30 mar 2020

Ir a contenido

INFORME DE LAS UNIVERSIDADES

Catalunya es la comunidad que más ha subido las tasas universitarias

Los precios públicos de las matrículas han subido un 158% desde el 2008

La cuantía media de las becas se ha reducido un 15% en el conjunto de España

Manifestación de estudiantes universitarios por el centro de Barcelona contra los recortes en educación.

Manifestación de estudiantes universitarios por el centro de Barcelona contra los recortes en educación. / DANNY CAMINAL

Catalunya es la comunidad autónoma en la que más ha crecido el precio de la matriculas universitarias desde que se inició la crisis y se aplicaron los recortes. Entre 2008 y 2013 las tasas han aumentado en Catalunya mucho más del doble, un 158%, frente al 117% de Madrid y el 93% de la Comunidad Valenciana, la otras dos autonomías donde estos precios públicos se han disparado.

El informe 'La Universidad Española en Cifras 2013-2014, de la organización de rectores Crue, presentado este viernes, añade que el coste de las matrículas para los alumnos "se ha ampliado de forma progresiva, agudizando las diferencias" entre comunidades desde la aprobación del real decreto ley de 2012 de racionalización del gasto público en educación. Y no se trata de que el aumento tenga relación con la riqueza de cada territorio. Catalunya es también la comunidad en la que  las tasas universitarias suponen un esfuerzo mayor sobre la renta per cápita (7,5 %), frente al País Vasco, la autonomía donde este es menor (3,4 %).

El aumento de las tasas no se compensó con un incremento de la becas para mantener la igualdad de oportunidades. La cuantía media de la beca por alumno de las universidades públicas presenciales fue de 2.562 euros en el curso 2013-2014, incluido el importe de la matrícula, con lo que retrocedió a niveles de 2004-2005 tras aumentar constantemente hasta 2012-2013 (3.256 euros). La caída respecto al 2008 es del 14% y respecto al curso anterior del 21%.

El número de ayudas del Ministerio de Educación a estudiantes de carreras se incrementó en un 41,12 % en comparación con 2008-2009, pese al "endurecimiento" de las exigencias académicas para la obtención y renovación, debido a la pérdida generalizada de ingresos de los españoles durante la crisis (-6,62 % entre 2008 y 2013), de forma que más alumnos cumplen con los requisitos de renta familiar para conseguir beca.

España es el cuarto país de la UE donde el importe anual medio por matrícula de grado fue más alto en el curso 2013-2014 (1.257 euros), de acuerdo con un informe de la Comisión Europea (National Student Fee and Support Systems) citado por la Crue, por detrás de Reino Unido (4.409), Irlanda (2.500) e Italia (1.300).

Entre 2010 y 2013, la reducción de la financiación y las limitaciones de reposición de bajas por jubilación supusieron una pérdida de 8.419 empleos públicos universitarios (4.943 profesores a tiempo completo).

Las universidades ingresaron 422 millones de euros más (36,3 %) por la subida de los precios de matrícula en ese período, pero la financiación estructural conjunta que recibieron de las administraciones públicas cayó en 1.082 millones (-16 %), con una pérdida de 660 millones.

DISPARIDAD REGIONAL

El estudio constata una enorme disparidad regional, que va desde la caída del 41,3 % en la financiación estructural universitaria de Castilla-La Mancha, hasta el incremento del 5 % en Asturias y del 1,4 % en Andalucía.

La "pronunciada y acelerada" reducción de recursos ha forzado una disminución de gastos liquidados por las universidades públicas de 1.172 millones de euros (-11,8 %) entre 2010 y 2013. Las transferencias corrientes cayeron un 17,3 % y las inversiones reales se desplomaron un 30,8 %. Los gastos en personal se redujeron un 5,7 %. El gasto público universitario del 2013 (8.774 millones de euros) bajó a niveles del 2006.

Otros indicadores señalan, por el contrario, que ha mejorado en un 21,7 % el rendimiento académico de los alumnos de las universidades públicas (créditos aprobados sobre matriculados) y se ha corregido en parte el desfase entre oferta y matriculación en carreras con demanda baja.

El informe, basado en datos de las universidades, ha sido dirigido por Juan Hernández Armenteros (Universidad de Jaén) y José Antonio Pérez García (Politécnica de Valencia).