27 sep 2020

Ir a contenido

Educación amonesta a Catalunya por no hacer la reválida de primaria de la LOMCE

Otras seis autonomías han recibido requerimientos de la Alta Inspección del Estado por no aplicar la 'ley Wert'

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Alumnos del colegio de primaria Pere IV, en el Poblenou de Barcelona, en plena prueba de competencias básicas.

Alumnos del colegio de primaria Pere IV, en el Poblenou de Barcelona, en plena prueba de competencias básicas. / ALBERT BERTRAN

La Alta Inspección del Estado, el organismo del Ministerio de Educación que vela por el cumplimiento de las normativas estatales en esta materia, ha enviado un requerimiento a la Conselleria d'Ensenyament porque entiende que la prueba de final de primaria (la popularmente llamada 'reválida' de sexto) no se realizó en Catalunya con ajuste a lo establecido en la ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE). En concreto, los inspectores reprochan a Ensenyament que los exámenes que realizaron los estudiantes catalanes los pasados 4 y 5 de mayo no incluyeran pruebas de Ciencias Sociales y de Ciencias Naturales, como sí prevé la ley.

Además de Catalunya, también han recibido un requerimiento de Educación AndalucíaAragónCantabriaComunidad ValencianaExtremadura Baleares, según han explicado fuentes ministeriales a la agencia Efe. Además, la Inspección ha mandado "cartas de demanda de información" a AsturiasCastilla-La Mancha y País Vasco porque aún no han procedido a la regulación autonómica de la prueba citada, y se les pide que expliquen si la van a hacer y cómo. Las consejerías asturiana y castellano-manchega ya han respodidio diciendo que en breve tendrán aprobados sus presectivos decretos de despliegue de la normativa, pero el País Vasco ha insistido en que no va a poder realizar las pruebas por falta de tiempo.

La evaluación de sexto de primaria es obligatoria para todos los alumnos desde este curso, como fija la LOMCE, y no tiene efectos académicos, es decir, la nota obtenida por los estudiantes no computa en su expediente ni condiciona la obtención de ningún certificado.

De las cinco comunidades que han regulado y efectuado correctamente la prueba -Castilla y León, Galicia, La Rioja, Madrid y Murcia-, a las dos primeras se les han enviado "cartas de colaboración", indica el ministerio, para que aclaren algunos "desajustes menores" en la aplicación. 

En concreto, estas dos comunidades recurrieron a profesores de los propios centros educativos para realizar la evaluación y no a personal externo como determina la regulación estatal. Lo hicieron, a¡han alegado, dada las dificultades de desplazamiento que hay en las áreas rurales de esas autonomías, de población muy dispersa.

CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO

El conflicto por la implantación de la prueba de final de primaria amenazaba con estallar desde el pasado agosto, cuando, en el seno de una Conferencia Sectorial de Educación, las comunidades denominadas rebeldes con la LOMCE (Catalunya, País Vasco y las socialistas de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura) pidieron una prórroga para no tener que hacer estos exámenes este año. Algunas anunciaron que dejarían libertad a los centros escolares para que decidieron si la evaluación obligatoria sería con o sin exámenes.

Ya entonces, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, avisó de que la Alta Inspección del Estado "vigilaría" que las comunidades autónomas cumplieran con la LOMCE. "Iríamos a un contencioso-administrativo con aquellas autonomías, en su caso, que no han cumplido (...), pero no quiero llegar a esa situación", subrayó Méndez de Vigo.

Tras reunirse en abril con los consejeros, el titular de Educación insistió en que las leyes "no son el menú a la carta de un restaurante" ni hay "atajos para cumplirlas". "No me gustaría que hubiera unas comunidades que la hagan correctamente y otras que no" porque eso afecta al diagnóstico del sistema educativo, argumentó.