Ir a contenido

El faraón del barrio de la Sagrada Família

Marta Alcázar

Hany Eltantawi, en su original tienda de Consell de Cent.

Hany Eltantawi, en su original tienda de Consell de Cent. / JOAN CORTADELLAS

Escarabajos de la suerte, bustos de Nefertiti y sinuosas lámparas se suceden en el número 567 de la calle del Consell de Cent, en pleno barrio de la Sagrada Família. Este refugio del país del Nilo llama la curiosidad de los paseantes, aunque los vecinos lo conocen desde hace años. El cartel del local no deja lugar a dudas. Es el Gran Bazar Egipcio, el único de estas características que hay en Barcelona.
 

Cuando Hany Eltantawi abrió su puesto de artesanía egipcia en el mercado de los Encants, hace 15 años, se sorprendió del interés que despertaba entre la clientela local. "Siempre que traía algo nuevo, lo vendía. Así que pensé en vender al por mayor. Recorrí toda Barcelona. Dejaba género gratuito a las tiendas para que probaran y también lo vendían", explica.

 
Más barato

Tres lustros más tarde, la mayoría de las tiendas de suvenires de la Rambla son sus clientes. En contra de la creencia popular, Eltantawi recuerda que los papiros no vienen de China. "Son de Egipto. Hay turistas que los compran aquí porque los encuentran más baratos que en El Cairo".
 
Eltantawi lleva el comercio en las venas. Oriundo del delta del Nilo, aprendió de niño las artes de la negociación, el regateo y la compraventa y las ha mejorado. Cuando el puesto del mercado se quedó pequeño, abrió el bazar de Consell de Cent con un almacén en la trastienda. Allí guarda decenas de mesas de nácar, cómodas y salones de madera tallados a mano. "Cada mes traemos un contenedor lleno. Los muebles vienen desmontados para ahorrar espacio y los montamos aquí", explica.
 
Una de sus clientas es Ivette Larriviere, que en las próximas semanas abrirá su centro de estética en la calle de Aribau: "Vine al barrio con mi marido en busca de decoración barroca. Pasamos por delante del bazar y me llamó la atención el interior. He comprado varios sillones a buen precio y Hani se está encargando del resto de la decoración", relata.

Comida egipcia

 
El bazar también está tras la decoración de varios locales de ocio del Port Olímpic gracias a Eltantawi, que también muestra sus dotes de interiorismo en los restaurantes Tut de cocina egipcia que regenta en las calles de Provença y de Castillejos. "Empecé con la ayuda de mi mujer y ahora ya somos ocho personas", cuenta orgulloso.
 
El bazar ofrece un 10% de descuento a los vecinos y les invita a visitar los restaurantes. Eltantawi tiene clara la receta del éxito: "Siempre he sido honesto. Los clientes contentos son los que hacen mejor publicidad", comenta junto a su hijo Ahmed, de 15 años, que confía en continuar con la saga familiar cuando acabe los estudios.
 

0 Comentarios
cargando