Ir a contenido

    CAMINO DE LAS URNAS

    Los partidos reducen el presupuesto de campaña y se gastarán 8,5 millones en total

    ICV y ERC son los que aplican un recorte más elevado, del 60% y el 50% respectivamente

    Los partidos políticos catalanes se han apretado el cinturón en esta campaña electoral, para la que han reducido sus presupuestos respecto a los comicios autonómicos del 2010, que sumarán unos 8,5 millones de euros en total. ICV-EUiA y ERC son las fuerzas que han aplicado un tijeretazo más alto, ya que los ecosocialistas lo han reducido un 60% y los republicanos, un 50%.

    Los recortes aplicados para hacer bajar el montante de las campañas tienen que ver con el uso de locales más pequeños, o los de los propios partidos, la reducción del soporte gráfico y audiovisual o la búsqueda de precios más competitivos en la organización de los mítines.

    La cifra más elevada es la de CiU, que gastará unos 3 millones de euros, financiados con subvenciones electorales y un crédito bancario, aunque también ha aplicado una reducción considerable, del 25%. De esta cantidad, 908.000 euros irán destinados al envío de correspondencia publicitaria. La federación que lidera Artur Mas reducirá la emisión y distribución de carteles y banderolas y convocará algunos de los actos en sus propias sedes.

    Los socialistas piden 1.500 euros a cada diputado

    El presupuesto del PSC asciende a 2,1 millones de euros, contando el coste del envío de correspondencia, de 898.000 euros, con un recorte respecto a las anteriores elecciones al Parlament de un 33%. El partido de Pere Navarro ha remitido una carta a sus diputados en el Congreso y en la Cámara catalana para que hagan una aportación de 1.500 euros por persona para la campaña electoral. En la misiva, el secretario de organización del PSC, Daniel Fernández, apunta que la aportación es "extraordinaria y puntual" y que tendría una bonificación del 25% en la declaración de Hacienda.

    En cuanto al PPC, su presupuesto de campaña es de 1,9 millones de euros, con lo que se reduce un 20% respecto al 2010.

    ICV-EUiA, que rebaja su gasto un 60% hasta el medio millón de euros, limitará al máximo el soporte gráfico y hará una campaña muy centrada en las redes sociales. ERC lo reduce un 50% y gastará medio millón también, sin contar el gasto del envío de correspondencia publicitaria que cifra en 850.000 euros.

    Ciutadans (C's), por su parte, tiene un presupuesto límite de 200.000 euros, y financiará la campaña a través de bonos retornables y con microdonaciones desde la página web del partido. Según su candidato, Albert Rivera, ningún entidad financiera les concede el préstamo de 100.000 euros que han solicitado.

    Mientras, Solidaritat per la Independència (SI) ha anunciado que financiará su campaña "íntegramente" con fondos propios, sin cifrar la cantidad, como aportaciones de los representantes parlamentarios, pequeñas donaciiones privadas o cuotas de adheridos.

    0 Comentarios
    cargando