Educar es todo

Trastornos del neurodesarrollo

Mi hijo es muy torpe, ¿tendrá TANV?

El TANV es un trastorno del aprendizaje poco conocido e infradiagnosticado

Mi hijo es muy torpe, ¿tendrá TANV?
3
Se lee en minutos
Silvia Sánchez

Puede que nunca hayas escuchado este término, pero seguro que a lo largo del artículo puede que descubras que tu hijo o hija tiene una dificultad de aprendizaje llamada TANV. Estas siglas significan Trastorno del Aprendizaje No Verbal y afecta principalmente a las habilidades psicomotrices.

¿Qué es TANV?

El Trastorno del Aprendizaje No Verbal se manifiesta a través de algunas de estas características, según La Asociación Nacional de afectados por el Trastorno de Aprendizaje No Verbal:

· Dificultad para orientarse.

· Dificultades en la motricidad fina y gruesa, lo que les hace ser niños un poco torpes.

· Les cuesta entender la ironía.

· Las matemáticas o dibujar planos y formas son sus debilidades.

· Dificultad para descifrar los gestos, miradas, doble sentido…

· Dificultades en la lectura y escritura, ya que son bastante lentos en la comprensión.

· Les cuesta enfrentarse a situaciones nuevas.

¿Cómo es un niño con Trastorno del Aprendizaje No Verbal?

La Asociación Nacional de afectados por el Trastorno de Aprendizaje No Verbal menciona que, durante sus primeros meses de vida, los bebés TANV se caracterizan por ser bebes muy tranquilos, que no se mueven en exceso, con problemas de equilibrio y que comienzan a andar más tarde de lo esperado.

Según van creciendo, sus dificultades van cambiando con ellos. El neuropsicólogo José Ramón Gamo menciona en el curso 'Dificultades de aprendizaje: claves para educar en familia', el cual puedes disfrutar en Educar es Todo, que estos niños tendrán problemas relacionados con el desarrollo de la motricidad fina y la motricidad gruesa y para orientarse espacialmenteProblemas con el control de la motricidad fina

El control de la motricidad fina es la coordinación de músculos, huesos y nervios para producir movimientos pequeños y precisos. Un ejemplo de control de la motricidad fina es recoger un pequeño elemento con el dedo índice y el pulgar. Estos niños tendrám por tanto, dificultades para abrocharse el baby o para coger el lápiz cuando se inician en la escritura. Esto es fácil observable en casa, sobre todo cuando se ponen a pintar o colorear, veremos que hacer la pinza con los dedos les cuesta muchísimo.

Problemas con el control de la motricidad gruesa

Lo opuesto a la motricidad fina es la motricidad gruesa. Con respecto a la motricidad gruesa, sus dificultades se centran en el equilibrio, la marcha, los saltos, etc. En definitiva, suelen ser bastante torpes, por ejemplo, se dan con las esquinas, tiran cosas cuando quieren coger otras o se tropiezan con facilidad.

Problemas con la orientación espacial

A la hora de jugar, les cuesta mucho hacer puzles, construcciones, rompecabezas, montajes de piezas… Esto se debe a su problema con la orientación espacial, algo que también le afecta a la hora de pasear y hacer un recorrido nuevo. En definitiva, se pierden con muchísima facilidad y no se orientan.

"A los niños con TANV se les suelen dar mal los deportes, lo que afecta a su socialización"

José Ramón Gamo

Neuropsicólogo

Son niños y niñas que no destacan y les cuestan las actividades deportivas, esto afecta principalmente a los niños, porque tal y como menciona José Ramón Gamo, "el deporte suele ser su principal forma de socializar con otros niños".

Los niños con TANV tienen problemas para abrocharse los cordones y suelen ser torpes / Pexels

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo con TANV?

A continuación, dejamos algunas propuestas que nos hace José Ramón Gamo en el curso sobre cómo ayudar a nuestros hijos TANV con las tareas:

1. Especificar los patrones de información.

Es decir, ayudarles a identificar en los enunciados las palabras clave para saber qué deben hacer.

2. Informar al centro sobre esta dificultad

Es un trastorno del neurodesarrollo poco conocido, por lo que en muchos centros no saben cómo actuar ante esta dificultad. Lo mejor es poner el día al profesorado, comunicarnos y llegar a acuerdos para dar una respuesta adecuada.

3. Ayudarles con el dibujo geométrico

Sobre todo, llegada la adolescencia, dibujo técnico forma parte de los contenidos a tratar en los centros escolares. Los niños con TANV necesitan que desde casa estemos a su lado y lo hagamos con ellos.

Noticias relacionadas

4. Ayudarles a saber cuándo se trata de ironía o doble sentido

Explicarles en qué consisten la ironía y el sarcasmo poniéndoles ejemplos y hacerlas explícitas en el día a día. Si, por ejemplo, bebemos algo que no nos gusta como una medicina y decimos..."mmmm que rico" y lo acompañamos con una expresión facial de desagrado, podemos ayudar a entender a los niños que lo decimos con ironía.