Educar es todo

Redes Sociales

¿Cómo funcionan los algoritmos? Así deciden las redes sociales que contenido enseñarle a tus hijos

Instagram, TikTok, Twitter, Facebook y YouTube son las redes sociales más usadas por nuestros hijos, pero ¿qué criterios siguen para mostrarles ciertas publicaciones y otras no? Te los contamos para que se lo hagas saber también a ellos

¿Cómo funcionan los algoritmos? Así deciden las redes sociales que contenido enseñarle a tus hijos
3
Se lee en minutos
María Dotor

Seguro que como usuario o usuaria de redes sociales te has dado cuenta de que Facebook, Instagram o TikTok conocen a la perfección tus gustos y que todo lo que te muestran coinciden con tus intereses. ¿Cierto? La clave está en los algoritmos.

¿Qué son los algoritmos en redes sociales?

Los algoritmos son un conjunto de normas de programación que contienen las aplicaciones que determinan que una publicación se muestre mucho o que no se la enseñe a casi nadie. Asimismo, a través de ellos, una red decide a quién y cuando ofrecer dicha publicación.

Por hacer una comparación, los algoritmos de las redes sociales son como aquellos que deciden que temas van en portada en un periódico y cuáles tendrán únicamente un breve espacio. De este modo, se elige qué posts se muestran más y cuáles menos en función a la respuesta que se recibe del público.

Según cuenta TikTok, su algoritmo se basa en los datos básicos del usuario para mostrarle contenido personalizado. Además, también utiliza otra información, como los ‘me gusta’, los usuarios con los que más se interactúa, los temas que se suelen compartir, los que se buscan, aunque no se compartan, los hashtags que usamos, la música que empleamos...etc.

Con todas estas acciones, TikTok crea un perfil de cada usuario y lo utiliza para mostrarle de forma personalizada cierto contenido o publicidad.

¿Qué son las burbujas de filtro?

Hasta aquí esto puede parecernos una estrategia impecable. Para qué queremos nosotros que las redes sociales nos muestren contenidos que no se encuentran dentro de nuestros intereses. Es mucho más práctico que haga ese filtro por nosotros y solo nos muestre lo que nos interesa. Sí, y no. El problema son las burbujas de filtro que se crean.

El término 'Burbujas de filtro' fue acuñado por el ciberactivista Eli Pariser en su libro “The filter bubble”. Según Pariser, los usuarios son menos expuestos a puntos de vista conflictivos y son aislados intelectualmente en su propia burbuja de información, lo que acaba empobreciendo y radicalizando nuestras opiniones.

"Los estudios dicen que este funcionamiento de las redes sociales, estos filtros de burbuja, acaban polarizando a la sociedad".

Eduardo Sáez de Cabezón

Matemático y divulgador científico

El divulgador científico y presentador del programa de televisión 'Órbita Laika' Eduardo Sáez de Cabezón, lo explicó con un ejemplo muy sencillo en una ponencia en un evento 'Educar es todo': "A mí me encanta el heavy metal, por tanto, solo busco grupos de heavy en YouTube. Esto YouTube lo sabe, y me sugiere y muestra vídeos de este tipo de música. Pero a mí nunca me enseña vídeos de salsa. En cambio, a mi vecino, que le encanta la salsa, su algoritmo de YouTube solo le muestra vídeos de salsa, y nada de Heavy. Traslademos esto a la política. Cuando yo busco en Google, el algoritmo de Google, que me conoce, me va a mostrar resultados acordes a mi forma de pensar, y a mi vecino con la suya. Escuchar siempre lo que va con nuestra forma de pensar nos radicaliza. Es más, los estudios dicen que este funcionamiento de las redes sociales, estos filtros de burbuja, acaban polarizando a la sociedad".

¿Cómo podemos salvar a nuestros hijos de caer en estos filtros de burbuja?

Noticias relacionadas

La paradoja es que en un entorno digital que parecería el medio óptimo para ampliar visiones, abrir la mente y contrastar enfoques, se corre el riesgo de que los algoritmos seleccionen contenidos a medida de las creencias y prejuicios de cada persona, apuntalando su posición. Y este proceso es aún más importante en el caso de los más jóvenes, porque su vía principal de acceso a la información son las redes sociales: ni la prensa, ni la radio, ni la televisión tradicional.  ¿Qué podemos hacer las madres y padres para evitar que su visión del mundo sea cada vez más reducida?

María Lázaro, experta en redes sociales y autora del libro 'Redes sociales y menores', nos da tres claves:

  1. Enseñarles a distinguir los contenidos publicitarios que le muestra la red social, para que los identifique claramente como anuncios y que sepa que no han aparecido por casualidad. En casi todas las redes sociales viene marcados con la leyenda de “Promocionado” o similar. 

  2. Navegar con ellos y hacerles reflexionar sobre por qué le suele aparecer el contenido que publica un reducido número de perfiles, aunque siga a muchas cuentas. Esa es la burbuja de filtro en la que el algoritmo le ha clasificado.  

  3. Anímale a descubrir y buscar contenidos diferentes y a ampliar sus puntos de vista.