Nuevo curso escolar

Las escuelas catalanas ganan 900 maestros pese a perder 7.200 alumnos

  • El número de estudiantes cae en todos los niveles educativos, menos en bachillerato donde se mantiene. La ESO rompe por primera vez su tendencia histórica al alza

  • Este año habrá 1.200 profesionales más: 874 son maestros y profesores y los demás, administrativos u otros perfiles

Preparativos del nuevo curso escolar en el CEIP Castellà.

Preparativos del nuevo curso escolar en el CEIP Castellà. / Manu Mitru (EPC)

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Este curso escolar 2021-22, que arrancará el próximo lunes 13 de septiembre, será el primero en Catalunya en que bajarán los alumnos de la educación secundaria obligatoria (ESO). Esta reducción de alumnos en la ESO será una tendencia a partir de ahora (atribuible al descenso de natalidad que se viene registrando desde 2009), y aunque de momento no ha llegado a afectar a las plantillas de profesores, todo indica que las previsiones laborales a más largo plazo no serán muy optimistas. Al menos, mientras se mantengan los criterios actuales de ratios o número de alumnos por aula.

En total, habrá 1.565.842 alumnos en los diferentes niveles educativos del territorio: 6.151 menos en educación infantil, 9.579 menos en primaria y 3.820 menos en la ESO, según ha anunciado este miércoles el 'conseller' de Educació, Josep Gonzàlez-Cambray. Se mantiene, eso sí, el alumnado de bachillerato con respecto al curso pasado. El 'conseller' también ha hecho un llamamiento a la vacunación contra el covid-19 en el caso de aquellos niños mayores de 12 años que aún no están inmunizados: "Familias, aprovechad y vacunaos estos días", ha dicho.

Más profesionales

En una rueda de prensa para presentar el nuevo curso escolar, Gonzàlez-Cambray ha anunciado que, además de mantener los 8.200 refuerzos extra que se incorporaron al curso el año pasado, este se incrementará la plantilla total de profesionales educativos en 1.200 plazas: 874 de ellas son de maestros y profesores y las demás pertenecen a diferentes perfiles, como administrativos, docentes de unidades de acompañamiento o profesionales de la escuela inclusiva.

La Conselleria d'Educació también ha aumentado las plazas en la formación de grado medio o grado superior, con 68 grupos en los ciclos con más demanda (6.500 plazas), que son los de auxiliar de enfermería y sistemas microinformáticos. También se ofertará la formación profesional (FP) a distancia a través del Institut Obert de Catalunya para estos cursos. "Ningún alumno que quiera se quedará sin plaza en la formación profesional. Cada vez hay más acceso al mercado laboral desde la FP", ha dicho el 'conseller'.

Como novedad, Gonzàlez-Cambray ha presentado el Pla de Salut Emocional que tendrá este nuevo curso, que tendrá por objetivo identificar el estado emocional del alumnado a través de cuestionarios para conocer el impacto de la pandemia. Además, este plan incluirá un programa piloto de inteligencia artificial, la 'app' gestioemocional.cat y la valoración del alumnado con un trastorno mental. Educació ha reforzado los equipos de asesoramiento psicopedagógico con 101 profesionales nuevos y ofrecerá un plan de formación en bienestar emocional y salud mental al profesorado.

Paralelamente este curso contará con 21 centros públicos nuevos: tres de nueva creación, dos específicos de FP, cinco nuevos que estarán adscritos a la red pública de educación y 11 institutos escuela nuevas.

"Máxima presencialidad"

Noticias relacionadas

"El curso pasado fue un éxito colectivo -ha dicho Gonzàlez-Cambray-. Mantuvimos las escuelas abiertas y seguras todos los días del curso escolar". El 'conseller' ha vuelto a defender la presencialidad al afirmar que "la escuela se tiene que hacer desde la escuela". "Los beneficios de abrir las escuelas son muy superiores a los riesgos", ha defendido. Y ha pedido "máxima prudencia, máxima seguridad y máxima presencialidad".

Ha dado por hecho que este curso habrá también contagios entre los alumnos y grupos confinados porque la pandemia sigue siendo una realidad. Por eso ha insistido en la importancia de que estén vacunados el máximo de alumnos de 12 años.