MAPA ESCOLAR 2021-2022

Barcelona pierde 870 nuevos alumnos de P-3 por la pandemia

  • El Consorcio de Educación explica esta bajada, que supone un 6% menos de alumnos, por el descenso drástico y general de la movilidad de la población, que ha impedido la llegada de nuevas familias y por la marcha de otras familias que han decidido dejar la ciudad.

Escuela La Flor de Maig, en el Poblenou.

Escuela La Flor de Maig, en el Poblenou. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

Helena López

Barcelona calcula que el próximo curso iniciará la escolarización obligatoria en la ciudad casi un 6% menos de alumnos debido al contexto de pandemia. En total estiman que habrá 870 alumnos menos que se matricularán en P.3, bajada que desde el Consorcio de Educación explican en gran medida por el descenso drástico y general de la movilidad de la población, que ha impedido la llegada de nuevas familias en Barcelona; pero también porque ha habido residentes que han decidido marcharse de la ciudad. Así lo han explicado los responsables del Consorcio este lunes en la rueda de prensa anual de la presentación del mapa escolar de la ciudad.

El Consorcio de Educación de Barcelona ha señalado que adaptará las ratios de alumnos en las aulas de P-3 a esta nueva situación, por lo que los grupos clase de P-3 habrá una media de 23,5 alumnos en función de la realidad de cada zona de escolarización; y en las aulas de secundaria, entre 27 y 30 alumnos por grupo, también en función de la zona.

Lucha contra la segregación

El teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats, ha destacado entre las novedades previstas para el próximo curso "la consolidación del modelo que el Consorcio ha ido implantando de manera progresiva en los últimos tres años en cuanto a la lucha contra la segregación escolar." "La aprobación por parte del Govern de la Generalitat del Decreto de admisión y programación de la oferta educativa para garantizar un sistema educativo más equitativo, que sustituye al anterior norma del año 2007, establece un marco normativo que acompaña el empeño que la ciudad ya impulsa desde hace dos años", ha destacado Subirats.

En este sentido, el curso 2021-2022 será el tercero de implantación de las medidas del Plan de contra la segregación y por el éxito educativo, un paquete de acciones para avanzar en el objetivo de la escolarización equilibrada de alumnado en situación de vulnerabilidad y la corresponsabilidad de todos los centros con fondos públicos. Subirats ha subrayado los avances en la detección del alumnado vulnerable "reforzando la colaboración con los servicios sociales municipales y mediante una unidad de detección específica, y con el objetivo de poder hacer un mejor acompañamiento a los alumnos que más lo necesita". El Consorcio ha pasado de detectar situaciones de vulnerabilidad social en el año 2017 en un 3,7% del total del alumnado al 11,7% del alumnado en el 2020. Actualmente son un total 20.800 alumnos detectados en situación de vulnerabilidad social a las enseñanzas obligatorias (3-16 años). Entre los futuros alumnos, se han detectado un total de 933 niños en situación de vulnerabilidad que se incorporarán a P3 y 1.813 en 1º de ESO y que se distribuirán entre centros públicos y concertados "de forma equitativa en una misma zona de escolarización".

El próximo curso será también el de la apertura, tras una larguísima lucha vecinal, del instituto Angeleta Ferrer, centro del Eixample cuya construcción lleva aprobada desde el año 1994 y que no se inaugurará hasta este 2021.

Ratio inicial de P-3 variable

Otra novedad importante que se materializará en septiembre es la reducción de la capacidad de los grupos por zonas de escolarización, por lo que en aquellos centros de zonas con un alto porcentaje de alumnado en situación de vulnerabilidad social la capacidad de los grupos será entre 20 y 22 alumnos. En los centros de las zonas con un fuerte descenso de alumnado los grupos serán de 22 a 24 alumnos, y el resto de zonas de 25 alumnos (el 48,3%)

Te puede interesar

Por otro lado, los responsables del Consorcio han destacado que el próximo curso se incrementarán 100 plazas públicas de P-3 en el Eixample mediante los tres centros concertados religiosos que pasarán a la red pública.

La Barceloneta, en lucha contra el cierre de su escuela más antigua

La semana pasada se hizo público el paso de tres escuelas concertadas de la Fundación Escola Vicenciana en el Eixample a la red pública. Lo que no trascendió es que una cuarta escuela concertada de la misma fundación, la Sant Joan Baptista del barrio de la Barceloneta, cerraría sus puertas de forma definitiva. Sus 260 familias se enteraron el pasado martes por un frío correo electrónico. En una reunión por 'Zoom', -"sin cámaras ni micros", denuncian- se les informó de que el motivo era económico y que los alumnos serían recolocados en otros centros por parte del Consorcio de Educación en las próximas semanas.

El presidente del Consorcio, Josep Gonzàlez-Cambray, ha respondido este lunes que la histórica escuela de la Barceloneta, con 130 años de historia, no será rescatada por la red pública al disponer el barrio de plazas públicas suficientes para acoger a todo su alumnado (es una escuela de una línea). Las familias del centro -en el que hay alumnos cuyos abuelos ya estudiaron en ese colegio- protestarán contra esa decisión este mismo lunes a las cinco de la tarde en las puertas del centro.