Presentación del IRPF

¿Puedo aplazar el pago de la declaración de la renta? ¿Cómo?

¿Puedo aplazar el pago de la declaración de la renta? ¿Cómo?
3
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

El pasado 6 de abril comenzó la campaña de la declaración de la renta. El último día que tienen los contribuyentes para presentarla es este jueves, día 30.

Depende de las gestiones que se realicen, hay unos plazos u otros de presentación del borrador. El trámite vía internet se podrá realizar desde el inicio de la campaña y hasta el último día.

Desde el pasado 5 de mayo también se puede presentar por teléfono, y entre el pasado día 1 y este jueves, coincidiendo con el periodo ordinario de la campaña, los contribuyentes podrán presentar su declaración en las oficinas de la Agencia Tributaria. Con resultado a ingresar y con domiciliación bancaria, el plazo ha concluido el pasado día 27.

Una vez presentada, lo más habitual es que salga a devolver, es decir, que el contribuyente reciba dinero de la Agencia Tributaria porque ha pagado de más.

Pago a Hacienda

Pero en algunos casos, toca pagar al fisco. Si sucede eso, se puede fraccionar la cantidad, sin coste extra, en dos pagos. El primero, que será de un 60% del total del pago, se hará en el momento de presentar la declaración de la renta, mientras que el segundo se puede hacer cuando el contribuyente quiera, pero siempre antes del 8 de noviembre, siendo el 7 de noviembre el último día para realizarlo.

Puede suceder que toque pagar a Hacienda y no se disponga de dinero o efectivo, por lo que se puede querer retrasar el pago de las deudas tributarias. En realidad, se puede solicitar un aplazamiento para casi todos los impuestos: liquidaciones del IVA, Impuesto de Sociedades, Impuesto de Sucesiones... y también la declaración de la renta.

¿Cómo funciona?

Si lo que se quiere es aplazar la declaración de la renta y el importe a pagar no supera los 30.000 euros, se puede solicitar el aplazamiento sin justificar nada a Hacienda ni aportar garantías. Hay que solicitar el aplazamiento a través de Renta Web al presentar la declaración de la renta. En primer lugar hay que marcar la casilla 'No fraccionado', seleccionar la opción 'Otras modalidades de pago' y después pulsar en 'Reconocimiento de deuda', con solicitud de aplazamiento.

Para terminar, hay que firmar y enviar. Aparece una nueva pantalla que confirma que se ha realizado la presentación, con la cantidad pendiente de ingreso y la clave de liquidación de la deuda. Entonces, hay que pulsar la opción 'Tramitar deuda' y se abre una ventana en la que hay que pulsar 'Aplazar'. Finalmente, hay que cumplimentar la solicitud con todos los datos, firmar y enviar el documento.

Si la deuda es superior a 30.000 euros, hay que demostrar la existencia de dificultades financieras y aportar garantías de pago.

Intereses

El aplazamiento tiene un coste, porque hay que pagar un interés que se fija en los Presupuestos Generales del Estado. En 2022 el tipo de interés es 3,75%.

Hay que tener en cuenta que es incompatible solicitar el pago fraccionado de la renta con el aplazamiento.

Los plazos para pagar la deuda los pone el deudor junto con la cantidad de dinero que liquidará en cada plazo, que tiene que ser mensual, y la Agencia Tributaria decide si acepta o no la propuesta. El plazo máximo de aplazamiento para las deudas inferiores a 30.000 euros es de 12 meses.

Aplazamiento denegado

Hacienda puede denegar el aplazamiento del pago de la declaración de la renta. Si eso sucede y la deuda está en periodo voluntario de pago, tienes que pagar el importe de la deuda más los intereses de demora, que se calculan desde la fecha de la solicitud del aplazamiento hasta la fecha de denegación.

Noticias relacionadas

Si se incumple el pago de alguna cuota de las que han sido aplazadas, Hacienda emite una providencia de apremio estableciendo nuevos plazos para el abono de la deuda con el recargo correspondiente. Este recargo puede ser el 20% si se ingresa fuera del plazo de apremio o el 10% si se paga la deuda antes del vencimiento de la deuda apremiada.

Si la deuda tampoco es pagada, Hacienda puede ordenar embargos de cuentas y exigir el pago de toda la deuda. Además, se considera que no estás al corriente con Hacienda, lo que impedirá que puedas pedir aplazamientos en el futuro.