24 oct 2020

Ir a contenido

39 familias piden los 6.000 euros para escolarizar a sus hijos en castellano en coles privados

Ensenyament les ha enviado una carta para que conozcan los centros públicos que dan clases de algunas asignaturas en esa lengua

Clase de lengua catalana a un grupo de alumnos de segundo de primaria en una escuela concertada de Lleida.

Clase de lengua catalana a un grupo de alumnos de segundo de primaria en una escuela concertada de Lleida. / RAMON GABRIEL / ARCHIVO

La 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz, ha reconocido este miércoles en el Parlament que son 39 las familias de alumnos que se han acogido al decreto que prevé una ayuda de 6.000 euros para los estudiantes que quieren que el castellano sea la lengua vehicular en su enseñanza y que, al no disponer de un centro público en su municipio, optan por ir a colegios privados.

A todos ellos, ha explicado Ruiz, se les ha enviado una carta informándoles de la existencia de colegios que imparten materias no lingüísticas (Matemáticas o Ciencias, por ejemplo) en castellano, por si quieren matriculatr allí a sus hijos.

PREGUNTA DEL PP

La titular de Ensenyament ha respondido de este modo a una pregunta parlamentaria de la diputada del PPC, María José Cuevas, que ha interrogado al Gobierno sobre si "ha cambiado la política lingüística o está mintiendo", ya que, según ha dicho, encuentra sorprendente que haya tantos centros públicos en Catalunya que impartan asignaturas en castellano.

"Nos parece muy grave ofrecer a las familias escuelas bilingües que no lo son, que están a más de 40 kilómetros de su domicilio y que se amenace a los padres diciéndoles que tienen que decidir en menos de una semana. Ahora recurren al engaño, a la confusión y a la coacción", ha afirmado la portavoz de los populares catalanes en Educación.

LA BURLA DE LA LOMCE

En su opinión, la carta que está enviando la 'conselleri'a es un" fraude "para mofarse de las familias". La diputada del PP ha preguntado si el Ejecutivo catalán ya está aplicando el manifiesto del grupo Koiné, que apuesta por que en una Catalunya independiente el castellano no tenga rango de lengua cooficial. 

En su turno de réplica, la 'consellera' ha afirmado que quien se burla de las familias es la LOMCE porque "impone un sistema que no existe".