07 ago 2020

Ir a contenido

EL DESAFÍO DE SERGI MINGOTE

Sergi Mingote renuncia a su cuarto ochomil

Las rachas de viento de más de 90 km/h han obligado al paretano a desistir de su intento de alcanzar la cumbre del Dhaulagiri

Aitana Glasser

Sergi Mingote en el Campo Base del Manaslu con la camiseta de la protectora de animales de Parets

Sergi Mingote en el Campo Base del Manaslu con la camiseta de la protectora de animales de Parets

Con un vídeo grabado en las calles de Katmandú (Nepal), Sergi Mingote anunciaba este jueves por la tarde su decisión de renunciar al ascenso al Dhaulagiri (8.167 m), el que debería haber sido el cuarto ochomil de su gran reto 3x2x8000 Solidary Project.

Tras coronar el Manaslu (8.163 m) hace sólo nueve días, el paretano se disponía ahora a ascender el segundo pico que incluía en esta segunda expedición, esperando repetir el doble éxito que obtuvo en la primera, cuando ascendió el Broad Peak y el K2.

Pero esta vez la meteorología no ha estado a favor de Mingote. Las rachas de viento de más de 90 km/h que se han producido y se espera que se produzcan en los próximos días en la montaña nepalí han obligado al alpinista a tomar la dura decisión de abandonar este desafío.

Las previsiones no apuntaban a una pequeña mejora hasta el próximo día 11 y tampoco eran del todo optimistas en si realmente iba a llegar a producirse o no. Mingote, que llevaba ya más de una semana esperando en Katmandu, ha visto imposible alargar esta espera indefinidamente y ha decidido volver a casa.

 Y lo hace, dice muy satisfecho por haber conseguido meterse en el bolsillo tres ochomiles en tan sólo 72 días y por haberlo hecho, como se proponía, sin oxígeno artificial, algo que "ni en el mejor de mis sueños podría haber conseguido", asegura. 

Ahora, el de Parets se preparará para el doble reto que le espera en primavera: Kanchenjunga y Everest, al que ya ha avanzado que añadirá, con casi total seguridad, un tercer pico de la cordillera del Himalaya que todavía no ha querido desvelar.