Ir a contenido

Así será la educación sexual en los colegios catalanes

Se abordará de manera interdisciplinar durante toda la jornada escolar, sin ser una materia aislada

Entre los objetivos, huir de estereotipos sexistas y abordar la igualdad de género y la violencia machista

Carlos Márquez Daniel

Una madre acompaña a su hija al colegio.

Una madre acompaña a su hija al colegio. / JOSÉ LUIS ROCA

Es importante medir muy bien el lenguaje cuando se abordan asuntos que basculan entre la política, la moral, la familia, la educación y, según cómo, y aunque este sea un país laico, la religión. Por eso el Departament d'Educació, cuando habla de su programa de educación afectivo-sexual para chavales de entre 3 y 15 años, se compromete a trabajarlo "de forma explícita, sistemática, rigurosa y respetuosa", sin que sobre ni falte un solo calificativo para referirse a "aspectos básicos de coeducación, de perspectiva de género y de sexualidad". La idea es que dentro de tres años todos los centros públicos y concertados de Catalunya tengan asumida esta nueva rama educativa. Estos son sus rasgos principales. 

El documento de trabajo de este nuevo programa, que ya se aplica en países nórdicos como Dinamarca o Finlandia y que además impulsa la Unesco, deja claro que esta "no es un área o una materia aislada", es decir, que la idea no es que se disponga de una o dos horas semanales para huir de los estereotipos sexistas, aprender qué es la igualdad de género y las vicisitudes de la vida afectiva y sexual o ofrecer referentes diversos para poner en valor modelos de mujeres en distintos ámbitos. Tal y como reza el texto, al que ha tenido acceso este diario, el "enfoque será interdisciplinar" y se integrará tanto en el horario de clase como en las actividades extraescolares. Todo ello, por cierto, "compartiendo responsabilidades y reflexiones con las familias y el resto de la comunidad educativa". Por aquello de ir de la mano, no vaya a pasar que en la escuela le enseñan una cosa y en casa le vengan con otra. 

Formación de docentes

Desde la "orientación y el acompañamiento", la educación afectivo-sexual se adaptará a las edades de los niños, de manera que en infantil se trabajará a través del juego, las canciones, los cuentos o las situaciones cotidianas, para más tarde, en primaria, abordarla desde el trabajo por proyectos, el lenguaje, el uso de las redes sociales y la tecnología, y terminar en secundaria añadiendo el estudio de casos que permitan, finalmente, conseguir y asumir las competencias previstas. Para todo ello, el Govern tiene prevista la formación tanto del profesorado como de los maestros del futuro, sin descartar la creación de "un nuevo perfil profesional específico en coeducación y perspectiva de género". Para este perfil, la 'conselleria' tiene previsto un programa de formación, nueve sesiones en la misma sede de Educació en las que se abordarán temas como la prevención de la violencia machista, género e interculturalidad o la socialización de niños y jóvenes trans en los centros educativos. Habrá cursos también en noviembre y en diciembre, y toda la formación constará de 60 horas. También se dispensarán cursos más genéricos a los que se espera que acudan dos personas por centro para que ejerzan de impulsores. Docentes y familias, además, tendrán disponible en internet un portal en el que se irá añadiendo recursos y experiencias sobre la educación afectivo-sexual.

La Generalitat trabaja con la previsión de que el plan ya esté completamente implantado durante el curso 2021-2022, es decir, dentro de tres años, tal y como avanzó el martes el 'conseller' Josep Bargalló. Durante este tiempo se irá implicando a los distintos servicios territoriales, acompañando a los centros en la adaptación de la educación afectivo-sexual, formando a los docentes y ampliando la paleta de experiencias y materiales para que sea lo más efectiva y adaptada posible para cada segmento de edad.