Educar es todo

Evento Educar es Todo

Ponencia Sara Andrés: Cómo preparar a nuestros hijos para el mundo cambiante en el que vivimos

La atleta paralímpica invita a reflexionar sobre cómo estamos preparando a los niños y niñas para la vida

Ponencia Sara Andrés: Cómo preparar a nuestros hijos para el mundo cambiante en el que vivimos
3
Se lee en minutos
Marina Borràs

“Lo más permanente en la vida es el cambio”, con esta frase inició la atleta paralímpica, Sara Andrés, su ponencia en el último evento de Educar es Todo. Mediante esta reflexión, Sara quiso poner el foco en que “las cosas cambian de un momento a otro, la vida no es estable, es cambiante, incierta, y esto es algo que debemos enseñar a nuestros hijos, y no lo estamos haciendo”.

Por qué debemos educar para el cambio

“Solemos educar pensando que todo lo bueno va a pasar, y es genial, hay que ser positivos. Pero también hay que ser realistas, y creo que hacemos mal ocultando a nuestro hijos la realidad”, explicó Sara Andrés.

Para ejemplificar la importancia de preparar a los niños y niñas para los cambios, Sara nos contó el miedo que tenía de enseñar sus prótesis cuando perdió las piernas. Miedo que, sin embargo, desapareció cuando se puso una falda o un pantalón corto y se dio cuenta de que los otros niños no sentían miedo hacia ella, que entendieron mucho mejor lo que es una persona con discapacidad y, además, sirvió para fomentar la empatía, “cosa que a nadie nos viene mal”, apuntó la atleta.

"Yo me he dado cuenta de que ni siquiera con esfuerzo las cosas salen como tú has previsto, porque no todo depende de ti. Y esto hay que enseñárselo a nuestros hijos para evitar que se frustren"

Sara Andrés

Atleta Paralímpica

Los adultos también tenemos miedo al cambio

Pero, entonces, ¿por qué no les estamos preparando para el cambio? Según Sara Andrés, “porque los adultos tampoco aceptamos que la vida es cambio”. Y pone un ejemplo: “Me he encontrado con gente que dice: “ahora me toca una época tranquila. Ya mis hijos son mayores y voy a poder disfrutar de una vida más tranquila”, y no es verdad, porque cuando menos te lo esperas, te viene un cambio, y esto es constante en la vida”. “Yo me he dado cuenta en los Juegos Olímpicos de Tokio que ni siquiera con esfuerzo las cosas salen como tú has previsto, porque no todo depende de ti. Y esto hay que enseñárselo a nuestros hijos para evitar que se frustren”.

Cómo podemos educar para la incertidumbre y el cambio

Sara Andrés explicó que, ante un cambio, podemos “verlo, analizarlo, evaluarlo, ver las consecuencias, adaptarnos a él… y ya, en un nivel superior, aceptarlo. No todo el mundo acepta el cambio”.

Respecto a esto, la atleta contó cómo había aceptado ella el hecho de perder sus pies: “Si a mí me dieran a elegir, preferiría tener pies. Pero ahora que no los tengo, y que sé que eso no va a ocurrir, acepto muchísimo tener mis prótesis. Y de este cambio tan complicado he sacado cosas maravillosas, como ir a los juegos paralímpicos, escribir un cuento de personas con discapacidad para normalizarlo…”.

Noticias relacionadas

Por supuesto, nadie desea que le pase nada malo, pero como recalcó Sara Andrés: “Tenemos que ser conscientes y explicar a nuestros niños las cosas que pueden ocurrir, hablar de ellas, sin darle dramatismo o negatividad, sino como lo que son: cosas que nos pueden ocurrir”.

"Muchos niños que son peculiares no muestran cómo, por miedo o por vergüenza, y cuando dan con una persona que les hacen sentirse reconfortados, se impulsan"

Sara Andrés

Atleta Paralímpica

Para educar en el cambio, Sara Andrés propone tres claves:

  • La observación: “Observando a los demás, cada gesto, cada frase… así aprenderemos muchísimo de las personas, de sus necesidades… Muchas veces, por la rutina, no vemos lo que le pasa a nuestra pareja o a nuestro hijo, porque nuestro cerebro se acostumbra a esas reacciones y las obvia. Por eso es importante que cada día observemos como algo nuevo a cada persona”.

  • El aprendizaje: “Si observamos, vamos a aprender. Y los niños aprenden a través del modelo que les damos”, señaló Sara Andrés. Y añadió: “Pero también tenemos que tener ilusión por aprender, aunque seamos mayores, intentar constantemente renovarnos y no pensar que tenemos siempre la razón”.

  • El amor: “El amor nos hace fuertes, nos impulsa, nos hace desplegar las alas. Muchos niños que son peculiares no muestran cómo, por miedo o por vergüenza, y cuando dan con una persona que les hacen sentirse reconfortados, se impulsan. Y es que el amor lo cambia todo”.

Estas son algunas claves que nos dio Sara Andrés en su ponencia, pero si queréis conocer todas las experiencias y aprendizajes que nos dio en su maravillosa intervención, aquí la tenéis al completo. ¡Que la disfrutéis!