Vuelta al cole en Catalunya

Educación recomienda ahora calentar las aulas antes de que lleguen los alumnos

El Govern recomienda hacer "ventilaciones totales" de 10 minutos durante los descansos y cuando la clase esté vacía

Aula de la escuela infantil Els Esquirolets, en Llívia (Cerdanya).

Aula de la escuela infantil Els Esquirolets, en Llívia (Cerdanya). / ACN / Albert Lijarcio

Se lee en minutos

El Periódico

La Conselleria de Educación de la Generalitat ha recomendado calentar las aulas de los centros educativos durante al menos una hora antes de la llegada de los alumnos, para "buscar el equilibrio entre la ventilación y el confort térmico".

En el nuevo documento de orientaciones sobre ventilación, remitido este lunes a los centros, el departamento ha recordado que "la velocidad de renovación del aire es mucho mayor que la velocidad de pérdida de carga térmica en el aula", ante los recelos de parte de la comunidad educativa por la llegada del frío.

En este sentido, la Conselleria ha recomendado hacer "ventilaciones totales" de 10 minutos durante los descansos y cuando el aula esté vacía y, pasado ese tiempo, cerrar y calentar el espacio para mejorar el confort térmico hasta que vuelva el alumnado.

Además, Educación ha propuesto abrir todas las ventanas y puertas de las aulas un mínimo de media hora al final de la jornada lectiva.

Como norma general, el departamento ha mantenido su anterior instrucción: abrir puertas y ventanas un mínimo de 20 centímetros, entre 10 y 15 minutos por cada hora lectiva.

Módulos prefabricados

Educación ha añadido que los centros construidos a partir del año 2007 cumplen el reglamento térmico y podrán mantener las ventanas cerradas una vez el personal técnico compruebe que la instalación funciona.

Te puede interesar

No obstante, en los módulos prefabricados, que cuentan con ventilación mecánica en forma de bomba de frío y calor, es necesario realizar la ventilación natural, siguiendo las indicaciones.

En las zonas comunes, como vestíbulos, pasillos o baños, Educación ha recomendado mantener ligeramente abiertas las puertas que den al exterior; en el caso de los comedores, se ha prescrito ventilación máxima, dado que no se usa mascarilla, así como en los gimnasios, que se deberían usar solo de forma excepcional.