Educar es todo

Sueño infantil

Estas son las consecuencias de dejar a tu bebé solo cuando llora

No ceder ante el llanto de los niños o atenderles para que se calmen, ¿cuál es la mejor opción?

Estas son las consecuencias de dejar a tu bebé solo cuando llora
3
Se lee en minutos
Marina Borràs

¿Dejarles llorar o no ceder ante el llanto de los bebés? He aquí la cuestión que tanto debate ha generado durante años. Cuando los neonatos lloran, por ejemplo porque tienen miedo o no pueden dormir solos, tenemos dos opciones: dejarles llorar hasta que se duerman por agotamiento, o atender a las necesidades que expresan en forma de lloros. Pero… ¿cuál es la mejor opción?

¿Está bien dejar a los bebés llorando hasta que se duerman?

La experta en Disciplina Positiva María Soto señala que, si dejamos a los bebés solos cuando lloran, “estamos ignorando cómo el niño percibe la sensación de abandono, cómo expresa el cansancio, cómo necesita el contacto y qué consecuencias tiene para el cerebro llorar durante media hora inundado de cortisol”.

Si ignoramos el llanto de un bebé, pueden pasar de inadvertidas situaciones de riesgo / Pexels

Además, Soto también añade que “si algo me hace llorar de terror como adulta, y otro adulto que dice quererme me deja sola de forma consciente para que aprenda, te aseguro que ese adulto va a dejar de existir para mí a nivel emocional”. 

Por lo tanto, tenemos que entender que, cuando los bebés lloran, no lo hacen para manipularnos, ni están haciendo un teatro, sino que están expresando una necesidad.

Los peligros de dejar llorar a los niños hasta el agotamiento

No podemos perder de vista algo muy importante, y es que si ignoramos el llanto de nuestro bebé, pueden pasar de inadvertidas situaciones de riesgo o accidentes.

El psicólogo Rafa Guerrero explica que dar cariño no es un lujo, es cubrir una necesidad. “Y eso es algo que aún cuesta entender. Pensamos erróneamente que si las cubrimos les vamos a perjudicar, y es justo lo contrario. Hay una frase de Francesc Sainz que lo define muy bien: si un niño se siente especial en los primeros momentos de desarrollo, no necesitará ser especial para el resto del mundo el resto de su vida”.

Guerrero hace hincapié en que “el neonato llega a este mundo con una gran inmadurez, lo que le convierte en dependiente de sus figuras de apego. Por lo tanto, son las figuras de apego, generalmente los padres, los encargados de cubrir las necesidades de sus hijos. No es necesario ni real pretender cubrir todas las necesidades de nuestros hijos, pero sí un porcentaje mínimo de ellas”.

"Dejándole llorar estamos ignorando cómo el niño percibe la sensación de abandono, cómo expresa el cansancio y qué consecuencias tiene para el cerebro llorar durante media hora inundado de cortisol"

María Soto

Experta en Disciplina Positiva

Por lo tanto, cuando un bebé llora porque tiene miedo o hambre, nuestra función como madres y padres es atender su necesidad, cubrirla y devolverle al equilibrio. Si le dejamos llorar, es probable que finalmente se duerma, pero de agotamiento y cansancio, y probablemente inundado por el miedo, la técnica conocida como “cry it out”. ¿Es eso lo que queremos?

¿Cómo calmar a un bebé que llora y no puede dormir solo?

Amaya de Miguel, creadora de Relájate y Educa, nos recomienda que, si nuestro hijo o hija nos reclama todas las noches llorando, nos hagamos dos preguntas:

  1. ¿Estoy preparado para iniciar el cambio, aunque sea difícil?

  2. ¿Está mi hijo o mi hija preparada para iniciar este cambio? ¿O es inmadura aún y necesita que la acompañemos hasta que se duerma?

Noticias relacionadas

"Si la respuesta a una de las dos preguntas, o a ambas, es negativa, te invito a que cambies tus expectativas y asumas que por ahora vas a estar cada noche un buen rato dándole la mano a tu hija", apunta Amaya. Además, añade: "acompáñala con tranquilidad y paciencia, sin juzgarla ni culpabilizarla. Recuerda que tu hija no elige necesitarte por la noche, sino que tiene una dificultad a la hora de dormir y tu misión en este momento es acompañarla".