Educar es todo

Comunicación Niños

¿Te cuesta mantener una conversación con tu hijo? Prueba estas técnicas para sacarle más allá de un 'sí'

A veces nos estancamos con las preguntas "¿qué tal el cole?" que no van a ningún lado

¿Te cuesta mantener una conversación con tu hijo? Prueba estas técnicas para sacarle más allá de un 'sí'
3
Se lee en minutos
Marina Borràs

Otro día más, recogemos a los niños del cole y les preguntamos: “¿Cómo ha ido? ¿Con quién has jugado hoy? ¿Te han dado alguna nota?”, cuestiones que suelen ser las mismas todos los días y a las cuales nuestros hijos responden con un: “Bien”, “mal”, “no me acuerdo”. Conversaciones rutinarias y con poco contenido que no alimentan la relación con nuestros hijos. Y sabemos que hay preguntas que toca hacerlas todos los días, pero también queremos tener conversaciones interesantes con ellos que les dejen reflexionando, que les hagan asombrarse o sentir curiosidad, que fomenten el debate o que sirvan para que nos expliquen cómo se sienten o qué piensan.

Sobre esto nos habló Andrea Zambrano, cofundadora de AEIOU Coaching para Padres, en su ponencia de nuestro evento en Oviedo. Hoy os traemos las claves de lo que Andrea nos contó. ¡Tomad nota!

Somos jardineros y nuestros hijos son semillas

Andrea Zambrano utilizó esta metáfora, del método AEIOU, para explicarnos que “nuestros hijos nacen con todos los recursos que necesitan para llegar a ser lo que quieran ser y todos van a dar sus frutos, aunque todavía no lo veamos”. Por lo tanto, Andrea nos propone que “seamos los jardineros y creemos el contexto adecuado para que esa semilla brote con todo su esplendor”.

Siguiendo con esta metáfora, Andrea nos contó que muchas veces ocurre que “yo quería un peral y me ha tocado un manzano, y ese manzano da unas manzanas preciosas, pero yo no me entero, yo solo veo que no da peras. Y mi hijo solo ve que no da peras. Y eso es muy injusto”. Así pues, Andrea continuó explicándonos que una conversación interesante “es aquella que me permite descubrir qué semilla me ha tocado”. “Y, a la vez, nuestros hijos también se están descubriendo”, puntualizó.

Pero ¿qué tenemos que hacer para convertirnos en esos jardineros?

Actitud de exploradores

Andrea nos pide que pensemos en la última conversación profunda que tuvimos con alguien: “¿Cómo estaba esa persona? ¿cómo os miraba? ¿cómo os sentíais?”. Es decir, Andrea nos cuenta que esto tiene que ver con “quién tengo que ser yo, como padre, para que mi hijo saque su esencia”.

Por eso nos anima a adoptar la “actitud de explorador” observar, con la mente muy abierta, todo aquello que vemos en nuestros hijos y ser muy curiosos sobre cómo ellos ven el mundo”. Y cuando miramos de esta manera a nuestros hijos, cuando nos interesamos por ellos y por lo que les preocupa, por lo que temen, por lo que les interesa… “la semilla se expande”, afirma Andrea.

Sin embargo, Andrea Zambrano también apunta que “muchas veces, en lugar de ser curiosos, juzgamos y ponemos etiquetas: es que mi hijo es un vago o es que es muy pesado”. Esto es algo que debemos tener muy en cuenta e intentar corregir. Andrea nos propone que, en lugar de centrarnos en que es vago, deberíamos preguntarnos por qué es vago, qué está llevándole a comportarse así o qué podemos hacer al respecto.

Preguntas potentes

“Las preguntas potentes son como una caña de pescar, para que salgan los talentos y recursos de la semilla de nuestros hijos tenemos que tirar la caña”, comentaba Andrea. Para demostrar la eficacia de las preguntas potentes, Andrea propuso un ejercicio al público que acudió al evento de Oviedo: les pidió que cerraran los ojos y les lanzó una serie de preguntas potentes para que reflexionaran. Preguntas como: ¿Cuál es tu súper poder como padre o madre? ¿Qué quieres agradecerte a ti mismo? ¿Cuál es el siguiente sueño que quieres cumplir?

Pero, ¿cuáles son las claves para aprender a formularles preguntas potentes a nuestros hijos e hijas? Andrea Zambrano nos cuenta que estas preguntas deben ser:

  • Cuestiones breves

  • Van a la esencia, a lo importante

  • Son abiertas, invitan a la reflexión

  • Sin apego a una respuesta

  • Empiezan por: qué, quién, cómo, cuándo, para qué…

Noticias relacionadas

Así pues, también nos contó cuáles eran las preguntas que ella “solía tener siempre a mano” como madre y que podemos empezar a poner en práctica hoy mismo:

  • ¿Cómo te sientes cuando…?

  • ¿Para qué…?

  • ¿Qué solución se te ocurre?

  • ¿Qué es lo mejor/peor del día?

  • ¿Qué has aprendido de…?

  • ¿Qué vas a hacer diferente la próxima vez?

  • ¿Qué te gusta/no te gusta de…?

  • ¿Qué necesitas para…?

  • ¿Cómo te gustaría que fuera…?

  • ¿Por qué cosas quieres dar las gracias hoy?

Estas son algunas de las claves que nos dios Andrea Zambrano en nuestro evento en Oviedo. Pero para ver todo lo que dijo en nuestra ponencia, aquí os dejamos su intervención completa. ¡Que la disfrutéis!