Educar es todo

Expulsados de un colegio de Cassà tres alumnos de 9 años por acosar a un compañero

Los padres de los menores castigados amenazan con denunciar a la escuela por actuar con excesivo rigor

Unos jóvenes consultan sus móviles.

Unos jóvenes consultan sus móviles. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Son alumnos de cuarto curso de primaria, de nueve años, como mucho de 10. Han sido expulsados del colegio en el que estudian, la escuela Aldric de Cassà de la Selva, porque supuestamente acosaban a un compañero, al que enviaban mensajes de Whatsapp y estaban haciendo ya la vida imposible. La expulsión, no obstante, ha indignado a los padres de los presuntos acosadores, que ahora amenazan con denunciar al colegio por el, en su opnión, excesivo rigor con que ha actuado respecto a sus hijos.

La situación de 'bullying', que además de los mensajes por el teléfono móvil también tuvo episodios de peleas entre víctima y acosadores, la resolvió la semana pasada el equipo de dirección del Aldric, uno de los dos centros públicos de Cassà, con la expulsión de los tres presuntos agresores. Uno de los factores que ha hecho más complicada la gestión de este caso es, además de la intervención de las nuevas tecnologías, la temprana edad de los protagonistas. Entre los ocho y los nueve años es cuando, según psicólogos y pedagogos, se producen los primeros casos de rechazo o acoso, ya que los niños empiezan a formar grupos y los estudiantes 'diferentes' empiezan también a ser señalados.

El castigo de los tres menores de Cassà se cumplió durante la semana pasada, aunque no ha sido hasta este miércoles cuando ha trascendido, después de que las familias de los expulsados reclamaran el amparo de la Conselleria d'Ensenyament por cómo se ha gestionado el conflicto. Cuestionan la actuación de la escuela y, al menos en dos de los casos, aseguran que los hechos que se atribuyen a sus hijos de nueve años no son ciertos, según recoge el 'Diari de Girona'. Esta misma semana está previsto que Ensenyament participe en un encuentro de mediación que se realizará en la escuela Aldric y en el que también participará la dirección del centro.

CADA CENTRO DECIDE

Noticias relacionadas

Preguntada por lo ocurrido este miércoles en los pasillos del Parlament, la 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz, no ha querido dar más detalles sobre el asunto, apelando al derecho de los menores de edad a mantener la más absoluta confidencialidad. 

Fuentes del departamento sí han informado de que se han activado los protocolos establecidos para este tipo de casos y han recordado que cada centro educativo tiene potestad para tomar las decisiones que considere más convenientes para estas situaciones. El colegio ha replicado, en declaraciones a la agencia Europa Press, que la expulsión se produjo en aras de la convivencia en la escuela y ha asegurado que está trabajando con Ensenyament para resolver el caso. 

Críticas al plan ministerial para la convivencia

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública, que integra a padres, estudiantes y sindicatos de profesores, considera «un engaño a la ciudadanía» la propuesta de plan para la convivencia escolar presentado por el Ministerio de Educación. Critican los actos «mediáticos» que está organizando el ministerio para presentar el documento, que, según dicen, el texto se ha elaborado «de espaldas a la comunidad educativa» y «por un ministerio en funciones».