también al cuerpo a cuerpo entre sus aspirantes a la Generalitat. El candidato socialista sigue siendo el preferido como ‘president’ (lo señalan el 18,8% de los catalanes), pero ha perdido 5,6 puntos desde el sondeo anterior, elaborado justo después de su desembarco en la carrera electoral, y ha reducido a la mitad la ventaja que le llevaba al segundo.

Sus principales rivales en la pugna por la presidencia también retroceden y, de hecho, se ha producido un cambio en la segunda plaza: el republicano Pere Aragonès ha superado a la posconvergente Laura Borràs, que en las dos encuestas precedentes había conseguido la medalla de plata. Al candidato de ERC lo prefieren el 13,1% de los entrevistados, y a la presidenciable de Junts, el 12,5%. Ambos bajan, pero el desgaste es mayor en el caso de Borràs, que se deja dos puntos, frente al medio punto que cede Aragonès.

En la campaña electoral más plural y con más presencia de mujeres cabezas de lista de la historia, prácticamente todos los candidatos y candidatas retroceden respecto a hace tres semanas. El motivo es que el 26,8% de los encuestados no se decantan por ningún aspirante como ‘president’, ocho puntos más que a principios de enero.

Por electorados

Si diseccionamos las preferencias por electorados, hallamos datos muy llamativos. Aunque Aragonès supera a Borràs en el conjunto de la muestra, la presidenciable de JxCat obtiene 3,5 puntos más de apoyo entre los votantes independentistas. Illa es, de largo, el candidato preferido por los no secesionistas, con un 30,2%, además de ser la primera opción entre los electores de En Comú Podem y de Ciutadans, por encima de sus respectivos cabezas de cartel, Jéssica Albiach y Carlos Carrizosa.

Noticias relacionadas

Por su parte, Illa y Borràs son los que reciben más apoyo de su propio electorado, en ambos casos por encima del 60%. En cambio, Aragonès apenas rebasa el 40% en preferencia entre los votantes de ERC. Por edades, el exministro de Sanidad lidera las preferencias en todas las franjas, excepto entre los más jóvenes, sector en el que Aragonès tiene una leve ventaja. Las mujeres y los jóvenes son los que consignan un mayor grado de indefinición.

Ficha técnica del sondeo

-Empresa responsable: GESOP.

-Técnica de investigación: entrevistas telefónicas y presenciales asistidas por ordenador.

-Ámbito territorial: Catalunya.

-Universo: Población residente, mayor de edad y con derecho de voto.

-Muestra: 1.445 entrevistas.

-Tipo de muestreo: estratificado por distritos en Barcelona y por dimensión de municipio en el resto de Catalunya. Selección aleatoria de las personas según cuotas cruzadas de sexo y edad. Los datos se han ponderado para dar a cada territorio el peso que le corresponde.

-Margen de error: +/-2,6% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.

-Trabajo de campo: del 25 al 28 de enero de 2021.