Educar es todo

Badalona destapa trampas en la matrícula de escuelas concertadas

Colegios privados habrían falseado matrículas e incumplido la limitación de alumnos por aula

Ensenyament y los centros implicados aseguran que todas las irregularidades han sido ya subsanadas

Instalaciones de la escuela Garbí Pere Vergés en Badalona.

Instalaciones de la escuela Garbí Pere Vergés en Badalona. / RICARD FADRIQUE

3
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BADALONA

Alumnos de cinco años matriculados como si estuvieran ya cursando sexto de primaria; grupos de estudiantes 'fantasma' que no constaban en la matrícula oficial; aulas con 29 niños cuando solo estaban autorizadas 21 plazas porque las aulas son pequeñas y la escuela no ha hecho las obras necesarias; escolares (hijos de distintas familias) que han sido preinscritos por un mismo adulto, que luego ha resultado ser la directora del colegio... La lista de irregularidades que en los últimos años habrían cometido algunos colegios concertados (subvencionados por la Generalitat) de Badalona es, cuando menos, variada.

Estas artimañas -a veces, errores involuntarios, según sus autores; otras veces, claras argucias fuera de la ley para tratar de mantener las subvenciones públicas- han sido destapadas por la federación de asociaciones de padres de alumnos de centros públicos (Fampas) de Badalona, que reclama más mano dura a la Administración y que exige, llegado el caso, que se penalice a los infractores con la retirada de las ayudas de la Generalitat. La Conselleria d'Ensenyament asegura, por su parte, que todas las acciones denunciadas han sido ya enmendadas y debidamente sancionadas o amonestadas. Y subraya que los mecanismos del servicio de Inspección han funcionado en todos los casos.

Los responsables de estas prácticas irregulares, contactados la semana pasada por EL PERIÓDICO, se escudan, de entrada, en que los últimos años no han sido fáciles para la escuela concertada. A la crisis y los recortes en educación, se ha sumado la caída que ha experimentado la natalidad en el conjunto de Catalunya y que en Badalona, por motivos aún no analizados, ha sido especialmente acusada. Sin ir más lejos, aseguran que este año 2016 está previsto que en la preinscripción para P3 en las escuelas de la ciudad haya un 7,5% menos de niños que el año pasado

Las claves de la noticia

  • EN OTRO CURSO  Una de las prácticas irregulares detectadas en escuelas concertadas consiste en matricular a un alumno en un nivel en el que el colegio tiene plazas vacantes (la ratio es de 25 alumnos por aula en infantil y primaria y de 30 en secundaria, pero la ley permite superarla en hasta el 20%). Así, por ejemplo, los inspectores de Ensenyament constataron que en el curso 2011-2012 un centro inscribió a un estudiante de cinco años en sexto de primaria. En realidad, el niño iba a ir a una clase de P5, pero en esta no había plazas libres.
  • ALUMNOS 'FANTASMA' ALUMNOS 'FANTASMA' Un colegio de la parte alta de Badalona, con dos líneas concertadas (subvencionadas), puso en marcha hace dos años un tercer grupo de primer de ESO, pese a que la ley prohíbe de forma explícita que una escuela tenga en un mismo nivel clases concertadas y clases no concertadas. El centro tuvo durante un tiempo a 21 alumnos fuera de la matrícula oficial. Tras ser expedientado por Ensenyament, acabó renunciando al concierto para todas las clases. La dirección de la escuela ha asegurado a este diario que la renuncia fue “voluntaria”.

"El problema es doble: en P3 faltan alumnos, pero en primero de la ESO, al menos en el caso de Badalona, faltan institutos públicos, que no se han construido estos años. Eso beneficia claramente a la concertada", afirma David Guerrero, presidente de la Fampas.

El Síndic de Greuges de Catalunya ha instado a la Generalitat a extremar aún más los mecanismos de supervisión "en el proceso de admisión de alumnos correspondiente al curso 2016-2017 para verificar que no se cometen irregularidades en los centros implicados". El Síndic ha pedido también a Ensenyament más transparencia, porque en varios de los casos tratados, "que podrían ser causa de incumplimiento grave del concierto", el departamento no ha facilitado toda la información requerida. 

Las irregularidades hasta ahora conocidas afectan a los colegios Arrels-Esperança y Arrels-Timbals (pertenecientes ambos a una misma fundación) y Garbí Pere Vergés, que fueron sancionados, y al Nen Jesús de Praga, para el que solo hubo una amonestación. Ensenyament confirma asimismo haber investigado un caso en la preinscripción del 2015 en la escuela López Torrejón, que finalmente "se corrigió antes de la matrícula", asegura la directora del centro.

Noticias relacionadas

"Las acusaciones son graves", admite, por su parte, la concejala de Educación en el Ayuntamiento de Badalona, Laia Sabater, que lamenta que la escasa contundencia con que muchas veces actúa la Generalitat en estos casos puede acabar dando alas a nuevos fraudes.

Picaresca al servicio de la subvención