Ir a contenido

EIXAMPLE

El rincón de las humanidades

La Casa Elizalde programa más de 200 talleres trimestrales con 4.600 personas inscritas

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

El Centre Cultural La Casa Elizalde (València, 302) es el centro cívico de Barcelona que programa un mayor número de talleres. Unos 205 al trimestre ni más ni menos, entre los que destacan los de carácter humanístico. "El objetivo de La Casa Elizalde es ofrecer una posibilidad de formación a gente con intereses diversos. Y tradicionalmente los talleres humanísticos tienen aquí un peso importante", afirma Míriam Alcaraz, directora de la entidad. Las inscripciones están ahora mismo abiertas hasta el 21 de abril.

Cursos de historia del arte, filosofía, literatura, política, cine o ciencia son algunos de los que se pueden encontrar en su variada oferta. Pero también talleres de tecnología, neurociencia, psicología, salud, gastronomía, baile o pilates. En total cada trimestre hay unas 4.600 personas inscritas. Y sus preferencias son claras. "El 40% de ellos hacen talleres de humanidades", certifica Esther Amice, coordinadora de talleres.

El Centre Cultural La Casa Elizalde, con una trayectoria de 30 años, fue uno de los primeros centros cívicos de Barcelona. Como explica su directora, nació como centro cultural antes de que se impusiera la red de centros cívicos a la que ahora pertenece, sin por ello perder su denominación original. Elizalde hace referencia al apellido de la familia que vivió en el edificio de 1895 a 1964.

El pasado del distrito en fotografías

Aunque la proyección de La Casa Elizalde es "más de ciudad que de barrio", como dice la coordinadora Esther Amice, su vínculo con el Eixample es muy fuerte. Prueba de ello es el proyecto Finestres de la memòria, que recupera la memoria histórica del barrio La Dreta de l’Eixample a través de la creación de un fondo fotográfico comunitario.

Todas las fotos son de vecinos y anteriores a 1980. Actualmente el centro cívico se encuentra en proceso de selección de las más de 200 recibidas para preparar una exposición que se inaugurará el 25 de mayo. Además, La Casa Elizalde participará este verano en un festival de artes escénicas con seis centros cívicos más del Eixample.

Hoy, el inmueble, reconvertido en equipamiento municipal, cuenta con tres salas grandes, tres pequeñas, una cocina, un gimnasio y una sala de actos. Esta última se utiliza para exposiciones, proyecciones, artes escénicas y música.

"Aquí todavía imparten clases profesores que estaban hace 30 años —prosigue la directora—. Y hay otros conocidos, como el músico Joan Vives, que reúne en sus clases a unas 80 personas".

La edad media de los usuarios de los talleres de La Casa Elizalde es de entre 50 y 60 años, aunque también hay gente joven. En general, el nivel cultural es elevado y tienden a ser personas que aprenden por placer. "Procuramos una formación dentro del ocio. Y que los usuarios disfruten a la vez que se generan interrelaciones entre ellos", asevera Míriam Alcaraz. Además, los talleres, al tener precios públicos, son muy asequibles y oscilan entre los 50 y 60 euros.

MUCHOS JUBILADOS

Núria Estrach, profesora de filosofía en la Universitat Autònoma, impartirá el próximo trimestre el taller Poder i economia: la força del kapital. "Es el segundo que hago en La Casa Elizalde. En el primero tuve 20 alumnos de muchos perfiles: historiadores, profes de instituto, funcionarios...", dice. La mayoría, jubilados.

Ricard Badia, por su parte, es profesor de fotografía y lleva una década en este centro cívico. "Hago talleres de fotografía básica y de técnicas fotográficas". A sus cursos van también muchos estudiantes de Bellas Artes. Y destaca que en los centros cívicos el trato con los alumnos es "más directo y fácil" que en la universidad.