04 jun 2020

Ir a contenido

AMPLIACIÓN DE PLANTILLA EN LA ENSEÑANZA PÚBLICA

Educació lanza 5.000 nuevas plazas docentes para el curso 2022-23

Las pruebas minimizan el peso de la parte memorística y dan mayor relevancia a las competencias prácticas

La 'conselleria' aspira a incrementar la plantilla de profesores en más de 15.000 personas en un lustro

Carlos Márquez Daniel

Examen para acceder a plazas de maestro de Secundaria, en abril del 2018.

Examen para acceder a plazas de maestro de Secundaria, en abril del 2018. / JOAN CORTADELLAS

El Govern lanza este jueves una nueva convocatoria para ampliar el cuerpo docente del sistema público de educación. La 'conselleria' que lidera Josep Bargalló (ERC) abre 5.000 plazas de maestro -casi todas para Secundaria- con la pecualiridad de que las pruebas pondrán el acento más en las competencias prácticas y pedagógicas que en la capacidad memorística. O sea, una criba que quiere ser un reflejo de lo que se espera del sistema educativo del presente y del futuro, con alumnos con mayor capacidad de análisis y de relación y menos dedicados a repetir como cotorras teoremas y capitales del mundo. Desde el 2019, Educació aspira a introducir en unos pocos cursos a 15.658 nuevos docentes en las escuelas catalanas tuteladas de la Generalitat.

La convocatoria la ha presentado este martes el propio Bargalló, que ha admitido que al no tener competencias para modificar unos temarios que le parecen "obsoletos", este año se primarán "los aspectos prácticos y pedagógicos". Eso implica, entre otras cosas, que los aspirantes a maestro deberán realizar una exposición oral pública, precisamente, otra de las aptitudes que cada vez están cobrando más protagonismo en el sistema educativo. Esta prueba, que deberá ir acompañada de una propuesta de aplicación en el aula de un determinado tema, tendrá una validez del 70% de la calificación final, y los aspirantes dispondrán de tres horas para llevarla a cabo. El 30% restante corresponderá a la defensa escrita de un tema de la especialidad a la que se aspira a obtener plaza, lo que, a ojos del Govern, "reduce mucho el valor memorístico" de la convocatoria. "No queremos al profesor que sabe más Matemáticas sino el que sabe enseñar mejor las Matemáticas", resumió Bargalló en enero del 2019, cuando se presentaron otras 5.005 plazas a las que se presentaron cerca de 20.000 personas. 

Reducir la interinidad

El plazo de inscripción para obtener una de las plazas va del 16 de enero al 4 de febrero, mientras que el proceso de selección dará comienzo a mediados de junio y no estará completado hasta finales de noviembre. Eso significa que esos 5.000 docentes dispondrán de credencial fija a partir de septiembre del 2022. En el horizonte, el objetivo último de reducir la interinidad, que ronda el 40% en la Secundaria y Bachillerato y el 27% en Infantil y Primaria.