Ir a contenido

ESCUELA PÚBLICA

Educació prorroga el decreto de comedores al menos hasta el 2020

El Govern mantiene vivo el debate ante la férrea oposición de las ampas al proyecto

La Fapac teme que la Generalitat esté esperando un "marco regulador afín a sus necesidades"

Carlos Márquez Daniel

Comedor escolar de un instituto.

Comedor escolar de un instituto. / RICARD CUGAT

No habrá decreto de comedores escolares en el curso 2019-2020. El Departament d'Educació está inmerso en la elaboración de esta nueva normativa, pero la falta de consenso hará imposible que esté listo para ser aplicado a partir del próximo septiembre. La oposición de las asociaciones de padres y madres sigue siendo uno de los principales escollos para que el Govern impulse el texto, aunque también los sindicatos se han mostrado contrarios a la iniciativa. En definitiva, y ahí está la raíz del conflicto, el texto retiraría a las ampas de la gestión de esos espacios (ese es su principal miedo), que para muchos, son uno de los pocos ámbitos que permiten la implicación directa de las familias en las escuelas. Por ahora, la propuesta queda en punto muerto. 

La Federación de Madres y Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac), ha asegurado a través de un comunicado que el propio 'conseller' del ramo, Josep Bargalló, les notificó la noticia el martes. Esta entidad comparte sus sospechas de que la Generalitat está esperando "disponer de un marco regulador afín a sus necesidades" para poder sacar adelante el decreto más adelante. Se refieren a la tramitación del proyecto de ley de Contratos de Servicios a las Personas que, según señala la Fapac, "pretende blindar vía contratación pública el servicio de comedor". "Esto significa que quieren privatizar y externalizar este servicio, y también el resto de actividades que se realizan fuera del horario lectivo en los centros educativos públicos", lamentan.

El decreto afectaría a unos 400.000 alumnos de toda Catalunya y no se prevé que se despliegue, como muy pronto, hasta el curso 2020-21. La norma debe substituir la que está en vigor desde 1996, previa a la ley vigente de Educación y que no define el comedor con un espacio educativo ni habla de nutrición o alimentos de cercanía. Para ello, el Govern también ha abierto un buzón virtual de sugerencias para que cualquier ciudadano pueda opinar sobre el asunto.  En septiembre, Bargalló negó que la intención del Govern fuera la de privatizar los comedores y recordó que una nueva directiva europea obliga a contratar el servicio a través de un concurso público. También aclaró que la intención es seguir contando con el concurso de las ampas.

Temas: Becas comedor