06 jul 2020

Ir a contenido

¿CUÁNDO ABREN LOS COLEGIOS?

Catalunya abre los colegios el 1 de junio en las zonas en fase 2

Los centros educativos realizarán tutorías personalizadas en grupos reducidos, pero no habrá clases

Sindicatos y familias rechazan el plan, piden más concreción sobre las medidas y abrir una negociación

Helena López

Una madre realiza una preinscripción en el Institut Escola Trinitat Nova.

Una madre realiza una preinscripción en el Institut Escola Trinitat Nova. / FERRAN NADEU

Sin clases, sin avanzar materia, sin transporte escolar, sin servicio de comedor y sin poder acoger a todos alumnos. Así abrirán este 1 de junio los colegios de los territorios que estén en fase 2, según ha expuesto este miércoles el 'conseller' Josep Bargalló, quien ha descrito la reapertura como una medida para hacer frente a una "emergencia comunitaria".

¿Cuándo abren los colegios en Catalunya?

Abrirán el 1 de junio "para no volver a cerrar", ha adelantado. "Permanecerán abiertos también los meses de julio y agosto y puestos a disposición de los ayuntamientos y entidades para que puedan desarrollar de forma segurar actividades lúdicas durante el periodo estival", ha detallado Bargalló, quien ha tirado la pelota al tejado de los colegios. "Ya tenemos el plan marco, ahora cada escuela tiene que realizar su propio plan para adaptarse a estas medidas", ha señalado.  Medidas que pasan por grupos reducidos -más reducidos contra más pequeños son los alumnos- y por mantener una distancia de seguridad dos metros entre alumnos. ¿Cómo? Cada centro tendrá que verlo "en función de su realidad".

Las guarderías también abren

El plan, que prevé también la apertura de guarderías para acoger a los niños a partir de un año, incluye la obligatoriedad de llevar mascarilla a los niños mayores de cinco años, pero no a los maestros, que según ha señalado Bargalló estarán obligados a ponérsela solo cuando interactúen "de cerca" con los alumnos.


La asistencia a los centros -no se puede hablar de clases ya que no habrá clases- este mes de junio será voluntaria y la idea es, sobre todo, acompañar a los estudiantes de los cursos finalistas, como cuarto de ESO, segundo de bachillerato o sexto de primaria para hacer la transición.

A ojos de Belén Tascón, presidenta de la Fapac, el plan no garantiza la igualdad de oportunidades para todos los niños, "como ya pasó con la tercera evaluación telemática", medida que la federación rechazó al considerar que incrementa las desigualdades. "El conseller ha afirmado que el objetivo es llegar a las familias que más lo necesiten, pero, ¿cómo se van a asegurar de hacerlo? Hay centros que no han podido contactar con las familias en más de dos meses, ¿lo harán ahora, para que acudan no saben bien bien cuándo ni a qué, en junio?", reflexiona Tascón, quien critica que se deje toda la responsabilidad en manos de las direcciones, con las desigualdades que eso conllevará entre centros.

"Precipitado y peligroso"

UGT de Catalunya ha tildado de "precipitado y peligroso" el plan. En un comunicado, el sindicato ha exigido su retirada inmediata y la convocatoria "urgente" de la mesa de negociación y del comité de prevención de riesgos laborales para poder estudiar y consensuar una propuesta de retorno a las aulas en el curso 2020-2021. El sindicato lamenta que los centros apenas disponen de equipos de protección individual en condiciones para llevar a cabo las preinscripciones presenciales, lo que no da "garantías" de que las escuelas dispondrán de estos equipos en pocas semanas y advierte que valorará "la posibilidad de convocar paros" para dar cobertura a aquellos trabajadores que se sientan obligados a poner en riesgo su salud. 

Desde USTEC, sindicato mayoritario, también se ha exigido concreción sobre cuáles serán las ratios y plantillas para llegar a tiempo a septiembre y se expresaron dudas sobre poder reabrir en junio en la fase 2. "Si no quiere asumir responsabilidad, que dimita", ha zanjado contundente el portavoz del sindicato. En declaraciones a Europa Press Ramon Font ha asegurado que el 'conseller' "se está lavando las manos con el plan de reapertura de los centros», y dijo que el Departament "está haciendo lo mismo que dijo la ministra Isabel Celaá hace semanas". Font se queja también de que "una mascarilla no es un equipo de protección individual (EPI)", y recomienda a los centros que no abran porque no están preparados para la prevención de riesgos laborales.

Condiciones excepcionales

En cuanto a septiembre, Bargalló asegura que se abrirán todos los centros y se ofrecerá transporte y comedor, pero en condiciones excepcionales. El transporte, por ejemplo, si siguen las recomendaciones actuales, debería hacerse con los autobuses a la mitad de pasaje y con mascarilla. En cuanto al comedor, el conseller ha asegurado que tendrá que hacerse también en grupos más reducidos, ampliando turnos modificando horarios, igual que la entrada y salida a los centros, que se adaptará en función de la realidad de cada escuela. "Si no tiene distintas entradas o no son los suficientemente amplias, seguramente la entrada y la salida deberá hacerse a distintas horas, de forma escalonada", señala el responsable político del área, dejando de nuevo la decisión en manos de la dirección de cada escuela, que también tendrá que buscar los espacios físicos en los que realizar las clases. "Cada centro es distinto, habrá que buscar equipamientos tanto públicos como privados cercanos en los que poder realizar clases para garantizar el distanciamientos social. En Dinamarca hemos visto dar clases en gradas de campos de fútbol. No es lo deseable, pero se estudiarán todas las opciones", prosigue.

¿Si los grupos casi deberán doblarse, se doblará también la plantilla? La respuesta de Bargalló es clara: No. "Ni siquiera se dobló la plantilla de médicos durante la pandemia", ha respondido. "Aún no sabemos en cuánto habrá de incrementar la plantilla, ya que no sabemos el número de alumnos de cada centro hasta que se cierren las inscripciones, que acaban de comenzar", zanja el 'conseller', quien asegura que tampoco se sabe aún cuál será la ratio en septiembre, ya que las recomendaciones sanitarias variarán en función de la evolución de la pandemia.

¿Qué alumnos podrán ir al colegio?

Las ratios actuales, a partir de las que deberán trabajar las escuelas de la fase 2 en junio, son de cinco alumnos en la primera etapa de educación infantil (1 a 3 años, los más pequeños de un año no podrán asistir); de 13 alumnos en el segundo ciclo de educación infantil y en la educación primaria (de 3 a 12 años) y de 15 alumnos en la educación secundaria, bachillerato y ciclos de Formación Profesional (de 12 a 18 años). Sobre cómo decidir qué alumnos podrán asistir y cuáles no -en el caso de los más pequeños, solo podrán cinco por aula- el 'conseller' nuevamente ha dejado esa cuestión en manos de las direcciones, que "deberán priorizar". 

Pese a que la intención de la 'conselleria' -y la reivindicación de la Fapac- es que en septiembre todos los niños tengan asegurada la educación presencial, Bargalló ha insistido en que se deberá asegurar que la red telemática sigue funcionando para estar preparados para posibles nuevos brotes en alguna zona o centro educativo concreto.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones